Biomas y ecosistemas

Tipos de selvas

 
Tipos de selvas

Los tipos de selvas son: selva ecuatorial, selva tropical, selva subtropical, selva templada, selva subpolar, selva basal o de llanura, selva de montaña, selva en galería, selva superhúmeda, selva húmeda y selva subhúmeda.

Las selvas son ecosistemas que se caracterizan por presentar niveles altos y constantes de temperatura y humedad, lo que propicia el desarrollo de una gran biodiversidad, tanto animal como vegetal, pero ¿sabrías describir los tipos de selvas que existen en nuestro planeta?

Desde las misteriosas profundidades de las selvas tropicales hasta las robustas adaptaciones de las selvas templadas, cada una cuenta con particularidades en base a su latitud, altitud y humedad. En este artículo de BIOenciclopedia nos adentramos en los secretos de los diferentes tipos de selvas, sus características distintivas y los fascinantes ejemplos que definen la riqueza de nuestra biosfera.

También te puede interesar: Selva

Índice

  1. Selva ecuatorial
  2. Selva tropical
  3. Selva subtropical
  4. Selva templada
  5. Selva subpolar
  6. Selva basal o de llanura
  7. Selva de montaña
  8. Selva en galería
  9. Selva superhúmeda
  10. Selva húmeda
  11. Selva subhúmeda
Ver más >>

Selva ecuatorial

La selva ecuatorial es un ecosistema vibrante que se encuentra en el ecuador o cerca de él. Se caracteriza por tener temperaturas elevadas y una humedad constante. La vegetación densa de la selva está compuesta por árboles altos que forman un dosel cerrado, arrojando sombra sobre el suelo. Su biodiversidad es extraordinaria, al albergar una sorprendente variedad de especies de flora y fauna, muchas de ellas exclusivas de la región.

Un ejemplo notable es el Amazonas, la selva tropical más grande del mundo, que abarca varios países de América del Sur y alberga una amplia diversidad de vida, desde jaguares y anacondas hasta una gran variedad de aves y plantas únicas.

Tipos de selvas - Selva ecuatorial

Selva tropical

Estas son las selvas más conocidas y se encuentran cerca del ecuador, en zonas de climas cálidos y húmedos. El término de selva tropical se utiliza frecuentemente como sinónimo de selva ecuatorial, debido a que sus características son realmente similares.

La diferencia fundamental radica en que, al encontrarse las selvas tropicales algo más alejadas del ecuador, presentan unas temperaturas algo menores, pero siempre con una media anual entre los 24ºC y 35 ºC. Al igual que la temperatura, su humedad es alta y muy constante durante todo el año, tal y como sucede con la mayoría de las selvas del planeta.

Tipos de selvas - Selva tropical

Selva subtropical

La selva subtropical es un ecosistema caracterizado por su clima cálido con estaciones marcadas y una vegetación densa. Se encuentra en latitudes ligeramente más altas que las selvas tropicales, experimentando inviernos suaves y veranos calurosos. Los árboles, adaptados a la sequía estacional, exhiben hojas más duras y resistentes. La biodiversidad es menor que en las selvas tropicales, pero aun así alberga una gran diversidad de especies de flora y fauna.

Un ejemplo es la selva subtropical del Atlántico en Sudamérica, que se extiende desde Brasil hasta Argentina, presentando especies como el jaguar, el coatí y una enorme variedad de aves y plantas adaptadas. En África también hay muchos ejemplos de selvas subtropicales, como la de Etiopía, la de Albertina (junto a la selva del Congo) y la de las cadenas montañosas aisladas del África oriental. En Oceanía, por otra parte, destaca la selva montana de Nueva Guinea.

Tipos de selvas - Selva subtropical

Selva templada

La selva templada es un ecosistema que se desarrolla en regiones con climas templados y estaciones contrastantes. Los árboles caducifolios son una característica distintiva, perdiendo sus hojas en invierno para conservar energía. Estas selvas experimentan inviernos fríos y veranos cálidos, con precipitación distribuida durante todo el año.

La biodiversidad es menos densa que en selvas tropicales, pero aun así alberga diversas especies adaptadas a los cambios estacionales. Un ejemplo es la selva templada de las Montañas Rocosas en América del Norte, donde se encuentran osos, ciervos, águilas y una importante variedad de árboles de hoja caduca.

