Cachalote

Physeter macrocephalus

Información y Características

El cachalote es un cetáceo poseedor de algunos títulos relacionados con su magnitud: es el animal dentado más grande, el mayor depredador dentado y es dueño del cerebro más grande y pesado de todos los seres vivos. También es el único miembro vivo del género Physeter.

Pertenece al orden Cetacea, al suborden Odontoceti y a la familia Physeteridae.

Distribución del cachalote

El cachalote se encuentra en todos los océanos del mundo con excepción del norte del océano Ártico. A decir verdad, lo más usual es encontrarlo en aguas de clima cálido y tropical que en las zonas cercanas a los polos.

También te puede interesar… Los 10 animales más grandes del mundo

Habita aguas profundas y abiertas, y prefiere permanecer mucho tiempo en aquellas regiones donde el calamar es abundante (a 1,000 metros de profundidad) pero tiene la capacidad de sumergirse hasta 3,000 metros. Por lo tanto, es el mamífero que bucea a mayor profundidad.

Descripción del cachalote

Este animal posee el cerebro más grande de todo el reino animal, por lo tanto su cabeza de forma cuadrada corresponde a casi 1 tercio de la longitud total de su cuerpo. La longitud y peso corporal varía de acuerdo al sexo, lo que hace que su dimorfismo sexual sea muy evidente. Los machos miden alrededor de 16 y hasta 20.5 metros pesando hasta 57 mil kilos, un 30-50 por ciento más que las hembras.

Puede sumergirse a profundidades increíbles de hasta 3 km, lo que lo cataloga como el mamífero que se zambulle a mayor profundidad. Del lado izquierdo de la cabeza, contiene un espiráculo en forma de “S” con el que sale a respirar en la superficie.

Como otras ballenas,  produce un chasquido tan fuerte, que puede escucharse a varios metros bajo el agua, y es el más intenso producido por un animal. Su función específica aún se desconoce.

Poseen una capa de grasa debajo de la piel que llega a tener hasta 35cm de grosor. La coloración de la piel es color gris, pero debajo de la luz solar pueden reflejarse tonos marrones. Según investigadores, se han reportado casos de albinismo en esta especie.

Un misterio en los cachalotes es la existencia de sus dientes, pues no son necesarios para su alimentación. Estos poseen de 20 a 26 estructuras dentales en cada lado de la mandíbula inferior y se cree que sirven para enfrentamientos entre machos, pues algunos de ellos presentan cicatrices causadas aparentemente por dientes.

Cachalote - Physeter macrocephalus

Alimentación del cachalote

Es carnívoro y principalmente malacófago, ya que su presa favorita es el calamar; los géneros Histioteuthis, Ancistrocheirus y Octopoteuthis son los más consumidos. En un día, consume en calamares el 3 por ciento de su peso y en total come casi 1 tonelada de alimento. Pero tales moluscos no constituyen su único alimento ya que pulpos y rayas se incluyen en su dieta y en ocasiones roba el pescado de los barcos.

Utiliza la ecolocalización para capturar a sus presas, y puede aturdirlas mediante la vocalización de sonidos parecidos a chasquidos. Próxima a su comida, se sumerge y la atrapa mientras permanece boca abajo. Sus inmersiones pueden durar alrededor de 90 minutos.

Comportamiento del cachalote

El comportamiento social del cachalote está constituido por los grupos sociales y en ellos, por la dominancia jerárquica. Su gregarismo se manifiesta por la construcción de grupos familiares, de solteros y de hembras con sus crías, que pueden estar compuestos por 10-15 o 100 o más individuos, aunque esto último es menos frecuente.

Se comunican entre ellos por gemidos, silbidos, clics o chasquidos y chirridos. Cuando se encuentran frente a otra ballena, emiten secuencias repetitivas de 30 o 40 clics, conocidas como “coda”.

Reproducción del cachalote

Las hembras maduran de los 8 a los 11 años y los machos aproximadamente a los 10, aunque se aparean hasta los 25 o 27 años de edad. Cuando  alcanzan esa madurez, los machos se alejan hacia aguas más frías donde hay mejor oportunidad de alimentación, en cambio las hembras optan por aguas más templadas. Son polígamos. Los machos se enfrentan entre sí para determinar al vencedor que copulará con la hembra. Solamente del 10 al 25% de los machos adultos son capaces de reproducirse.

El ciclo reproductivo femenino es cada 2-5 años pero generalmente dan a luz 1 vez cada 4-20 años, lo que significa un índice de natalidad muy bajo. Macho y hembra se aparean a principios de primavera y en otoño se producen los nacimientos, después de un período de gestación de 14-16 meses. La única cría es amamantada hasta que cumple 2 años de edad.

Los cachalotes tienen una esperanza de vida de 70 años o más.

Cachalote - Physeter macrocephalus

Amenazas del cachalote

En tiempos pasados y hasta el siglo XX, el cachalote sufrió gran depredación por parte del hombre, pues era perseguido para obtener “espermaceti” una cera o aceite blancuzco obtenido del cráneo del cachalote muy benefactor para la industria de los cosméticos y lubricantes. De igual forma se utilizaba para compuestos farmacéuticos, aceite para lámparas, crayones e incluso para fijadores de perfumes.

Esta caza descontrolada logró detenerse a tiempo, pero actualmente han surgido otras problemáticas como las muertes ocasionadas por las redes de pesca abandonadas y las colisiones con los barcos.  También la contaminación ha provocado que el cachalote ingiera desechos y contaminantes químicos. Hoy en día es considerada una especie vulnerable en unos países y en peligro de extinción en otros.