menu
Compartir

Ctenóforos: características y ejemplos

Ctenóforos: características y ejemplos

Los ctenóforos son un grupo de animales marinos de aspecto gelatinoso, similar a una medusa. Pertenecen al filo Ctenophora, con dos clases: Tentaculata y Nuda. Pueden producir destellos de colores iridiscentes. Algunas especies de ctenóforos son Pleurobrachia pileus, Beroe cucumis y Mnemiopsis leidyi.

¿Habías oído alguna vez hablar de los ctenóforos? Se trata de unos animales fascinantes que han intrigado a los científicos durante siglos por su belleza, su diversidad y su rareza. En este artículo de BIOenciclopedia vamos a explorar algunos aspectos acerca de ellos, como las características de los ctenóforos y ejemplos de especies. Conoce aquí su biología, clasificación, alimentación, reproducción y especies y descubre por qué han suscitado tanto interés en la comunidad científica.

También te puede interesar: Carabela portuguesa

Características de los ctenóforos

  • Los ctenóforos son un grupo de animales marinos de aspecto gelatinoso, similar a una medusa. Por su particular aspecto gelatinoso y generalmente transparente, los ctenóforos suelen confundirse con medusas por ojos inexpertos, pero realmente se trata de dos grupos bien diferenciados, ya que las medusas pertenecen al filo Cnidaria.
  • Sobre la taxonomía de los ctenóforos podemos decir que reciben este nombre porque pertenecen al filo Ctenophora, que se clasifica en dos clases, Tentaculata y Nuda, siendo la principal diferencia entre ellas la presencia o ausencia de tentáculos.
  • Se caracterizan por tener ocho hileras de peines ciliados que utilizan para nadar y alimentarse y que, además, tienen la capacidad de reflejar la luz y producir destellos de colores iridiscentes.
  • Estos fascinantes animales tienen un cuerpo gelatinoso con dos capas de células: el ectodermo y el endodermo, que se encuentran separadas por una sustancia acelular llamada mesoglea.
  • Los ctenóforos tienen un sistema nervioso difuso, sin cerebro ni ganglios, que se organiza conformando una red difusa a lo largo de todo el cuerpo, similar a lo que se conoce como plexo nervioso.
  • También tienen un sistema digestivo incompleto, con una sola abertura que sirve de boca y ano.
Ctenóforos: características y ejemplos - Características de los ctenóforos

Ejemplos de ctenóforos

Ahora que sabemos cómo es un ctenóforo, conoceremos algunos ejemplos de sus especies, pues sin duda es la mejor forma de conocer un grupo animal.

Pleurobrachia pileus

Es una especie de ctenóforo esférico que tiene dos tentáculos largos y ramificados. Se alimenta de zooplancton y vive en aguas frías y templadas del Atlántico y el Pacífico.

Beroe cucumis

Es una especie de ctenóforo sin tentáculos que tiene forma de barril. Se alimenta de otros ctenóforos, especialmente de los del género Mnemiopsis. Vive en aguas tropicales y subtropicales de todos los océanos.

Mnemiopsis leidyi

Es una especie de ctenóforo con forma de lágrima que tiene cuatro lóbulos en la boca y cuatro hileras de peines. Se alimenta de zooplancton y peces larvales. Es una especie invasora que ha causado graves problemas ecológicos en el mar Negro y el mar Caspio.

Ctenóforos: características y ejemplos - Ejemplos de ctenóforos

Alimentación de los ctenóforos

Los ctenóforos tienen una dieta carnívora, cuya base se constituye principalmente por zooplancton, aunque algunas especies pueden alimentarse de presas de mayor tamaño, como por ejemplo, medusas u otros ctenóforos.

A la hora de cazar, estos animales presentan diferentes estrategias. Por una parte, los ctenóforos tentaculados atrapan a sus presas gracias a los coloblastos, una serie de células adhesivas ubicadas en sus tentáculos. Estos liberan una sustancia pegajosa que se adhiere al cuerpo de la presa y la inmoviliza. Una vez que la presa ha sido atrapada, es llevada hacia la boca con ayuda de los tentáculos o de unos órganos llamados aurículas.

