Peces

Dragón de mar

 
Dragón de mar

A lo largo de la historia, muchos animales han sido nombrados a partir de leyendas o mitos de la humanidad. Así sucedió con el caballito de mar, que se puede asemejar al hipocampo de la mitología griega. En este artículo queremos hablar de un pariente cercano del hipocampo, que también recibe un nombre inspirado en la mitología, nada más y nada menos que el dragón de mar o dragón de mar foliado. Se trata de una especie particularmente llamativa de caballito de mar que habita únicamente en Australia y que pasa su vida haciéndose pasar por un alga flotante para pasar desapercibido.

Muchas son las características que le hacen interesante, como su modo de alimentación, su anatomía o su reproducción, por lo que en BIOenciclopedia te animamos a leer este artículo sobre el dragón de mar y sus particularidades.

También te puede interesar: Caballito de mar

Índice

  1. Características del dragón de mar
  2. Hábitat del dragón de mar y distribución
  3. Alimentación del dragón de mar
  4. Reproducción del dragón de mar
  5. Amenazas y conservación del dragón de mar

Características del dragón de mar

El dragón de mar, Phycodurus eques, pertenece a la familia de peces marinos Syngnathidae, que incluye a los caballitos de mar. Se trata de uno de los caballitos de mar más extraños que se conocen y por el momento, es el único integrante descubierto del género Phycodurus.

Este animal dispone de prolongaciones semejantes a hojas a lo largo de todo su cuerpo, lo que le permite camuflase entre las algas para pasar desapercibido ante sus depredadores. Esta característica es la que le hace valedor de uno de sus nombres comunes, dragón de mar foliado.

Su tamaño medio oscila alrededor de los 30 cm, siendo bastante mayor que el hipocampo, y pudiendo alcanzar hasta los 50 cm de longitud. Para nadar, el dragón de mar utiliza principalmente un par de aletas pectorales que se disponen en los laterales de su cuello y la aleta dorsal. Durante su desplazamiento es capaz de mantener la ilusión que le hace parecer un alga flotante, por lo que no pierde esta protección en ningún momento.

Al ser un animal tan extraño, se pueden citar una serie de curiosidades del dragón marino:

  • Al contrario de lo que puede parecer, los apéndices en forma de hoja no sirven para la natación.
  • Su cuerpo tiene una superficie rígida, por lo que su movilidad es reducida.
  • Su cola no es prensil, de modo que no la utiliza para sujetarse a algas y corales como el hipocampo.
  • Su boca cumple la función de una trompa por la que aspiran su alimento.
  • Según su alimentación y nivel de estrés, puede llegar a cambiar de color.

Por último, y aunque pueda parecer una pregunta trivial, ¿dirías que el dragón de mar es vertebrado o invertebrado? La respuesta es que este animal pertenece al grupo de los peces con aletas radiadas (clase Actinopterygii), por lo que efectivamente es un vertebrado.

Te recomendamos leer el Caballito de mar.

Dragón de mar - Características del dragón de mar

Hábitat del dragón de mar y distribución

Como muchas de las especies más particulares de nuestro planeta, el dragón de mar es endémico de Australia. Concretamente, habita en toda la costa sur del país, sin adentrarse nunca en mar abierto y manteniéndose en profundidades entre 5 y 40 m. Su hábitat se encuentra en las zonas con abundancia de rocas y algas, en donde las praderas marinas le dan cobijo y alimento fácilmente aprovechable.

Alimentación del dragón de mar

Tal y como hemos comentado anteriormente, el Phycodurus eques utiliza su boca como si fuese una trompa por la que aspira su alimento, lo que hace que sus presas sean siempre de pequeño tamaño. La base de su alimentación se compone de varios tipos de pequeños crustáceos, como anfípodos y misidáceos, pudiendo afirmarse entonces que este animal vive alimentándose del zooplancton. Además, encuentra su alimento más nutritivo en una porción concreta del zooplancton, el meroplancton, cuando caza estados larvarios de otros peces.

Te recomendamos leer este artículo sobre el Zooplancton: qué es y ejemplos.

Dragón de mar - Alimentación del dragón de mar

Reproducción del dragón de mar

Al igual que sucede en el conocido caballito de mar o hipocampo, en el dragón de mar es el macho el que porta los huevos. La hembra se los entrega depositándolos en su cola mediante un largo conducto y ahí son fecundados. El macho los porta mientras madura, aproximadamente 9 semanas, y entonces se desplaza a aguas tranquilas para facilitar la eclosión de los huevos.

Una vez que han nacido, los individuos jóvenes no presentan forma larvaria, por lo que tienen un cuerpo completo y funcional igual que el de sus padres, pero de solo 2 cm de longitud. Además, los jóvenes son capaces de alimentarse por sí mismos desde el momento de su nacimiento, empezando a cazar pocos minutos después de salir del huevo.

Amenazas y conservación del dragón de mar

El dragón de mar es una especie lenta, sin grandes métodos para escapar, por lo que la hace un blanco fácil para sus depredadores. Pero esto entra dentro del equilibrio ecológico normal, por lo que no supone una amenaza real para el estado de conservación de la especie. La principal causa de mortalidad natural de estos animales es la caza de individuos jóvenes por toda clase de peces, ya que es frecuente que casi cualquier cosa que flote en un ecosistema acuático sea susceptible de ser engullido por un pez. Se estima que solo el 5% de cada puesta alcanza la edad adulta, que llega a los 2 años de edad, y para lograr este hito, el dragón de mar dispone de su excelente camuflaje como único método defensivo.

Ahora bien, cuando el equilibrio natural se altera, las especies son susceptibles de ver mermada su supervivencia. Y en el caso del dragón de mar, el resultado no es otro que el descenso de su población. Las principales fuentes de amenaza para el dragón de mar son las siguientes:

  • Destrucción de hábitat: debida en su totalidad a la actividad humana. Las actividades recreativas y la pesca son las principales causas de esta destrucción de bosques de algas y praderas marinas.
  • Contaminación del medio marino: funciona en conjunto con la destrucción de hábitat, pero en este caso se trata de un impacto químico en el entorno natural. Conduce a la muerte de las algas que forman el entorno perfecto para que estos animales vivan, por lo que termina reduciendo los hábitats potenciales que el dragón de mar puede habitar y, por tanto, amenaza su especie. Descubre la Contaminación por basura: causas, consecuencias y soluciones.
  • Captura de individuos: al ser una especie tan llamativa e interesante visualmente, el dragón de mar ha sufrido capturas desde hace décadas, lo que termina por reducir la población efectiva en la naturaleza. Además, estos animales no viven durante mucho tiempo en cautividad y su reproducción nunca se ha llevado a cabo en acuario. Actualmente, existe una legislación rígida contra la captura de dragones de mar salvajes en Australia, pero aun así la captura furtiva sigue siendo un problema para la especie.

Actualmente, la UICN clasifica al dragón de mar con el nivel de amenaza “preocupación menor”, por lo que no se considera que sea una especie amenazada, pero sí que está en vías de ello, ya que esta misma organización afirma que su población global está en descenso.

Ahora que ya conoces el dragón de mar, también te puede interesar descubrir otra especie como el Cangrejo gigante japonés.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dragón de mar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Peces.

Bibliografía
  • Hickman et al (2009). Principios integrales de zoología. Decimocuarta edición. McGraw-Hill.
  • Lista roja de especies amenazadas de la UICN (2022).

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Dragón de mar