Otros invertebrados

Medusas del Mediterráneo

 
Medusas del Mediterráneo

Algunos tipos de medusas del Mediterráneo son medusa radiada o de compases, medusa común, avispa marina del Mediterráneo, medusa huevo frito, aguamala, medusa luminiscente, medusa aequorea y medusa gigante, entre otras muchas. Las medusas son animales marinos que pertenecen al filo de los cnidarios, que se caracterizan por tener unas células especializadas llamadas cnidocitos, que pueden inyectar veneno a sus presas o a sus agresores. El Mar Mediterráneo alberga una gran diversidad de especies de medusas, algunas de las cuales pueden ser peligrosas para los humanos y otras inofensivas. Si quieres saber más sobre ellas, quédate y lee este artículo de BIOenciclopedia en el que vamos a conocer algunas de las especies de medusas del Mediterráneo más representativas.

También te puede interesar: Medusa

Índice

  1. Medusa radiada o de compases (Chrysaora hysoscella)
  2. Medusa común (Aurelia aurita)
  3. Avispa marina del Mediterráneo (Carybdea marsupialis)
  4. Carabela portuguesa o fisalia (Physalia physalis)
  5. Medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata)
  6. Aguamala (Rhizostoma pulmo)
  7. Medusa luminiscente (Pelagia noctiluca)
  8. Medusa velero (Velella velella)
  9. Medusa aequorea (Aequorea forskalea)
  10. Medusa gigante (Rhizostoma luteum)
  11. Otras especies de medusas del Mediterráneo
Ver más >>

Medusa radiada o de compases (Chrysaora hysoscella)

Como su propio nombre indica, esta medusa tiene una umbrela blanca con rayas marrones que parten de un centro, como un compás, lo que ha convierte en una especie fácilmente reconocible, aunque algunos ejemplares presentan una coloración más difusa. Mide hasta 30 cm de diámetro y tiene tentáculos largos que pueden llegar a 5 metros. Generalmente, se encuentra en aguas abiertas, pero puede encontrarse en las costas como consecuencia de la acción de las corrientes y mareas. Su picadura causa quemaduras y ronchas que pueden permanecer en la piel en forma de verdugones que tardan en desaparecer por completo.

Medusas del Mediterráneo - Medusa radiada o de compases (Chrysaora hysoscella)

Medusa común (Aurelia aurita)

Se trata de una medusa muy estudiada y conocida, aunque no es especialmente frecuente en el Mediterráneo. Tiene una umbrela transparente con un tinte blanco azulado y cuatro círculos visibles bajo ella, que son las gónadas. Presenta un tamaño medio, de hasta 25 cm de diámetro, y su picadura es leve y casi imperceptible, lo que hace que su peligrosidad para el ser humano sea realmente baja. Es una especie más fácil de ver en las costas que en mar abierto, y suele ser una de las responsables de las alertas de bancos de medusas en las playas a pesar de su baja peligrosidad.

Medusas del Mediterráneo - Medusa común (Aurelia aurita)

Avispa marina del Mediterráneo (Carybdea marsupialis)

Es un cubozoo, también denominados comúnmente cubomedusas, por lo que tiene una umbrela cuadrada, de unos 3 cm de lado. Su cuerpo es transparente casi al completo, pero cuenta además con 4 tentáculos largos con bandas rojas que pueden medir hasta 30 cm y que están repletos de cnidocitos, que son las estructuras responsables de la picadura. Esto hace que su picadura sea especialmente dolorosa y llegue a causar ronchas y otras lesiones en la piel, pero debido a que es un animal que prefiere las profundidades de en torno a los 20 metros, no supone un problema para el ser humano en las costas y playas.

Te recomendamos conocer más sobre el grupo de las cubomedusas leyendo este otro artículo sobre la Avispa de mar.

Medusas del Mediterráneo - Avispa marina del Mediterráneo (Carybdea marsupialis)

Carabela portuguesa o fisalia (Physalia physalis)

En realidad no es una medusa verdadera, sino un hidrozoo. Aunque su aspecto recuerde al de una medusa, se trata de una agrupación colonial de miles de individuos de tipo pólipo, especializados en diferentes funciones dependiendo de la parte de la colonia que ocupan. Tiene una vela azulada y rellena de gas que flota en la superficie y unos tentáculos que pueden alcanzar los 50 metros en los casos más extremos. Es muy fácil de detectar y reconocer gracias a su pneumatóforo, la estructura flotadora, que se puede ver sin dificultad sobre el agua.

No es una especie especialmente abundante en el Mediterráneo, pero ser vista moviéndose a merced de las mareas y el viento y alcanzar las costas de este mar. Su picadura es realmente peligrosa para el ser humano, ya que posee una alta concentración de nematocistos y su veneno tiene propiedades neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas. Puede provocar shock anafiláctico o parálisis respiratoria, lo que puede desembocar en la muerte.