Los ctenóforos no tentaculados, en cambio, carecen de tentáculos y coloblastos. Estos se alimentan por filtración, es decir, capturan el plancton del agua que pasa por su cavidad gastrovascular. Algunos de estos ctenóforos tienen unas estructuras llamadas lóbulos que les ayudan a crear una corriente de agua hacia su boca, lo que facilita la captación del plancton, mientras que otros tienen unas proyecciones llamadas papilas que les sirven para atrapar las partículas alimenticias.

Reproducción de los ctenóforos

Estos animales, al igual que pasa con muchos otros organismos que conocemos, se reproducen de forma sexual, es decir, con intercambio genético, y son en su mayoría hermafroditas.

Como ya sabemos, en la reproducción sexual está implicada la formación de gametos (óvulos y espermatozoides) que se liberan al agua y se fusionan para dar lugar a un cigoto. Este cigoto se desarrolla en una larva llamada plánula, que luego se transforma en un adulto.

Ctenóforos: características y ejemplos - Reproducción de los ctenóforos

Diferencias entre cnidarios y ctenóforos

Los ctenóforos y los cnidarios son dos grupos de animales invertebrados que viven en el medio acuático. Ambos tienen cuerpos blandos y gelatinosos, con una sola abertura que sirve como boca y ano. Sin embargo, existen muchas diferencias entre ellos, tanto en su estructura como en su modo de vida:

  • Los cnidarios son más diversos que los ctenóforos, ya que incluyen unas 10.000 especies, mientras que los ctenóforos solo unas 150. Los cnidarios se clasifican en cuatro clases: hidrozoos, escifozoos, antozoos y cubozoos. Los ctenóforos se dividen en dos clases: tentaculados y nuda.
  • Los cnidarios tienen células especializadas llamadas cnidocitos, que contienen unas estructuras urticantes llamadas nematocistos. Estas sirven para capturar presas y defenderse de los depredadores. Los ctenóforos no tienen cnidocitos, sino que tienen unas células adhesivas llamadas coloblastos, que también les ayudan a atrapar el alimento.
  • Los cnidarios presentan simetría radial, es decir, que su cuerpo se puede dividir en varias partes iguales alrededor de un eje central. Los ctenóforos tienen simetría birradial, es decir, que solo se pueden dividir en dos partes iguales alrededor de dos ejes perpendiculares.
  • Los cnidarios y los ctenóforos tienen tentáculos alrededor de su boca, pero los de los ctenóforos están cubiertos de cilios, unas estructuras que les permiten nadar por el agua. Los cilios también forman unas hileras llamadas peines o costas a lo largo del cuerpo de los ctenóforos, que les dan un aspecto brillante y colorido.
  • Los cnidarios pueden tener dos formas corporales: pólipo o medusa. El pólipo es una forma sésil, es decir, que se fija al sustrato, y tiene la boca hacia arriba. La medusa es una forma libre que se desplaza por el agua, y tiene la boca hacia abajo. Algunos cnidarios alternan estas dos formas en su ciclo de vida. Los ctenóforos solo tienen una forma corporal, similar a la medusa, y una larva plánula.
  • Los cnidarios pueden ser solitarios o coloniales. Algunas colonias de cnidarios forman estructuras complejas como los corales o las carabelas portuguesas. Los ctenóforos son siempre solitarios.
  • Los cnidarios se reproducen sexual y asexualmente. La reproducción sexual puede ser externa o interna, y puede dar lugar a larvas planctónicas llamadas plánulas. La reproducción asexual puede ser por gemación, fisión o estrobilación. Los ctenóforos solo se reproducen sexualmente, por fecundación externa, y también producen larvas planctónicas.

Como ya has aprendido todo esto acerca de los ctenóforos, te animamos a leer sobre las Medusas, que son cnidarios.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ctenóforos: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros invertebrados.

Bibliografía
  • Hickman et al (2009). Principios integrales de zoología. Decimocuarta edición. McGraw-Hill.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ctenóforos: características y ejemplos
1 de 4
Ctenóforos: características y ejemplos

Volver arriba