Comprendiendo la fotosíntesis: definición

En la naturaleza, existen organismos que se alimentan de otros seres vivos, y son llamados heterótrofos. También existen unos capaces de sintetizar su propio alimento sin necesidad de usar materia orgánica de otros seres vivos. A estos organismos se les llama autótrofos. Dentro de esta categoría se incrustan las plantas verdes, que realizan un proceso denominado fotosíntesis.

La fotosíntesis puede definirse como un proceso químico mediante el cual se sintetizan sustancias orgánicas a partir de la energía lumínica solar. Gracias a esta energía, las plantas convierten el agua del suelo y el dióxido de carbono del aire en glucosa, un nutriente esencial que les provee energía y permite la fabricación de la celulosa.

La fotosíntesis es el proceso químico más importante en la Tierra, mediante el cual se sintetizan sustancias orgánicas a partir de la energía lumínica solar.

La fotosíntesis, forma básica de nutrición del reino Plantae, tiene lugar en los cloroplastos, que presentan un pigmento llamado clorofila. Éste interviene en el proceso fotosintético y dota del característico color verde a las plantas.

Todas las plantas que realizan la fotosíntesis son organismos fotoautótrofos. La fuente de energía de éstos es la luz del sol y su principal fuente de hidrógeno es el agua.

Proceso de la fotosintesis

Partes de la célula vegetal implicadas en la fotosíntesis

Cloroplastos.
Son los orgánulos que contienen la clorofila y las enzimas necesarias para llevar a cabo el proceso. Es la clorofila la que absorbe la energía de la luz.

Membrana celular.
Permite la entrada y salida a la célula del agua, el gas y las moléculas.

Vacuola.
Alberga la savia que mantiene rígida la célula.

Pared celular.
Otorga fuerza y rigidez a la célula.

Citoplasma.
Contiene las enzimas y las proteínas que la célula necesita para efectuar la fotosíntesis.

Núcleo.
Es sitio que alberga el ADN de las enzimas y proteínas usadas durante la fotosíntesis.

Etapas de la fotosíntesis

Como todo proceso, la fotosíntesis consta de etapas bien diferenciadas, que son básicamente dos:

Fase luminosa.
La planta capta la energía solar por medio de la clorofila en las células de las hojas y fabrica una molécula llamada adenosín trifosfato  o trifosfato de adenosina (ATP), rica en energía. Durante la misma fase las moléculas del agua que se absorbió del suelo se “rompen” debido a la luz y entonces el vegetal desprende oxígeno, el cual se libera a la atmósfera.

Fase oscura.
La energía que la planta obtuvo durante la fase luminosa es usada para sintetizar la glucosa a partir del agua y el dióxido de carbono captado de la atmósfera terrestre. Se le llama fase oscura porque a diferencia de la anterior, no necesita la luz solar.

Fotosíntesis

→ La ecuación del proceso de fotosíntesis es:

Dióxido de carbono + Agua →  Glucosa + Oxígeno

→ Que se traduce en:

6CO2  + 6H2O  →   C6H1206  + 6O2

La producción de la glucosa, un tipo de azúcar, es necesaria tanto para la nutrición como para la respiración de la planta. Puede usarse para convertirse en almidón, producir la celulosa que refuerza y protege la pared celular, y descomponerse durante la respiración.

La velocidad de la fotosíntesis no es siempre igual, pues la temperatura, la intensidad de la luz y la concentración de dióxido de carbono pueden limitar la velocidad.

Importancia de la fotosíntesis para los seres vivos

La fotosíntesis es el proceso químico más importante en la Tierra y es completamente imprescindible para la supervivencia de los seres vivos. Los animales, incluidos los seres humanos, viven porque las plantas existen y éstas viven gracias a la fotosíntesis.

Debido a que las plantas pueden nutrirse por medio de este proceso, otros organismos obtienen alimento de ellas: raíces, tallos, corteza, hojas, flores y frutos. Por otra parte, el proceso libera uno de los productos más importantes para la respiración: el oxígeno.

Durante los últimos tiempos la presencia de las plantas se ha reconsiderado por su capacidad para reducir los gases nocivos que las industrias y los automóviles liberan a la atmósfera. Es por eso que los bosques frondosos son una especie de “pulmones” para la Tierra.

Datos en Vídeo