Las 4 Teorías más Aceptadas del Origen del Hombre

Los detalles sobre el origen del hombre son muy inciertos. A pesar de algunas evidencias, existen piezas misteriosas sin resolver que impiden conocer la verdad absoluta. Son muchas las explicaciones que se han desarrollado a lo largo de la existencia del ser humano y en cada una hubo especial atención.

Algunas fueron descartadas por datos imprecisos y quedaron en el camino. Otras, se fortalecieron y se convirtieron en teorías que han aportado conocimiento a la ciencia y que de alguna manera se cree que nos ha acercado un poco más a la verdad.

Podría interesarte: Herencia y Variabilidad…

La ciencia tiene datos importantes acerca del entorno que existía mucho antes de nosotros, e incluso, se ha hablado de teorías sobre el origen del universo y cómo comenzó la vida en la Tierra posiblemente a partir de una bacteria. Gracias a los restos fósiles sabemos de los dinosaurios y gracias a las marcas del tiempo en las rocas, sabemos que alguna vez existía una gran masa de Tierra con vida primitiva llamada Pangea en lugar de varios continentes como hoy se distinguen.

Gracias a la ciencia, también sabemos que evoluciones homínidas como el Australopithecus o el Homo habilis, tenían características físicas más parecidas a las del Homo sapiens y que utilizaban instrumentos para resolver sus necesidades. De igual forma, tenemos la certeza de que no descendemos directamente del chimpancé ni de ningún otro primate que vemos en la actualidad.

Actualmente, existen 4 principales teorías que nos hablan del origen del ser humano. Esto quiere decir qué, es muy probable que una de esas cuatro sea la absoluta, pero tal descubrimiento no podrá saberse hasta que se reúnan las evidencias necesarias que demuestren cómo fueron los hechos. Estas evidencias quizá sigan debajo del polvo acumulado en algún punto terrestre o marino, en espera de ser descubiertas.

Las 4 teorías más aceptadas por el público de la actualidad son:

Creacionismo.

No es una teoría científica, pero millones de personas creen en ella y afirman que es totalmente irrefutable. Según la teoría del creacionismo, todo lo que vemos, incluidos nosotros, la Tierra y el universo, fue creado por un Dios, pues, elementos tan ‘perfectos’, tan complejos y tan bien coordinados biológica y químicamente, solo pudieron ser ‘diseñados’ por una fuerza suprema y celestial, con el fin de que hallemos paz y todo lo necesario para vivir en armonía.

Creacionismo y origen del hombre.

Teoría del Creacionismo.

Las filosofías religiosas son las que apoyan la teoría del creacionismo, basada en escrituras de llamados libros sagrados que representan las bases de cada doctrina. Más que fundamentos, es la fe y la lealtad de sus seguidores la que mueve al creacionismo, pues según las creencias, todo lo plasmado en los libros sagrados son mensajes de ese poder externo llamado Dios, bajo diferentes nombres según la cultura.

Mucho se ha cuestionado sobre esta teoría y los científicos afirman que algo basado en creencias no comprobables y sucesos “mágicos” carece de toda objetividad y credibilidad. Los detractores al creacionismo señalan que los relatos bíblicos son metáforas y enseñanzas hacia el ser humano para que actúe con bien y obtenga una mejor calidad de vida, pero, que el sentido se ha modificado por completo al entender tales bases como sucesos que verdaderamente sucedieron.

La teoría del creacionismo es hoy, y lo será por muchos años, parte de las teorías del origen del hombre más aceptadas.

Las 7 Teorías sobre el Origen de la Vida…

Teoría de la evolución.

Otra teoría ampliamente aceptada, es la del hombre descendiente de primates más avanzados pertenecientes al género Homo, que poco a poco fueron evolucionando hasta lucir anatómicamente modernos con rasgos craneales más equilibrados, una postura erguida y sobre todo, un cerebro más desarrollado.

Evolución humana.

Esta evolución no surgió de la nada, sino de técnicas mejoradas para resolver necesidades, y del diseño, uso y desarrollo de instrumentos que permitieron la obtención de alimento, resguardo y vestimenta. Todo esto llevó millones de años en perfeccionarse y cada etapa estuvo representada por una especie de homínido. Se dice que el paso de Homo erectus a Homo sapiens se produjo simultáneamente en varios puntos del globo.

Se sabe de la existencia de un ancestro común entre los chimpancés (incluidos los bonobos) y el ser humano, porque el 99% de nuestra secuencia genética es idéntica, pero esto no significa que provengamos de ellos.

