menu
Compartir

Flamenco

Por Equipo de redacción. 11 octubre 2022
Flamenco

Los flamencos son los únicos miembros de la familia Phoenicopteridae y se distinguen por sus largas patas, cuello largo y curvo, así como por emitir una vocalización parecida a la del ganso. Pertenecen a la misma familia de las cigüeñas, garzas e ibis y existen 6 especies de flamenco.

Quédate en este artículo de BIOenciclopedia, donde conocerás las características del flamenco, dónde vive, qué come y mucho más.

También te puede interesar: Halcón peregrino

Características del flamenco

Los flamencos forman parte de las llamadas "aves zancudas" y presentan tamaños que varían en función de la especie. Por ejemplo, el flamenco común (Phoenicopterus roseus) es la especie más grande, midiendo de 120 a 150 cm y pesando 3,5 kg. Por el contrario, el flamenco enano (Phoenicopterus minor) es el más pequeño, midiendo 80 cm y con un peso de 2,5 kg. En todas las especies, los machos son más grandes y pesados que las hembras.

El color del plumaje varía con la especie. Por ejemplo, los que habitan en ambientes caribeños suelen ser brillantes y de tonos carmín o bermellón. Los chilenos son rosa pálido. Estas variaciones e intensidades en el color se deben a su buena o mala alimentación. Solamente cuando son recién nacidos son de color blanco o gris. Sus ojos también cambian de color al llegar a la etapa adulta, pues el primer año de vida son de color gris para luego cambiar a un tono amarillo de por vida. Poseen 12 plumas principales de vuelo de color negro, visibles solamente cuando extienden las alas. Como dato curioso, se vuelven rosados conforme crecen y modifican su alimentación, pues los adultos incluyen en su dieta alimentos que contienen carotenoides, es por ello que llevan ese hermoso color. Si los carotenoides escasean en su dieta, el plumaje palidece.

Flamenco - Características del flamenco

Comportamiento del flamenco

Los flamencos son animales muy sociales. Es muy común ver colonias de cientos de aves conviviendo en su hábitat natural. Para comunicarse entre ellos, utilizan sus mecanismos nasales y vocales. Se usa mucho la comunicación entre los adultos y sus crías.

La mayor parte de su día se alimentan, se acicalan y descansan. En este acicalamiento se distribuyen un aceite natural que se produce en una glándula ubicada en la base de la cola, cubriendo por completo el plumaje que les brindará una protección impermeabilizante.

Dónde viven los flamencos

Todos los flamencos habitan en áreas tropicales y subtropicales. Existen flamencos en Perú, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y sur de Brasil. Especies como el flamenco enano habita en regiones de África. El flamenco del Caribe se encuentra principalmente en Cuba, Bahamas y en la Península de Yucatán.

En cuanto al hábitat de los flamencos, son encontrados en lagos, lagunas costeras, marismas, estuarios, zonas de manglares, llanuras de marea e islas de arena en la zona intermareal. Su hábitat está rodeado de aguas saladas, salobres y alcalinas de poca profundidad.

Alimentación del flamenco

Siguiendo con las características del flamenco, vamos a conocer ahora cómo es su alimentación. El flamenco se considera un animal omnívoro. La composición de la dieta varía un poco entre las especies, que tienen distribuciones y hábitats diversos. No obstante, su alimentación general está constituida por algas, larvas, insectos, crustáceos, moluscos y pequeños peces.

La especie más pequeña de flamenco se alimenta con apenas 60 g al día. El flamenco contiene en su lengua carnosa unos mecanismos que filtran el alimento que contiene en su interior gran cantidad de agua, ingiriendo solamente lo que es necesario y sacando el exceso de líquido.

Reproducción del flamenco

Pueden reproducirse en diferentes épocas del año y hasta los seis años de edad. Para invitar al macho al apareamiento, la hembra, estando de pie, baja la cabeza y extiende sus alas. Este acto ocurre en el agua y el macho se posiciona sobre la espalda de la pareja.

Los flamencos construyen montículos para formar sus nidos utilizando piedras, paja y plumas. Estos nidos pueden medir hasta 30 cm y se construyen hasta seis meses antes de la puesta del huevo. Los montículos sirven como protección al extremo calor y a las inundaciones leves. Por lo general, ponen un solo huevo, aunque se han presentado casos de dos, pero muy pocas veces. El período de incubación dura entre 27 y 31 días. Tanto el macho como la hembra se turnan para incubarlo. Cuidadosamente levantan y giran el huevo evitando que caiga desde el montículo, ya que si llegara a suceder, no lograría recuperarse.

Flamenco - Reproducción del flamenco

Si deseas leer más artículos parecidos a Flamenco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Aves.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Flamenco
1 de 3
Flamenco

Volver arriba