Ñu

Género Connochaetes

Información y características

Un ñu es una de las 2 especies del género Connochaetes: el ñu azul o ñu cola blanca (Connochaetes taurinus) y el ñu negro o ñu atigrado (Connochaetes gnou). Son antílopes ungulados originarios del continente africano, de apariencia amenazante y fuente de alimento para una gran cantidad de depredadores salvajes.

El ñu es miembro del orden Artiodactyla, de la familia Bovidae y de la subfamilia Alcelaphinae. El ñu azul tiene 5 subespecies, mientras que su contraparte no tiene ninguna.

También te puede interesar… Cocodrilos

Descripción del ñu

Este bóvido de estructura pesada y grandes cuartos delanteros posee una cabeza muy grande en forma de caja y cuernos lisos y afilados curvados hacia arriba; estos cuernos crecen tanto en machos como en hembras. Sus cuartos traseros son delgados al igual que las patas, que terminan en pezuñas. Su cuerpo está cubierto con un corto pelaje gris y su rostro es “barbudo”, es decir, tiene una melena larga e hirsuta que puede ser color negro o blanco. Tiene un hocico ancho, que le permite consumir la hierba corta del suelo.

El dimorfismo sexual es poco evidente, pero los machos tienden a ser levemente más grandes y pesados que las hembras. Cuando un ñu macho es adulto, puede medir de 1.11 a 1.50 metros de altura hasta los hombros y pesar entre 180 y 250 kilogramos. En el caso de las hembras adultas, su altura está entre 1.08 y 1.35 metros y su peso oscila entre 155 y 180 kilos.

Distribución y hábitat del ñu

Su rango de distribución corresponde al centro, sur y este de África y por lo tanto, está presente en Sudáfrica, Suazilandia, Lesoto, Tanzania, Kenia y hasta fuera de su distribución natural, en Namibia, por causa de introducción.

Sus hábitats son las llanuras, las sabanas y los bosques abiertos cubiertos de hierba, así como los prados y algunas zonas agrícolas de sus zonas de distribución.

Ñu-Connochaetes

Comportamiento del ñu

Los ñus son animales migratorios y por ende, están en constante movimiento. En mayo o junio, numerosas manadas y millones de individuos viajan desde las zonas secas hacia el norte y este en busca de nuevas fuentes de alimento, de agua y de minerales esenciales como el fósforo. Esto sucede cada año.

Resulta un viaje complicado. Los animales forman largas filas que se extienden en miles de kilómetros, pero el transcurso suele cobrar vidas, es por eso que los buitres los siguen muy de cerca para alimentarse de los que fallecen. Cuando  cruzan los ríos, los cocodrilos atacan por sorpresa para alimentarse de ellos, pero manifiestan una “inteligencia de enjambre”, esto es, los ñus jóvenes son protegidos por los más viejos y los más grandes posicionándolos en el centro del grupo. También toman turnos para dormir y montar guardia, lo que aumenta las posibilidades de supervivencia. Hacia el final de la estación seca, los ñus ya han agotado las fuentes de alimento y retornan a sus lugares de origen.

Por otra parte, estos animales pueden emitir vocalizaciones fuertes: gemidos, resoplidos y hasta un llamado que suena como “ñu, ñu”, por lo que se dice que su nombre proviene de dicho sonido.

Alimentación del ñu

En su búsqueda de fuentes de alimento suficientes para saciar su apetito, los ñus tienen que estar en constante movimiento. Son animales herbívoros que se alimentan primordialmente de pastos cortos, pero durante la estación seca consumen hierba alta. Beben agua 2 veces al día.

Reproducción del ñu

El ñu es un animal polígamo y esto se debe a su comportamiento migratorio, pues no puede generar relaciones duraderas. La madurez sexual ocurre a distinta edad en cada sexo; mientras que las hembras se aparean entre los 16 meses y los 2 años de edad, los machos comienzan a reproducirse entre los 2 y 3 años.

La época de apareamiento coincide con el final de la temporada de lluvias, cuando los machos se establecen temporalmente en un territorio de aproximadamente 3,000 metros cuadrados para tratar de atraer a las hembras disponibles con gruñidos y movimientos, pero son las hembras las que acuden a las zonas controladas por los machos.

El apareamiento se produce entre mayo y julio y las crías nacen en febrero y marzo de cada año o al final de la temporada de lluvias, después de un período de gestación de 250-260 días, es decir, entre 8 y 9 meses. Los terneros comienzan a caminar apenas unos minutos posteriores a su nacimiento y son capaces de caminar con la manada unos pocos días después.

Amenazas del ñu

En su hábitat natural, los ñus enfrentan la constante amenaza de ser alimento de grandes depredadores como leones, hienas y cocodrilos, estos últimos siempre están al acecho cuando los bovinos cruzan los ríos como parte de sus movimientos migratorios.

Grupo de ñus cruzando un río en el Serengeti, Tanzania

Hoy en día las poblaciones del ñu son estables y no se han vuelto a reducir como consecuencia de la caza, pero lo cierto es que existe un peligro latente provocado por la fragmentación de su hábitat y por algunos brotes de enfermedades. En la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, los ñus figuran como animales de “Preocupación Menor”.

 Artículos relacionados con el ñu

Sabana