Familia Leporidae

Un conejo es un pequeño mamífero caracterizado por su desplazamiento a través de saltos y su rápida reproducción. Es pariente de los pikas y las liebres, y se diferencia de estas por nacer más desvalidas, ciegas y sin pelo, en tanto las liebres nacen con pelaje y capaces de ver y moverse.

La especie de conejo más conocida es el conejo común o conejo europeo (Oryctolagus cuniculus), muy abundante en el mundo. El conejo doméstico es una variedad de conejo común que es criado por su carne o su pelaje, para servir como sujeto de investigación o como animal de compañía.

Orden: Lagomorpha
Género: Leporidae
Familia: Leporidae

Descripción

En general, los conejos son animales de cuerpo robusto y compacto, con 4 cortas pero fuertes patas con uñas resistentes, una cola corta y mullida y 2 orejas largas que alcanzan hasta 10 centímetros de longitud. Cada una de las patas delanteras tiene 5 dedos, y 4 se cuentan en las poderosas patas traseras. Cuando se mueven en estado de alerta se apoyan sobre los dedos de los pies (digitígrados), pero en reposo son más bien plantígrados, al apoyar su peso sobre las plantas.

El cuerpo está cubierto con una capa de pelaje corto y suave de colores variados: gris, marrón, marrón grisáceo, beige, negro, blanco, etcétera. Algunos poseen manchas más oscuras. El pelaje del conejo de Angora, una variedad de conejo doméstico, es más largo y sedoso que el de otras especies. Son muy limpios, y continuamente lamen su pelaje para mantenerlo sano.

El tamaño varía según su especie. Un conejo típico puede medir de 20 a 50 centímetros de longitud y pesar de 0.4 a más de 2 kilogramos. El conejo común registra una longitud de 34-50 centímetros y un peso de 1.1-2.5 kilos, mientras que el conejo de Florida (Sylvilagus floridanus), una de las especies más abundantes en América, mide hasta 48 centímetros de largo y pesa un promedio de 1.2 kilogramos. El conejo de Amami (Pentalagus furnessi), poco conocido, es un poco más robusto, al registrar entre 2.5 y 2.8 kilos. La especie más pequeña es el conejo pigmeo (Brachylagus idahoensis), con 23.5-29.5 centímetros de largo.

Características de los conejos.

Especie de conejo – Leporidae.

Tienen una visión generosa y un excelente sentido del olfato. Pueden ver hacia casi todas direcciones, incluso hacia atrás. Se sabe que, por ejemplo, el conejo común cuenta con 100 millones de receptores olfativos, lo que resulta extraordinario si se compara con los 5 o 6 millones de receptores que el humano posee. Tienen 2 conjuntos de dientes incisivos, uno detrás del otro par, y sus 2 dientes frontales superiores, muy fuertes y usados para comer y como arma de defensa, crecen unos 3 milímetros por semana. Una glándula de olor se descubre bajo su barbilla, a la que frota en objetos para dejar su aroma.

 

El conejo común cuenta con 100 millones de receptores olfativos; el humano con 5 o 6 millones.

Distribución y hábitat

Todos los continentes, excepto la Antártida, albergan conejos, ya sea en estado salvaje o domésticos. Muchos son nativos del suroeste de Europa, el sureste de Asia, algunas islas japonesas, Sumatra y algunas partes de África y Sudamérica. Son muy abundantes en Norteamérica, y en Eurasia son superados en número por las liebres. El conejo común es nativo del suroeste de Europa y el noroeste de África, pero se le introdujo en la mayor parte de Europa y en Australia, Nueva Zelanda y algunas otras islas del Pacífico. Ciertas especies son propias de una sola región, como el conejo de Amami, que solo vive en las islas japonesas Amami Ōshima y Tokunoshima. Una especie pequeña, el conejito de los volcanes (Romerolagus diazi), persiste en una pequeñísima zona del centro de México.

Estos lepóridos pueden prosperar en varios tipos de hábitats como brezales, bosques, prados, praderas, desiertos, humedales y tierras de cultivo. Unos cuantos soportan las condiciones de la tundra. Ocupan madrigueras profundas para descansar y refugiarse.

