Cangrejo ermitaño

Superfamilia Paguroidea

Información y Características

Crustáceo del orden Decapoda y de la superfamilia Paguroidea, el cual es llamado “ermitaño” por utilizar la concha de algún molusco para habitarla solo. Existen más de 1,100 especies de cangrejos ermitaños marinos y terrestres, aunque la mayoría son acuáticos.

Descripción del cangrejo ermitaño

El cangrejo ermitaño es un animal por demás interesante. A pesar de ser un crustáceo tiene un abdomen sin exoesqueleto, es decir, decalcificado y por lo tanto blando. Por ello es muy vulnerable ante los depredadores y esto lo obliga a buscar refugio y defensa en las conchas vacías de los moluscos. Cuando encuentra una, introduce su cuerpo de tal manera que pueda retraerse en él y sostenerla con la parte superior de su cuerpo al caminar. A medida que el cangrejo aumenta su tamaño abandona la concha y busca otra más grande. Algunas especies de cangrejo ermitaño pueden utilizar corales, madera o piedras en vez de concha.

También te puede interesar… Krill antártico

Es decadópodo y tiene cinco pares de patas con un par de garras cada una. El primer par de patas es utilizado para comer y defenderse; el segundo y la tercero son para caminar y el cuarto y quinto par permanecen dentro de la concha.

Información sobre el cangrejo ermitaño.

Cangrejo ermitaño en su hábitat natural.

Posee dos antenas largas que le sirven para tocar, y dos antenas cortas que tienen la función de olfatear y sentir sabores. Un par de ojos se sitúa en dos tallos de la cabeza. Estos ojos tienen la capacidad de descomponer la imagen en varias piezas. El cangrejo ermitaño también tiene branquias localizadas en una cámara branquial. Ambas partes funcionan como pulmones y deben permanecer húmedos para que el cangrejo pueda respirar.

Existe una gran variedad de especies de cangrejo ermitaño y en consecuencia las dimensiones del cuerpo son también variadas. Hay especies que miden 19 milímetros y otras que alcanzan 10 centímetros y hasta 46 centímetros. Por ello el peso, al igual que el tamaño, depende de la especie.

Distribución y hábitat del cangrejo ermitaño

Se extiende alrededor de casi todo el planeta. Suele vivir en las aguas de los continentes americano y europeo. En América se distribuye desde Alaska hasta Baja California en México y desde el estrecho de Bering hasta la zona norte de Japón. También se distribuye en el mar Mediterráneo y el mar Báltico.

Su hábitat en las aguas son los arrecifes, las zonas rocosas y la arena. En tierra firme prefieren vivir bajo rocas pero cerca de las costas. En general gustan de los ambientes tropicales.

Comportamiento del cangrejo ermitaño

El cangrejo ermitaño es una especie nocturna. Al crecer necesita mudar de cubierta y es usual que pelee con otros cangrejos ermitaños por una misma concha.

Desarrolla relaciones simbióticas con otras especies al permitir la implantación de anémonas marinas en su misma concha. En posteriores mudas cangrejo y anémonas persisten juntos. Esta forma parasitaria protege al cangrejo de sus depredadores y a la vez, alimenta a la anémona o anémonas con los restos del alimento que consume el cangrejo.

Alimentación del cangrejo ermitaño

Se alimenta con base en una dieta omnívora. Las especies acuáticas consumen otros crustáceos pequeños, gusanos, animales muertos y restos de plantas.

Muchas veces el cangrejo ermitaño es mascota de los seres humanos. Así, en cautiverio se le alimenta con frutas y vegetales, además de insectos.

Cangrejo ermitaño - Superfamilia Paguroidea

Cangrejo ermitaño – Superfamilia Paguroidea

Reproducción del cangrejo ermitaño

Ovíparo, el cangrejo ermitaño se reproduce unas 2 veces al año y los huevecillos se liberan en el mar después de estar bajo el abdomen de la hembra. De los huevos emergen cientos de larvas denominadas zoes. Las primeras dos etapas, nauplios y protozoea, suceden dentro de los huevos; la última etapa se llama megalopa y se llega a ella después de varias mudas.

El cangrejo ermitaño puede vivir de 30 a 70 años.

Amenazas del cangrejo ermitaño

Las principales amenazas del cangrejo ermitaño son las especies que se alimentan de él incluyendo al ser humano. Aves como la gaviota, peces como el atún aleta amarilla y anfibios como el sapo de caña ven al cangrejo ermitaño como un delicioso alimento aunque tengan que deshacerse primero de la concha que lo protege.

No obstante, no hay peligro mayor para esta especie que es abundante aún tanto en agua como en tierra.