Artículo: Evolución del Ser Humano…

La representación de un simio encorvado y con largas extremidades superiores que gradualmente va adoptando una postura bípeda, con brazos y piernas de tamaño equilibrado y que finalmente se convierte en un humano semejante a nosotros (como la imagen de arriba), ha sido vista por la gran mayoría de las personas, pero según los científicos que apoyan la teoría de la evolución, esta imagen no representa la idea; pues, se ha comprobado que el ser humano no desciende de una especie de simio en particular; es decir, la evolución humana no fue lineal sino que fue una red donde hubo entrecruzamiento con por lo menos, cuatro distintas líneas de homínidos.

Origen africano.

La teoría del origen africano sugiere que los humanos se originaron en África hace aproximadamente 200,000 años y de ahí emigraron hace alrededor de 100,000 años a otras partes del mundo como Asia y Australia (que estaba colonizada por Homo erectus). Posiblemente en Oriente Próximo o al sur de Arabia, los primeros ancestros del Homo sapiens se entrelazaron con grupos neandertales que también estaban trasladándose hacia otros sitios. Tales humanos pioneros se extinguieron, pero su presencia apareció en los resultados de los estudios del ADN extraído de los restos de una mujer neandertal dentro de una cueva de Siberia.

El hombre de origen africano.

Las investigaciones apuntan que los Homo sapiens se cruzaron con neandertales, que a su vez se relacionaron con denisovanos, una especie hermana de los neandertales. Después de otras conexiones entre denisovanos, Homo sapiens, neandertales y grupos ancestrales europeos y asiáticos, surgió el hombre moderno. Recientemente se reveló que existe un 3% de ADN neandertal en la información genética de los europeos y de los asiáticos actuales.

El modelo de “origen africano reciente” propone que todas las poblaciones modernas no africanas descienden sustancialmente de las poblaciones de Homo sapiens que abandonaron África después de ese tiempo.

En algún punto, la teoría del origen africano y la evolutiva han convergido y ahora es aceptable una explicación híbrida entras estas dos.

La explicación sobre el origen del hombre no puede plasmarse como algo ordenado y lineal. Es un fenómeno multifactorial donde ocurrieron conexiones entre varias especies y donde se vieron involucrados varios factores ambientales. En resumen, los humanos actuales son resultado de una compleja interacción y una compleja mezcla de especies homínidas de diversas habilidades.

La ciencia tiene registrados más de 24,000 genes humanos, muchos de ellos sin decodificar. Ahí podría haber un importante avance que nos revele datos asombrosos de millones de años atrás.

Uno de los elementos desafortunados de la aceptación de los orígenes evolutivos del hombre africano fue el marcado aumento del prejuicio racial. Aunque el racismo ciertamente existió antes de la década de 1850, la evolución dio a los europeos blancos una justificación “científica” para dominar a los africanos “menos evolucionados”, al igual que los aborígenes australianos.

La Teoría de que todo Proviene de Vida Extraterrestre…

Monogenismo y Poligenismo.

El monogenismo y poligenismo parte de la teoría evolutiva y del origen africano del hombre.

El monogenismo se refiere a la teoría de que existe un origen único y común para todas las razas humanas. Esta teoría reciente, se debatió en el occidente en el siglo XIX y fue apoyada por los científicos más modernos, quienes aceptaron que los orígenes del hombre se suscitaron fuera de África.

Monogenismo y Poligenismo, origen del hombre.

La investigación ”Fuera de África” señala que todos los humanos modernos provienen de un único grupo de Homo sapiens que emigraron de África hace 2,000 generaciones y se extendieron por Eurasia durante miles de años. Estos colonos reemplazaron a otros humanos primitivos (como los neandertales), en lugar de cruzarse con ellos.

El poligenismo, por su parte, afirma que las diferentes razas humanas corresponden a diferentes especies. Esta visión menos aceptada, se contrapone al monogenismo que postula un origen único de la humanidad.

A pesar de que el monogenismo es más apoyado que el poligenismo, este último aún permanece reciente defendiendo su postura mediante muestras visibles. Por ejemplo, se habla de que los restos humanos y herramientas halladas en Australia y Nueva Guinea son muy diferentes a los de otras partes del mundo, como Asia. Algunos argumentan que estas discrepancias fueron porque los primeros colonos se cruzaron con la población local de Homo erectus que ahí residía, o porque hubo una migración secundaria posterior de África, pero otros aseguran mediante estudios que no hubo evidencia de relación genética con Homo erectus.

Los que apoyan el monogenismo explican que probablemente, el puente de tierra que juntaba Australia con Nueva Guinea se hundió, dejando a cada población aislada por miles de años, por lo que el uso de herramientas y el avance esquelético no estuvo influenciado por fuentes externas, como en los otros grupos asiáticos o europeos. Por tal motivo, pareciera que sus restos pertenecieron a otro grupo humano muy distinto.

 

 

Referencias

https://answersingenesis.org/human-evolution/ape-man/the-origin-of-humans/

https://www.sciencedaily.com/releases/2007/05/070509161829.htm

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4705322/