Conócela mejor leyendo este artículo sobre la Carabela portuguesa.

Medusas del Mediterráneo - Carabela portuguesa o fisalia (Physalia physalis)

Medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata)

Tiene una umbrela amarillenta con una protuberancia central que recuerda a un huevo frito, lo que le aporta su nombre común y la hace fácilmente reconocible. Mide unos 35 cm de diámetro y tiene unos tentáculos cortos y finos.

Se trata de una especie muy abundante en el Mediterráneo, tanto durante el verano como durante el otoño, lo que la convierte en una pobladora habitual de las costas y playas. Suelen aparecer en bancos, arrastradas por las corrientes y buscando aguas cálidas.

Por suerte, su picadura no es peligrosa para los humanos debido a la baja concentración de cnidocitos en sus tentáculos y a la corta longitud de estos. Con precaución, se puede disfrutar buceando entre ellas y suele ser frecuente ver pequeños peces atrapados entre sus tentáculos.

Medusas del Mediterráneo - Medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata)

Aguamala (Rhizostoma pulmo)

También conocida como aguaviva, es una de las medusas más grandes del Mediterráneo, puede medir hasta 90 cm de diámetro. Tiene una umbrela blanca o azulada con unos lóbulos en el borde y unos tentáculos gruesos y ramificados.

Se trata de una especie habitual del Mediterráneo y el Atlántico, y se piensa que puede desplazarse de forma autónoma y no solo dependiendo de las corrientes.

Su picadura no es muy tóxica para los humanos, por lo que no supone un peligro importante, pero puede llegar a producir reacciones alérgicas en la piel sin necesidad de que se produzca un contacto directo, especialmente en aguas costeras con poco intercambio con mar abierto.

Medusas del Mediterráneo - Aguamala (Rhizostoma pulmo)

Medusa luminiscente (Pelagia noctiluca)

Otra de las medusas del Mediterráneo es la medusa luminiscente. Tiene una umbrela rosada o violácea con unos tentáculos largos y urticantes que pueden medir hasta 4 metros. Mide hasta 20 cm de diámetro y puede emitir luz en la oscuridad, lo que le aporta su nombre.

Es una especie muy abundante en el mar Mediterráneo, predominando en aguas abiertas, aunque también puede encontrarse en las costas. Se considera una especie de peligrosidad alta debido a su picadura, que provoca grandes reacciones en la piel y puede llegar a dejar heridas abiertas.

Medusas del Mediterráneo - Medusa luminiscente (Pelagia noctiluca)

Medusa velero (Velella velella)

Otra especie que no es una medusa verdadera, sino un sifonóforo, pero se parece a las medusas y las personas solemos confundirlas. Tiene un disco ovalado de unos 7 cm de largo, con una vela triangular que le permite desplazarse por el viento. Su color es azul o violeta. Se trata de un ejemplar llamativo a pesar de su reducido tamaño, y su picadura es completamente inofensiva para el ser humano.

Medusas del Mediterráneo - Medusa velero (Velella velella)

Medusa aequorea (Aequorea forskalea)

En este caso, hablamos de una medusa que posee una umbrela transparente con unas costillas radiales que se ven como líneas blancas. Mide hasta 20 cm de diámetro y tiene unos tentáculos cortos y finos. La picadura de la medusa aequorea se considera inofensiva, pues su picadura es tan leve que rara vez se nota.

Medusas del Mediterráneo - Medusa aequorea (Aequorea forskalea)

Medusa gigante (Rhizostoma luteum)

Es una de las medusas más grandes del Mediterráneo, puede medir hasta 70 centímetros de diámetro y pesar hasta 40 kg. Tiene una umbrela blanca o amarillenta con unos lóbulos en el borde y unos tentáculos gruesos, ramificados y largos que pueden alcanzar los 2 metros.

Es una especie muy escasa, pero que ha sido vista en las cosas españolas del Mediterráneo. Su picadura no es peligrosa para los humanos, pero puede serlo para los peces.

Medusas del Mediterráneo - Medusa gigante (Rhizostoma luteum)

Otras especies de medusas del Mediterráneo

  • Medusa cigarra (Olindias muelleri)
  • Medusa invertida (Cassiopea xamachana)
  • Medusa melón (Cephea cephea)
  • Medusa de rayas naranjas (Gonionemus vertens)
  • Botón azul (Porpita porpita)
  • Discomedusa lobata (Lobonema smithii)
  • Catostylus tagi
  • Mawia benovici
  • Neotima lucullana
  • Medusa bolsa (Tripedalia cystophora)
  • Solmissus albescens
  • Medusa manchada (Phyllorhiza punctata)

Si te ha gustado descubrir a las medusas del Mediterráneo, te animamos a conocer estos animales que se parecen a las medusas, los Ctenóforos: características y ejemplos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Medusas del Mediterráneo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros invertebrados.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 11
Medusas del Mediterráneo