Otros invertebrados

Medusa irukandji

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio. 6 septiembre 2023
Medusa irukandji

La medusa irukandji (Carukia barnesi) causa el síndrome irukandji. Tiene cuerpo en forma de cubo, es muy pequeña y vive en Australia. Tiene 4 tentáculos en los cuales hay células que inyectan veneno. Las medusas son animales invertebrados marinos que, aunque parezcan muy sencillos, tienen adaptaciones de defensa muy avanzadas para dominar su entorno. Poseen un filamento oculto llamado cnidocito que sale al contacto con el tegumento exterior, clavándose en la amenaza a forma de arpón e inyectando veneno. Este veneno tiene diferentes grados de toxicidad, pero el más alto lo tienen las cubomedusas. Dentro de este orden está la medusa irukandji, que causa un síndrome del mismo nombre. Es importante resaltar que existen dos especies de medusas que se les llama indistintamente irukandji porque causan el mismo síndrome, que son Carukia barnesi y Malo kingi, pero en este artículo nos centraremos solamente en C. barnesi por ser a la más popular de ambas. Para descubrir las características de la medusa irukandji, dónde vive, su alimentación y más detalles, sigue leyendo este artículo de BIOenciclopedia.

También te puede interesar: Medusa

Índice

  1. Características de la medusa irukandji
  2. Dónde vive la medusa irukandji
  3. Alimentación de la medusa irukandji
  4. Reproducción de la medusa irukandji
  5. Amenazas y conservación de la medusa irukandji
  6. Curiosidades de la medusa irukandji

Características de la medusa irukandji

Carukia barnesi, llamada popularmente medusa irukandji, tiene cuerpo en forma de cubo, de aquí que pertenezca al orden Cubomedusae.

Es extremadamente pequeña, y es prácticamente imperceptible al ojo humano dentro de los vastos mares. Son transparentes y su cuerpo mide de 30 milímetros a 1,5 centímetros, pero tiene 4 tentáculos extremadamente largos en proporción al cuerpo, que miden de 5 a 50 centímetros de largo. Estos penden de cada esquina del manto cúbico.

En los mencionados tentáculos están alojadas las células punzantes que inyectan veneno, llamadas cnidocitos. El veneno deriva en el llamado síndrome irukandji, que incluye hipertensión grave y repentina, dolor muscular, náuseas, sudoración, alteración, dificultad para respirar, y parálisis. Es frecuente que el síndrome llegue estando aún en agua, con probabilidad de causar ahogamiento. Los mencionados síntomas son principalmente causados por la liberación unas hormonas llamadas catecolaminas endógenas, que son el conjunto de hormonas que aumentan la alerta del cuerpo, como son la noradrenalina, dopamina y adrenalina.

Por lo general, los síntomas duran 24 horas, pero en ciertos casos puede alargarse por semanas, y en casos extremos donde no hay tratamiento puede llegar a la muerte. No existe un antiveneno específico para la especie, pero el tratamiento incluye la aplicación de vasodilatadores y bloqueos adregénicos, así como infusiones de magnesio. Siempre debe llevarse a cabo por profesionales en unidades de salud.

Medusa irukandji - Características de la medusa irukandji

Dónde vive la medusa irukandji

Australia es conocida por tener especies peculiares y muy peligrosas, y este es el caso de la medusa irukandji. Solamente se encuentra en Australia, en las costas del norte desde Broome hasta Rockhampton y Queensland.

Son marinas y viven en mar abierto, a profundidades de 10 a 20 metros. Se asocia a las aguas profundas de arrecifes coralinos de la Gran Barrera Australiana de Coral, y de aquí que haya accidentes en personas que bucean en la zona.

Alimentación de la medusa irukandji

Usa un potente veneno para conseguir presas para alimentarse. Gracias a eso puede alimentarse de invertebrados, como zooplancton y crustáceos, y de vertebrados, principalmente peces pequeños, que quedan enredados en los largos tentáculos y siendo paralizados en el acto. Una vez capturados, la medusa los lleva hacia su boca para digerir internamente. Los desechos son liberados del mismo orificio porque no tienen sistema excretor diferenciado.

Aquí puedes leer más sobre el Zooplancton: qué es y ejemplos.

Reproducción de la medusa irukandji

El ciclo de vida de las medusas es muy peculiar porque alternan un estado inmóvil y asexual, con otro de vida libre y con capacidad reproductiva. Todavía no se cuenta con un registro exacto para C. barnesi, pero sigue el mismo principio que otras medusas.

Tal ciclo comienza con una larva plánula de vida libre, que tras un par de días se asienta sobre el sustrato marino para fijarse. Aquí crecerá como un pólipo inmóvil, que es la fase asexual de la medusa. Con ayuda de los tentáculos orales forman corrientes de agua para atraer alimento a ellos. Estos pólipos pueden gemarse y formar otros pólipos nuevos, de forma asexual.

Conforme crezca, el pólipo se convertirá y se metamorfoseará absorbiendo los tentáculos, en una medusa se vida libre y en la fase sexual. Estos adultos liberan los gametos femeninos y masculinos al agua, donde se fertilizarán para producir la larva plánula, y el ciclo comienza de nuevo. El momento de madurez sexual llega cuando el manto de las cubomedusas mide cerca de 8 milímetros.

Medusa irukandji - Reproducción de la medusa irukandji

Amenazas y conservación de la medusa irukandji

El estado de conservación de C. barnesi no está evaluado, pero no está en peligro de extinción ni tampoco existen amenazas grandes hacia sus poblaciones. Por ejemplo, uno de sus principales depredadores son las tortugas marinas, como la tortuga laúd o la tortuga carey, y estas ayudan a mantener en equilibrio sus poblaciones, sin suponer un riesgo para la supervivencia de esta especie.

Curiosidades de la medusa irukandji

  • Los humanos percibimos su picadura como si sintiésemos una muerte inminente, un fenómeno psicológico que hace sentir como si uno estuviera apunto de morir.
  • El nombre irukandji hace referencia a una población aborigen de las costas donde se encontró la medusa.
  • Se le conoce también como "medusa asesina".
  • Jack Barnes, un médico explorador, descubrió a esta medusa y se expuso a sí mismo junto con su hijo de 9 años a la picadura para analizarla. Uno de sus aportes fue que las medusas no descargan en superficies sintéticas, y que es recomendable que se usen pantalones de estos materiales para evitar accidentes en bañistas y salvavidas.
  • El riesgo de picadura sucede en las temporadas más calientes, solo en Australia.
  • Tienen un ojo primitivo a cada lado de su cuerpo. No tienen un cerebro que procese la información que recogen estos ojos, pero sí responden inmediatamente a los estímulos y señales que la luz lanza, por ejemplo, para orientarse o para detectar presas.
  • Son nadadoras ágiles y rápidas.
  • El color transparente les atribuye una adaptación antidepredadores, llamada adaptación críptica.

Ahora has descubierto mucho más sobre la famosa medusa irukandji, por ello te animamos a seguir aprendiendo sobre los animales marinos. En estos otros artículos de BIOenciclopedia verás estos ejemplos de otros animales marinos raros y peligrosos: Avispa de mar y Carabela portuguesa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Medusa irukandji, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros invertebrados.

Bibliografía
  • Cameron, P. Jelinek, G., Everitt, I., Browne, G., Raftos, G. (2007). Tratado sobre medicina de urgencias pediátricas. Países Bajos: Elsevier Health Sciences Spain.
  • atel, V. and S. Ruzi (2012) "Carukia barnesi" Disponible en: https://animaldiversity.org/accounts/Carukia_barnesi/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Medusa irukandji