Tipos de selvas - Selva templada

Selva subpolar

La selva subpolar es un ecosistema que se encuentra en latitudes altas, cerca de los polos. Se caracteriza por su clima muy frío y húmedo, con inviernos prolongados y veranos cortos y frescos. La vegetación es baja y adaptada a las condiciones extremas, incluyendo musgos, líquenes y arbustos resistentes al frío, pero incluyendo un alto número de especies perennifolias. Los animales que habitan en estas selvas deben enfrentar condiciones desafiantes, como el reno y el búho nival.

Un ejemplo es la Taiga, una extensa selva subpolar que se encuentra en el norte de Canadá, Alaska y Eurasia, donde los pinos y abetos son comunes y los inviernos son extremadamente fríos. En este artículo encontrarás más información sobre la Taiga: qué es y características.

Tipos de selvas - Selva subpolar

Selva basal o de llanura

La selva de llanura, también conocida como selva tropical de tierras bajas, es un ecosistema que se desarrolla en regiones planas y bajas, típicamente en áreas cercanas al nivel del mar. Se caracteriza por su clima cálido y húmedo, con altas temperaturas durante todo el año y abundante precipitación, tanto que es frecuente que presente una temporada de lluvias en la que el terreno se inunda total o parcialmente.

La vegetación es densa y diversa, con una variedad de árboles de diferentes alturas y especies de plantas. Ejemplo de este tipo de selva es la selva de la Cuenca del Congo en África, donde se encuentran gorilas, elefantes, leopardos y una amplia gama de biodiversidad vegetal y animal.

Tipos de selvas - Selva basal o de llanura

Selva de montaña

El ecosistema de selva montañosa se desarrolla en áreas de gran altitud, en zonas montañosas. Se caracteriza por un alto índice de precipitaciones y una temperatura fresca que se mantiene a lo largo de todo el año. La densa vegetación de la selva está compuesta por árboles de gran altura que forman un dosel cerrado, generando sombra en el suelo.

La biodiversidad es excepcional, ya que alberga una sorprendente variedad de especies de plantas y animales, muchas de las cuales son exclusivas de esta región. Un ejemplo de ello es la selva montañosa en Nueva Guinea, ubicada en la cordillera central de la isla, donde se encuentran aves del paraíso, canguros arborícolas y una amplia variedad de plantas únicas.

Tipos de selvas - Selva de montaña

Selva en galería

La selva de galería es un tipo particular de ecosistema, pues está estrechamente ligada a los cursos de agua, como ríos y arroyos, en áreas donde el paisaje circundante es más seco. Se caracteriza por su vegetación que se desarrolla y sobrevive gracias a la disponibilidad de agua localizada. Los árboles y plantas de la selva de galería son resistentes a las inundaciones periódicas y suelen ser de menor altura que los árboles de las selvas adyacentes.

Un ejemplo es la selva de galería en el delta del Okavango en África, donde árboles como el sicomoro y la acacia se adaptan a la vida a lo largo de los canales fluviales.

Tipos de selvas - Selva en galería

Selva superhúmeda

Se trata de un tipo de selva con niveles de precipitación especialmente altos, entre los 2.000 y 4.000 mm anuales, y una humedad constante. Se localiza en zonas donde las lluvias son excepcionalmente intensas y los árboles, altos y densos, crean una capa casi maciza de vegetación. Un ejemplo es la selva de los Andes en Ecuador, donde la niebla y las lluvias son constantes.

Tipos de selvas - Selva superhúmeda

Selva húmeda

En este caso, existe una época de sequía mucho más notable que en la selva superhúmeda, durante el que se puede llegar a perder entre el 25 y el 50% del follaje, por lo que en este caso no permanece siempre verde, tal y como sí sucede en las selvas superhúmedas. Las precipitaciones se encuentran entre los 1.000 y 2.000 mm anuales.

Tipos de selvas - Selva húmeda

Selva subhúmeda

También se conoce como selva seca, debido a que cuenta con periodos de sequía intensa en los que se pierde prácticamente la totalidad del follaje presente durante la época húmeda. Por este motivo, la mayoría de las especies vegetales son anuales y la biodiversidad es menor que la de otros tipos de selva.

Ahora que ya conoces los tipos de selvas, te invitamos a leer este artículo sobre los Bosques tropicales: características, flora y fauna.

Tipos de selvas - Selva subhúmeda

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de selvas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biomas y ecosistemas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 12
Tipos de selvas