Otros invertebrados

Carabela portuguesa

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 7 julio 2023
Carabela portuguesa

Entre los animales peligrosos del mar tenemos a la popular carabela portuguesa, también conocida como fragata portuguesa, de un aspecto muy peculiar y colores llamativos. Su nombre científico es Physalia physalis, y suele asociarse con las medusas por su aspecto gelatinoso, pues ambas pertenecen al filo Cnidaria. A pesar de no tener cerebro y de tener una morfología simple, se trata de un complejo animal colonial con un sorprendente sistema de defensa que involucra un potente veneno. Te invitamos a leer este artículo de BIOenciclopedia para conocer más sobre este enigmático animal marino.

También te puede interesar: Medusa irukandji
Índice
  1. Características de la carabela portuguesa
  2. Dónde vive la carabela portuguesa
  3. Alimentación de la carabela portuguesa
  4. Reproducción de la carabela portuguesa
  5. Curiosidades de la carabela portuguesa

Características de la carabela portuguesa

  • Este animal es muy particular, porque no se trata de uno solo, sino de una colonia formada por varios individuos llamados zooides, organizados para dividir actividades para mantener a todo el conjunto con vida.
  • Sobre el agua se observa el flotador de 30 centímetros de largo llamado neumatóforo. Es una estructura transparente de color azul. El doro está comprimido y coloreado de rosa, formando una estructura similar a una vela de barco que le sirve para ser transportada por el viento. Esto es indispensable para su desplazamiento porque no tiene capacidad de nado activo y depende completamente del viento. Esta bolsa de aire está llena de aire para poder flotar, y se compone de nitrógeno, oxígeno y argón.
  • En la base del flotador están los se encuentran los zooides responsables de la reproducción, que más adelante veremos a detalle.
  • Del flotador cuelgan zooides organizados en forma de tentáculos de hasta 10 metros, pero que prácticamente son invisibles por el color transparente. Están revestidos por nematocistos, células especializadas con un filamento que sale ante cualquier estímulo, para engancharse en el objeto externo e inyectar veneno neurotóxico que se acumula dentro de la cápsula de dicha célula. Los zooides que forman estos tentáculos sirven para capturar el alimento y se les llama gastrozoides, mientras tienen otros similares para defensa llamados dactilozoides.
  • La picadura de carabela portuguesa es muy dolorosa, dejando una sensación de quemazón. El primer síntoma es la hinchazón y enrojecimiento de la zona por donde pasó el tentáculo, junto con vesículas o ronchas que pueden durar pocos días o hasta semanas. Si queda herida abierta pueden alojarse bacterias oportunistas. Unos minutos después de la picadura, esta causa sensación de ansiedad junto con problemas para respirar, hipotermia, náuseas y ralentización del ritmo cardíaco. Los síntomas suelen pasar en un par de horas, aunque puede durar más días. Si se complica puede causar coma o hasta la muerte. Esto será determinado por la cantidad de piquetes recibidos, qué tan profundo llegaron y si entraron a torrente sanguíneo o nervios, y también por la condición de la persona. Los niños son más propensos a cuadros complejos por su tamaño pequeño.
  • Para evitar estos riesgos, está completamente desaconsejado tocar las carabelas portuguesas. No son agresivas, pero su sistema se activa ante cualquier roce.
Carabela portuguesa - Características de la carabela portuguesa

Dónde vive la carabela portuguesa

Se le encuentra en las aguas tropicales del océano Atlántico, Pacífico e Índico, así como en mares propios de esos océanos como son el Mediterráneo, el Caribe y el de los Sargazos.

Dado que solamente flota, es común encontrarla varada en las costas empujada por el viento. Solamente se observa el flotador y con los tentáculos transparentes imperceptibles. Aun cuando parezca muerta sobre la playa, no hay que tocarlas porque los nematocistos se mantienen todavía activos por muchas horas.

Carabela portuguesa - Dónde vive la carabela portuguesa

Alimentación de la carabela portuguesa

Se alimenta principalmente de anchoas y peces pequeños, complementando con camarones, crustáceos, y plancton. Para capturarlos utiliza sus tentáculos formados por gastrozoides, en donde usan los cnidocitos y el veneno para aniquilar a las presas que cruzan cerca de él. No son depredadores activos, sino que solamente esperan a sus presas. Los tentáculos son tan largos que tienen un amplio rango en la columna de agua para obtener suficiente alimento.

Bajo el flotador está la cavidad gástrica, donde la comida es digerida con ayuda de enzimas. Esta llega ahí por la boca individual de cada gastrozoide. No tienen aparato excretor, así que lo que no se pudo digerido se expulsa por las mismas bocas.

Reproducción de la carabela portuguesa

Los zooides encargados de la reproducción se llaman gonozoides y dentro tienen los gametos femeninos o masculinos. Cada colonia es de un sexo en particular. En el otoño, los gonozides se abren y liberan las células reproductoras al agua para que se lleve a cabo la fertilización, que es de tipo externa.

El resultado de esta fecundación será una larva, que poco a poco irá creciendo para formar la colonia. Primero se forma el flotador, después los tentáculos alimentadores. Comienza bajo el agua, hasta que el flotador gana suficiente tamaño como para subir a la superficie.

Carabela portuguesa - Reproducción de la carabela portuguesa

Curiosidades de la carabela portuguesa

  • Tiene una peculiar capacidad regenerativa en sus tejidos.
  • El principal depredador es el caracol Janthina, y ocasionalmente también se alimentan de él percebes, tortugas marinas, el nudibranquio dragón azul Glaucus atlanticus, y cangrejos suelen consumir los que quedan varados.
  • Tienen receptores sencillos de temperatura y tacto para detectar lo que pasa en su entorno.
  • Es de las especies más primitivas de cnidarios, porque la fase de pólipo y medusa no está muy diferenciada, como sí se puede observar en las medusas verdaderas.

Ahora que ya conoces con más profundidad a la carabela portuguesa, también te pueden interesar estos otros artículos de animales sobre la Avispa de mar y los Ctenóforos: características y ejemplos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Carabela portuguesa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros invertebrados.

Bibliografía
  • Fotheringham, N., Rothschild, S. B. (2004). Beachcomber's Guide to Gulf Coast Marine Life: Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama, and Florida. Estados Unidos: Taylor Trade Pub.
  • H.I. Maibach, J.E. Wahlberg, L. Kanerva, P. Elsner (2013) Handbook of Occupational Dermatology. Alemania: Springer Berlin Heidelberg.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Carabela portuguesa