Teoría Celular

En términos biológicos, la teoría celular es una teoría científica histórica que dice que los organismos vivos están formados por células, unidades vitales, morfológicas, fisiológicas y genéticas de todos los seres vivos.

La teoría celular está tan establecida, que forma uno de los principios unificadores de la biología. Las células son la unidad de la vida y toda la vida proviene de la vida preexistente.

La teoría celular es una explicación ampliamente aceptada de la relación entre las células y los seres vivos. La teoría celular es válida para todos los seres vivos, no importa cuán grande o pequeña, o cuán simple o compleja.

Puede interesarte: Qué es la Célula…

Científicos que sentaron las bases de la teoría celular.

Aunque Robert Hooke describió las células por primera vez en 1665, se tardaron 200 años más en apreciar su importancia y su naturaleza. Hooke utilizó microscopios para ver células muertas en un trozo de corcho de botella y al descubrir algo parecido a pequeños poros, los llamó células. Sin embargo, aún no conocía sus funciones ni su estructura. Lo cierto es que realmente no eran células.

Antoni Van Leeuwenhoek fue otro científico que utilizó microscopios para estudiar las células. Para 1674 se convirtió en la primera persona en ver células vivas bajo un microscopio. Estás pertenecían a unas algas. Experimentó para calcular la cantidad de microorganismos en el agua y examinó otros objetos como la piel, el cabello y la sangre. También estudió la estructura física del marfil y descubrió parásitos en las pulgas utilizando microscopios más potentes.

Científicos teoría celular.

Antoni Van Leeuwenhoek (1632-1723). / Imagen de Dominio Público.

Se destacó por la fabricación de microscopios. Con sus técnicas superiores de ajuste de la luz, fue capaz de hacer microscopios que podían ampliar más de 200 veces y, en algunos casos, incluso tenía microscopios que aumentaban hasta 500 veces.

Diversos científicos trataban de explicar nuevos descubrimientos relacionados con las células. La división celular fue establecida por Robert Remak y otros investigadores en la década de 1850 y la mitosis fue entendida por primera vez por Walther Flemming en 1882.

Matthias Schleiden y Theodor Schwann fueron científicos que se especializaron en plantas y animales, siendo Schwann experto en estos últimos, y Schleiden en vida vegetal. Ambos se dieron cuenta de que todos los seres vivos tienen células y que las células son la unidad básica de la vida.

Aleksandr Oparin fue un biólogo y químico ruso que esbozó una forma en que los productos químicos orgánicos básicos pueden formar sistemas microscópicos localizados, posibles precursores de células, a partir de los cuales podrían desarrollarse los seres vivos primitivos.

Principios básicos de la teoría celular.

Ante esos descubrimientos y grandes aportaciones a la ciencia, la teoría celular propone tres principios básicos:

1. Nos dice que todos los seres vivos están formados por una o más células.

Las células se pueden dividir en dos grupos: Procariotas y eucariotas.

Las procariotas no tienen núcleo diferenciado; son generalmente más pequeñas y menos complejas que las células eucariotas y tienen material genético no contenido en el núcleo, entre otras características.

Las eucariotas tienen un núcleo diferenciado, son generalmente más grandes y más complejas, tienen material genético en el núcleo, algunos son unicelulares.

Cada célula es una membrana de fosfolípidos semipermeables envueltos alrededor de citosol o una solución de agua y solutos disueltos. Todas las células dependen del ADN para mantener la información necesaria para producir las moléculas que utilizan para obtener energía. Aunque los métodos para obtener energía varían ampliamente, todos los organismos obtienen energía para crecer y reproducirse.

2. Una célula es la forma de vida más pequeña y básica.

Los organismos pueden ser células individuales, que contienen todos los componentes necesarios para un metabolismo, o pueden ser más complejos. Los organismos más complejos dividen las diversas tareas metabólicas en diferentes grupos de células, llamados tejidos. Estos tejidos están dispuestos en compartimentos con membranas que los separan de otros tejidos.

3. Una célula puede formarse a partir de otra o más células ya existentes.

Ninguna célula de la Tierra ha surgido de manera espontánea. Todas las células son el resultado de la división celular. Cuando una célula es lo suficientemente grande, replica su ADN y componentes importantes. Estos componentes se pueden dividir en dos celdas hijas, que son copias entre sí.

Algunos autores mantienen dudas en este principio, pues, ¿de dónde provino la primera célula que dio origen a la vida? Es como la eterna pregunta del huevo y la gallina. Es posible que las células existentes en la Tierra arcaica no podían desarrollarse en estructuras más complejas a falta de sustancias químicas y energía solar. Una vez que esto fue posible con el enfriamiento, las células ya fueron ideales para dar vida.

Teoría celular moderna.

Teoría celular moderna.

El concepto moderno ha agregado nuevas bases a los tres principios originales, lo que conforma la teoría celular moderna. Estos conceptos son:

Las células pasan información (ADN) a nuevas células cuando se dividen.

Los genes llevan información biológica que debe copiarse con precisión para transmitirla a la siguiente generación cada vez que una célula se divide para formar dos células hijas. El descubrimiento de la estructura del ADN también reveló el principio que hace posible esta copia: debido a que cada cadena de ADN contiene una secuencia de nucleótidos que es exactamente complementaria a la secuencia de nucleótidos de su cadena asociada, cada cadena puede actuar como una plantilla o molde para la síntesis de una nueva hebra complementaria.

La energía fluye dentro de las células. Es decir, el flujo de energía (metabolismo y bioquímica) ocurre dentro de las células.

Las reacciones químicas que lleva a cabo una célula normalmente se producirían solo a temperaturas mucho más altas que las que existen dentro de las células. Por esta razón, cada reacción requiere un aumento específico en la reactividad química. Este requisito es crucial, porque permite que cada reacción sea controlada por la célula. El control se ejerce a través de proteínas especializadas llamadas enzimas, cada una de las cuales acelera, o cataliza, solo una de las muchas clases posibles de reacciones que una molécula en particular podría experimentar.

Las reacciones catalizadas por enzimas generalmente se conectan en serie, de modo que el producto de una reacción se convierte en el material de inicio, o sustrato para la siguiente. Estas largas vías de reacción lineal están, a su vez, conectadas entre sí, formando un laberinto de reacciones interconectadas que permiten a la célula sobrevivir, crecer y reproducirse.

Artículo: Reproducción Celular…

Todas las células son básicamente iguales en la composición química.

Las células están compuestas por una numerosa cantidad y variedad de moléculas que pueden clasificarse en componentes orgánicos e inorgánicos.

Como componentes orgánicos podemos mencionar:

Glúcidos o hidratos de carbono o azúcares.

Proteínas.

Líquidos o grasas.

Ácidos nucleicos.

Como componentes inorgánicos:

Agua.

Iones como cationes (iones cargados positivamente) y aniones (iones cargados negativamente).

Sales minerales como sulfatos, fosfatos y cloruros.

La actividad de un organismo depende de la actividad total de las células independientes.

Todos los seres vivos realizan tres funciones vitales: nutrición, relación y reproducción. Estas tres funciones se llevan a cabo en todas las células.