Perro de las praderas

Género Cynomis

Información y Características

El perro de las praderas es en realidad un conjunto de especies que pertenecen al género Cynomys, a la tribu Marmotini y a la familia Sciuridae, la misma familia de las ardillas.

El curioso nombre de este roedor norteamericano ya se usaba en 1774, y deriva de la palabra griega que en inglés significa “dog mouse”, algo parecido a “perro roedor”, en alusión a la vocalización parecida a la de los perros.

Existen 5 especies de perro de las praderas:

-Perro de las praderas de Gunnison (Cynomys gunnisoni).

-Perro de las praderas de cola blanca (Cynomys leucurus).

-Perro de las praderas de cola negra (Cynomys ludovicianus).

-Perro de las praderas mexicano (Cynomys mexicanus).

-Perro de las praderas de Utah (Cynomys parvidens).

También te puede interesar… Marmota canadiense

Descripción del perro de las praderas

De las características físicas del perro de las praderas, sobresale su cuerpo bajo y rechoncho, de entre 30 y 40 centímetros de longitud y de entre 0.5 y 1.5 kilogramos de peso. Tiene orejas redondas, cola corta (ésta mide 2.5-10 centímetros de largo), ojos pequeños y nariz también pequeña. Cubre su cuerpo una capa de pelaje corto y suave color amarillo cenizo, y de acuerdo con la especie, presenta tonalidades oscuras.

Existe un marcado dimorfismo sexual que es más notorio en la etapa del destete, pues las hembras tienden a perder peso y los machos, por el contrario, comen mayores cantidades de alimento y lucen más grandes.

Información sobre perro de las praderas

Perro de las praderas-Cynomis

Distribución y hábitat del perro de las praderas

Todas las especies de perro de las praderas están localizadas en América del Norte, distribuidas en territorios de Estados Unidos, Canadá y el norte de México. En este país, están en los estados de Chihuahua, Coahuila, Sonora, Nuevo León y Tamaulipas.

Viven en zonas de climas extremos con temperaturas tan altas como 38° centígrados y tan bajas como -37° Celsius. Sus hábitats corresponden a las praderas, mesetas y pastizales y su vida transcurre en madrigueras subterráneas que miden de 5 a 10 metros por debajo de la tierra.

Comportamiento del perro de las praderas

El perro de las praderas es un animal diurno, eminentemente sociable y su vida gira en torno a su colonia que abarca cientos de acres y se compone de 15 a 26 grupos familiares, que son la unidad básica de todas las colonias. Cada familia incluye a 1 macho adulto, 2 o 3 hembras adultas, 1 o 2 crías macho y 1 o 2 crías hembra. Todas las hembras permanecen en sus familias de origen durante toda su vida pero los machos las abandonan cuando alcanzan la madurez sexual.

Los miembros de una familia interactúan entre sí por medio del contacto físico: acarician con el hocico el rostro de sus congéneres. En caso de una lucha física, estos animales se enfrentan de manera que la agresión física es casi nula. Pueden alzar la cola, mostrar la dentadura y oler las glándulas perianales del otro.

Utilizan un avanzado sistema de comunicación oral para informar, a gran distancia, a qué clase de depredador se pueden enfrentar. Sus vocalizaciones indican el tipo de animal, su tamaño y qué tan cerca está de la colonia. Si se trata de un ser humano, todos los individuos se introducen a sus madrigueras.

Información sobre perro de las praderas

Familia de perros de las praderas

Alimentación del perro de las praderas

Su alimentación se compone de la vegetación cercana a su hábitat y de algunas semillas pequeñas. Raíces, frutas, brotes, dientes de león, cactus y plantas trepadoras conforman una dieta principalmente herbívora, exceptuando ocasiones esporádicas en que los insectos son incluidos.

Reproducción del perro de las praderas

Cuando la hembra está en celo comienza a lamer sus genitales, a darse baños de polvo y a entrar a la madriguera hasta altas horas de la noche. El macho, por su parte, lanza una especie de ladridos cada 3-15 segundos, en una obvia llamada de apareamiento.

Los perros de las praderas copulan dentro de la madriguera. Al terminar, el macho pierde el interés en su compañera, pero esto no evita que inserte tapones en los genitales femeninos para evitar que otros machos se apareen con ella y disminuyan así sus posibilidades de ser el fecundador.

Durante el embarazo y la lactancia, la hembra suele consumir nieve si está disponible, para acceder al agua. Si está lista para dar a luz entra a la madriguera y nacen de 1 a 8 perritos. Las crías nacen sin pelaje y con los ojos cerrados, pero son objeto de cuidados por parte de la madre, que los amamanta y protege en el hogar durante 6 semanas. A los 5 meses ya están listas para cuidar de sí mismas.

Amenazas del perro de las praderas

El grupo de depredadores del perro de las praderas incluye a coyotes, zorros, águilas y hurones. Por otra parte, las poblaciones se ven continuamente amenazadas por el ser humano, ya que la costumbre de alimentarse en los campos agrícolas perjudica a los agricultores, quienes ven en este animal una plaga a exterminar. La pérdida de su hábitat a causa de la urbanización también afecta considerablemente su supervivencia.

 Artículos relacionados con el perro de las praderas

Pradera