Alimentación

Son herbívoros. Al contrario de lo que la televisión puede hacer creer, su único alimento no es la zanahoria. Su dieta consiste en hierbas, flores silvestres, hojas, raíces, yemas, cortezas de árboles, granos y algunas plantas de cultivo como lechugas, repollos y tubérculos o raíces engrosadas. Les gusta mucho el trébol. En invierno no tienen más remedio que consumir agujas de coníferas y más ramas, cortezas y yemas, debido a la posible escasez de alimentos.

Comportamiento

Son animales sociales que viven en grandes grupos de un número variable de miembros que comparten la madriguera. Asimismo, son crepusculares, pues están más activos al anochecer y al amanecer, cuando salen a buscar comida. De todas las especies, el comportamiento del conejo común es uno de los mejor conocidos.

Información sobre los conejos.

En suelos fáciles de cavar, se extiende por una gran área del hábitat; de lo contrario, usa la misma madriguera durante largo tiempo y sus colonias son más pequeñas. Cuando un grupo de conejos comunes sale a comer en un espacio abierto o desprovisto de árboles durante el día, algunos compañeros se posan en montecillos u hormigueros para vigilar el terreno por si avistan depredadores. En caso de ver a uno azotan violentamente las patas traseras para avisar a los demás.

Los conejos no se distinguen por sus vocalizaciones, pero en algunos casos emiten intensos chillidos.

En caso de ver a un depredador, azotan violentamente las patas traseras para avisar a los demás.

Reproducción

Los conejos completan su ciclo biológico con gran rapidez, pues maduran pronto y casi inmediatamente comienzan a reproducirse. Alcanzan su madurez sexual en torno a los 4 meses de edad, pero esto es variable. Sylvilagus floridanus la alcanza a los 5-7 meses, y mientras mejor alimentado está, más rápido puede reproducirse. Las especies en general son polígamas, se basan en su sentido del olfato para detectar una hembra receptiva y pueden tener crías en el mismo año en que nacieron. Una vez que un macho encuentra una hembra adecuada para aparearse, empieza a seguirla.

Los conejos comunes machos compiten entre sí por el derecho a aparearse con una hembra; el más dominante la sigue de cerca y aleja a los demás hasta que ella, con frecuencia una hembra dominante, está lista para la cópula. Las hembras tienen varias camadas al año de 5 o 6 crías.

Datos sobre los conejos.

Variedades de especies de conejo.

Amenazas y conservación

Tienen muchos depredadores naturales, entre ellos el zorro común (Vulpes vulpes), el busardo ratonero (Buteo buteo), gatos ferales, coyotes, linces, mapaches, águilas, mofetas y comadrejas. El hombre se convierte en depredador cuando los caza para alimentarse de su carne y para obtener su pelaje. Su capacidad para engendrar varias crías al año incrementa rápidamente sus poblaciones y los convierte en plagas agrícolas que en no pocas ocasiones son blanco de trampas para ser eliminados.

A diferencia de las liebres, los conejos sí se han domesticado y pueden vivir como animales de compañía en los hogares. Sin embargo, suele saberse poco de sus necesidades, y entonces los conejos domésticos ven perjudicada su salud. Por otra parte, la mixomatosis es una enfermedad vírica que se introdujo primero en Australia para controlar la población de conejos. Efectivamente, redujo el número de individuos, pero se ha presentado en otros países como Francia y Reino Unido, por lo que se pide que los conejos domésticos europeos sean vacunados.

Algunos conejos están amenazados, como el conejo de las islas Marías (Sylvilagus graysoni, En Peligro de Extinción), el conejo de Omiltemi (Sylvilagus insonus, En Peligro de Extinción), el conejo de la isla San José (Sylvilagus mansuetus, En Peligro Crítico de Extinción) y el conejito de los volcanes (En Peligro de Extinción).

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Rabbit

http://global.britannica.com/animal/rabbit

http://wdfw.wa.gov/living/rabbits.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Domestic_rabbit

Charlotte Uhlenbroek. (2009). Vida Animal. Pearson Educación.