Saccharum officinarum

Cerca de la mitad del azúcar del mundo se extrae de esta planta conocida como caña de azúcar o sencillamente caña. Es una hierba que, a simple vista, no parece tener nada de especial, pero ¡vaya que lo es! Sin duda, el azúcar, objeto de debates y de estudios que lo acusan de ser dañino para la salud si se consume en exceso, es uno de los productos más disfrutados por chicos y grandes.

Descripción

La caña de azúcar es una planta herbácea perenne que forma parte de la familia de las gramíneas; por lo tanto, está emparentada con el arroz, el maíz, el sorgo, la avena y el bambú. Un grupo de tallos duros, jugosos, no ramificados y con entrenudos crece a partir de una red de rizomas de la que aparecen tallos secundarios. Los tallos miden unos 5 metros de altura, pero el rango es de 3 a 8 metros. Muestran colores que van desde el verde hasta el rosado o púrpura.

Orden: Poales
Familia: Poaceae
Género: Saccharum

Sus hojas son largas, lanceoladas y fibrosas, con bordes dentados y una nervadura central gruesa. Miden entre 30 y 60 centímetros de longitud y alrededor de 5 centímetros de ancho. Desarrolla panículas, un tipo de inflorescencia, en la que se alojan espiguillas de flores minúsculas y en cuyos extremos se aprecia una especie de pelusa larga y sedosa. El fruto es una cariópside de 1.5 milímetros de largo, con una sola semilla en su interior.

Información sobre la caña de azúcar.

Cultivo de caña de azúcar.

Distribución

La caña de azúcar se originó en el sureste de Asia, posiblemente en islas del Pacífico sur o específicamente en Nueva Guinea, en donde se cultiva desde el 6000 a. C., aproximadamente. A partir de ahí la planta se extendió a las regiones templadas y tropicales del Asia continental, el subcontinente Indio, Europa, África, Australia, el sureste de Estados Unidos, México y Sudamérica. Alejandro Magno registró saber de la planta en el 327 a. C. A finales del siglo XV Cristóbal Colón la introdujo en América durante su segunda expedición, pero su cultivo comenzó varias décadas después.

Hoy en día, Saccharum officinarum se distribuye en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, pero se ha encontrado hasta en España y Sudáfrica. Su cultivo se realiza en más de 70 países, incluidos Australia, Cuba, Brasil, India y Tailandia, pero Brasil e India son los productores de alrededor de la mitad de caña de azúcar del mundo.

Reproducción y variedades

Las flores de la caña de azúcar son hermafroditas, con órganos sexuales masculinos y femeninos al mismo tiempo, y son polinizadas por el viento. Dado que es una especie cultivada por sus tallos y no por sus frutos, puede propagarse sin necesidad de polinización; esto se realiza principalmente por esquejes (fragmentos de tallos). Estos esquejes regularmente se plantan en primavera de forma vertical y horizontal en el suelo; en poco tiempo desarrollan raíces nuevas desde los nódulos o nudos del tallo.

La especie requiere un lugar soleado y despejado, así como suelos húmedos bien drenados y fértiles que pueden ser arcillosos, volcánicos o aluviales. Temperaturas inferiores de -5 ºC son peligrosas para su crecimiento y supervivencia. Las variedades de Saccharum officinarum suelen dividirse en grupos, como Bourbon, Batavian, Mauritius y Otaheite, entre otros.

¿De dónde proviene el azúcar?

Contenido interno de la caña de azúcar.

Usos

El producto estrella de esta especie es el azúcar que se obtiene tras la extracción del jugo de los tallos. Este jugo grisáceo, verdoso y con un toque amargo, se trata con productos químicos para reducirlo a un jarabe y después se hierve hasta que se cristaliza. El azúcar cristalizado puede refinarse; esta es la forma más común en que se presenta para su comercialización. Es un endulzante universal, presente en miles de platillos, postres y bebidas. Algunas personas gustan de masticar la caña y saborear el jugo directamente.

El consumo de azúcar debe ser controlado, pues su alta ingesta se asocia con la obesidad y la diabetes.

El azúcar de la caña es un hidrato de carbono que provee energía al cuerpo. Es necesario para que el organismo realice funciones, pero es verdad que su exceso en el cuerpo resulta perjudicial para la salud. Las dietas altas en azúcar se asocian con la caries, la obesidad y la diabetes, que reducen la calidad de vida y pueden llevar a la muerte.

Gracias a sus propiedades antisépticas, diuréticas, laxantes y cardiotónicas, también tiene algunos usos medicinales. Por ejemplo, en el sur de Asia se le aprovecha para aliviar estreñimiento, tos y afecciones en la piel, y en otras partes se usa para tratar infecciones respiratorias y heridas abiertas. Por otra parte, las plantas de caña de azúcar, en conjunto, producen una enorme cantidad de biomasa que puede ser aprovechada como combustible y usarla para generar electricidad.

Amenazas y conservación

La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no ha evaluado el estado de conservación de la caña de azúcar, pero no parece estar globalmente amenazada. Por el contrario, es una especie de extenso cultivo. Hongos, virus, insectos y nematodos son sus enemigos; si estos proliferan pueden causar enfermedades difíciles de erradicar. Algunos de los organismos que pueden enfermar a la especie son Allantospora radicicola, Asterostroma cervicolor, Graphium sacchari, Xanthomonas albilineans y Trichoderma lignorum.