Mapache

Procyon lotor

Información y características

El mapache es un mamífero también conocido como mapache boreal o mapache común, dado que es la especie más conocida del género Procyon. De hecho, existen 3 especies de mapaches, pero las demás tienen un área de distribución más reducida y son poco conocidas, por lo que para términos prácticos, Procyon lotor es el mapache a conocer.

Es miembro del orden Carnivora y de la familia Procyonidae.

Descripción del mapache

Se distingue fácilmente al mapache por el “antifaz” oscuro en su rostro, sobre los ojos. Es un animal de tamaño similar al de un gato, que mide entre 40 y 70 centímetros de longitud y pesa entre 2 y 14 kilogramos. El macho es más pesado que la hembra en un 15-20 por ciento. El pelaje de este mamífero es gris o marrón rojizo. Tiene una espesa cola “decorada” con 4-10 anillos negros. Posee 5 dedos en cada pata, y las delanteras son muy parecidas en forma a las manos humanas.

También te puede interesar… Canguro arborícola

El mapache es plantígrado, es decir, es capaz de posicionarse sobre sus patas traseras y sujetar objetos con las delanteras. En cambio, es imposible que salte a grandes distancias.

Información sobre mapache

Mapache-Procyon lotor

Distribución y hábitat del mapache

El mapache es nativo de América. Su distribución abarca el sur de Canadá, casi todo el territorio de Estados Unidos y el norte de América del Sur. Se introdujeron poblaciones en algunos países de Europa y Asia, por lo que ahora su distribución es más amplia y las poblaciones están más extendidas. Fuera de Norteamérica, Alemania y sus inmediaciones albergan mayor cantidad de mapaches, pero también están presentes en Rusia, Azerbaiyán, Kirguistán y hasta Japón. Un dato interesante: en este país asiático fueron importados alrededor de 1,500 mapaches para tenerlos como mascotas, a raíz del éxito de la serie Rascal, el mapache, de 1977.

Puede adaptarse a una gran variedad de hábitats y es normal encontrarlo cerca de las poblaciones humanas. Vive en zonas cercanas al agua, en zonas boscosas húmedas, tierras de cultivo, praderas, cuevas, minas e incluso en alcantarillas y cocheras.

Comportamiento del mapache

Es nocturno y prioriza la noche para la búsqueda de alimento. Es también un animal solitario que sólo se encuentra con las hembras en temporada de reproducción y el único vínculo semipermanente que mantiene una hembra es con las crías. El macho sólo interactúa con la hembra y las crías poco más de 1 mes.

Lo anterior es la información general. Sin embargo, los estudios de los etólogos Stanley D.Gehrt y Ulf Hohmann, efectuados durante la década de 1990, sugieren que el mapache no es absolutamente solitario, sino que establece comportamientos de interacción social de acuerdo al género. Por ejemplo, las hembras pueden compartir un espacio común y ocasionalmente se reúnen para compartir alimento. Los machos, por su parte, forman grupos para mantener su posición en contra de los mapaches invasores.

Alimentación del mapache

El mapache común mantiene una dieta omnívora y es un depredador oportunista. Su dieta se compone por un 40 por ciento de invertebrados, un 33 por ciento de materia vegetal y un 27 por ciento de especies vertebradas. En primavera y principios de verano consume una gran cantidad de insectos y gusanos. A finales de verano y en otoño se alimenta de fruta fresca y frutos secos que le permiten almacenar grasa, en vista de la llegada del invierno.

En pocas ocasiones le dedica tiempo a la caza de presas grandes pues prefiere los alimentos más fáciles de obtener: peces, anfibios y huevos. Además, en las zonas urbanas y suburbanas, el mapache ha encontrado en los botes de basura una siempre disponible fuente de alimento.

Reproducción del mapache

El mapache es polígamo. Su temporada de reproducción suele iniciar entre enero y marzo aunque en algunas regiones del sur la fecha se extiende hasta junio. Cuando el macho se encuentra en celo, vaga fuera de su territorio común para encontrar hembras. La copulación del mapache puede durar más de 1 hora y se repite algunas noches más. Si la hembra no queda preñada o pierde pronto a las crías, se inicia otra temporada fértil entre 80 y 140 días posteriores al suceso.

El período de gestación dura 63-65 días y por lo general nacen de 2 a 5 pequeños mapaches, que son destetados a las 16 semanas de nacidos.

Amenazas del mapache

La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica al mapache como especie de “Preocupación Menor”. Su población ha aumentado como consecuencia de su adaptabilidad a diferentes hábitats y a su introducción en otros países. Esto no quiere decir que no tenga amenazas. En efecto, el mapache es presa favorita de coyotes, lobos, búhos y serpientes.

El ser humano aún no es una grave amenaza, pero representa peligro cuando lo convierte en mascota, desconociendo un hecho: el mapache no es un animal domesticado como los perros o los gatos, y puede ser portador de la rabia. Además, en cautiverio aumentan las posibilidades de enfermedades derivadas de una mala alimentación como la obesidad, y así el mapache se ve impedido para obtener salud de manera natural.

 Artículos relacionados con el mapache

Glotón