Mangosta

Familia Herpestidae

Información y características

La palabra “mangosta” se refiere a cada una de las 33 pequeñas especies que pertenecen al orden Carnivora, al suborden Feliformia y a la familia Herpestidae. Es famosa por su destreza para cazar serpientes venenosas y se han encontrado múltiples imágenes de su figura momificada en muchas tumbas del Antiguo Egipto.

Descripción de la mangosta

Es un carnívoro de pequeño tamaño, de cuerpo delgado, rostro alargado, patas cortas, orejas redondas, cola larga y dientes afilados. Posee una glándula anal que despide una sustancia que tiene la función de “comunicar” la etapa reproductiva y el territorio. Su rango de longitud es 24-58 centímetros. El peso, dependiendo de la especie, está entre 320 gramos y 5 kilogramos.

También te puede interesar… Suricata

El pelaje presenta una coloración de gris a marrón. Algunas especies tienen franjas oscuras o claras en la parte superior del cuerpo o colas con anillos oscuros.

Mangosta

Mangosta-Herpestidae

Distribución y hábitat de la mangosta

Su área de distribución comprende Asia, el sur de Europa, la península Ibérica y el sur de África. A partir de 1800 se introdujeron algunos ejemplares en las Indias Occidentales y en algunas islas hawaianas para que controlaran las plagas de roedores que afectaban las plantaciones de caña de azúcar. Sin embargo, el remedio resultó negativo ya que la población de mangostas creció desmesuradamente y comenzó a afectar la supervivencia de las especies animales nativas de dichas islas.

La mangosta vive en zonas de pastizales, bosques y terrenos duros y rocosos.

Comportamiento de la mangosta

La mangosta es una especie activa durante la mayor parte del día. Muy sociable, vive en madrigueras en grupos de entre 10-50 individuos pero por lo general más de 20 ya son muchos. Cada uno de los miembros del grupo tiene que cooperar para ayudarse a sobrevivir y necesitan trabajar juntos para proteger a los más jóvenes y a los de mayor edad. Otras especies son solitarias y prefieren conseguir comida solo para ellas.

En Asia las personas se dieron cuenta de que puede luchar vigorosamente contra las serpientes venenosas y aprender algunos trucos sencillos, entonces aprovecharon esta condición para montar espectáculos de combate mangosta-cobra. Como este animal es ágil, de grueso pelaje e inmune al veneno de la serpiente, no sufre daños letales.

Alimentación de la mangosta

Se alimenta de la carne de animales más pequeños que ella. Mantiene una dieta carnívora en la que predominan los roedores, los insectos, los lagartos (pequeños), las serpientes, las aves, las lombrices y las ranas. En ocasiones se encuentra con huevos y con carroña y no los rechaza; puede romper los huevos semiabiertos lanzándolos contra un objeto sólido, hecho que comprueba una gran inteligencia. Complementa su alimentación con nueces, semillas y una que otra fruta.

Se le reconoce la habilidad para cazar serpientes venenosas como las cobras, pero no suele consumirlas.

Reproducción de la mangosta

Durante el cortejo de esta especie, la hembra emite un sonido parecido a la risa. Tiene una sola camada de crías por año, aunque si sus descendientes mueren, puede reproducirse inmediatamente después para compensar la pérdida.

Posteriormente al apareamiento, la hembra da a luz unas 4 crías que se destetan a las 6 semanas de edad. A los 4 meses ya pueden salir con la madre para que ésta les enseñe cómo cazar y así puedan salir del hogar familiar, situación que se produce 2 meses después en los machos. Las hembras se quedan más tiempo con la madre y se sabe que algunas veces permanecen junto a ella indefinidamente.

Información sobre mangosta

Mangostas en el Parque Nacional Serengueti, Tanzania

Amenazas de la mangosta

Muchas especies de mangosta mantienen una población estable, pero otras están en franco peligro de extinción o vulnerables. Por ejemplo, la mangosta de Grandidier (Galidictis grandidieri) está clasificada como “Endangered” (en peligro de extinción) en la Lista Roja de la IUCN, y las poblaciones introducidas en las islas de Hawái hoy están, irónicamente, amenazadas por los seres humanos, cuando tiempo atrás ellos fueron quienes las llevaron.

Sus amenazas más grandes son la pérdida de hábitat y la caza excesiva.

 

 Artículos relacionados con la mangosta

Cobra real