Los cánidos, como parte de la familia Canidae, son mamíferos carnívoros que cuentan con un amplio repertorio de especies, ya que incluye a los lobos, coyotes, dingos, chacales, licaones, zorros y por supuesto, perros domésticos. Estos últimos son los únicos mundialmente domesticados y cuya alimentación se considera más omnívora.  

El perro doméstico, de nombre científico Canis lupus familiaris, es descendiente del lobo gris (Canis lupus), quien cuenta con alrededor de 37 subespecies no domesticadas. Por muchos años, el hombre moderno se ha preguntado cómo es que una sola especie fue domesticada y cómo se logró tal transición.

Los registros históricos muestran que muy probablemente, el perro convivio con el ser humano hace aproximadamente entre 20,000 y 40,000 años, lo que lo convierte en uno de los primeros, sino es que el primer animal doméstico en la vida del hombre. Algunos documentos indican que a pesar de que el humano conservó lobos salvajes durante algunos años, su domesticación y entrenamiento comenzó hace alrededor de 15,000 años.

Tales datos fueron obtenidos luego del descubrimiento de piezas óseas en buen estado de conservación. Por las regiones en la que se hallaron los restos, todo parece indicar que los lobos salvajes fueron domesticados en el noreste de Siberia o en Alaska y noroeste de Canadá.

En algunas regiones se hallaron huesos de lobos salvajes; en otras, de perros domesticados, pero quizá las pruebas más interesantes son las de lobos en transición a la domesticación.

Con ello, se llega a la conclusión de que tanto perros domésticos como salvajes comparten un ancestro de lobo; lo que quiere decir, que en algún punto de la vida los lobos grises y los perros comenzaron a separarse por caminos evolutivos distintos. A su vez, los perros también se diversificaron por cuestiones de adaptación a las necesidades del hombre y también por el estilo de vida y alimentación que este les proporcionaba, entre otros factores.

Actualmente, existen más de 330 variedades de razas caninas en todo el mundo, muchas de las cuales no podrían sobrevivir en entornos naturales. 

Perros domésticos.

Resulta poco creíble que todas las razas de perro doméstico provengan de un mismo ancestro; especialmente si comparamos a un San Bernardo con un Chihuahua. No obstante, la diversidad de cánidos hogareños que hoy vemos, también han sido resultado de años de mezcla entre razas, entrenamientos, alimentación especializada, etc.

Dónde vive el perro.
Perro doméstico (Canis lupus familiaris).

Se entiende por perros domésticos, a aquellos que viven dentro de viviendas humanas y que de alguna forma, se mantienen bajo sumisión del hombre. Un perro doméstico depende del cuidado, de la protección y alimentación de su propietario, aún sea un cánido con habilidad para la caza (como el beagle, pointer inglés, etc.), ya que por lo regular, el espacio asignado para el perro se encuentra delimitado por algún obstáculo físico (bardas, rejas, etc.), lo que impide su búsqueda de alimento y refugio en caso de necesitarlo.

El perro doméstico vive en la mayor parte del mundo, exceptuando el continente Antártico y las regiones muy cercanas al Ártico norte. Por el contrario, Norteamérica registra las más altas poblaciones de perros domésticos a nivel global.

Los perros se adaptan muy bien a vivir dentro de hogares situados en diversos hábitats: praderas, entornos urbanos o rurales, zonas boscosas, zonas montañosas, etc., siempre y cuando pertenezcan a razas con características anatómicas adecuadas. Por ejemplo, es muy probable que un Gran Danés o un Galgo no se adapte con éxito a lugares gélidos. Lo mismo ocurre con razas de entornos fríos (como un Malamute de Alaska) que son trasladados a ciudades con temporadas de calores extremos.

A pesar de numerosas generaciones conviviendo con el Homo sapiens, el perro doméstico aún conserva ciertos comportamientos con sus ancestros salvajes. Uno de ellos es el olfateo y la territorialidad. Esto último puede observarse cuando orina paredes, árboles, rocas, postes, etc. Tal comportamiento va precedido por el olfato, que indica que otro animal está merodeando por el territorio.

Otro ejemplo es cuando el perro entierra huesos o su juguete favorito. En entornos salvajes ocurre lo mismo, pero con los cadáveres que los lobos entierran algunas veces para su consumo posterior.

Perros salvajes.

Los cánidos (familia Canidae), son un grupo taxonómico que incluye al lobo, chacal, coyote, licaón, dingo, cuón, aguarás guazú, zorros, vulpinos y perros domésticos. Esto significa, que todos los integrantes comparten ancestros en común y mantienen una estrecha relación genética.

Del grupo antes mencionado, solo algunos como el licaón, dingo, cuón, son considerados un tipo de perro salvaje. Estos se distribuyen por gran parte del mundo y su comportamiento y actividades son muy distintas a las de un cánido acostumbrado al entorno antropogénico.

Perro salvaje africano (licaón).

Las manadas de perros salvajes africanos (Lycaon pictus) son consideradas fauna peligrosa en su hábitat natural, ya que poseen gran capacidad para la organización y la colaboración en equipo. Al perro salvaje también se le conoce como “perro cazador de El Cabo” o “perro hiena”, debido a su agresividad y falta de temor durante la caza grupal.

Perro africano
Perro salvaje africano (Licaón).

Vive en poblaciones fragmentadas por todo el continente africano subsahariano, con mayores concentraciones al este y sur. Su escenario natural son las sabanas y zonas áridas abiertas, muy cercanas a las zonas boscosas pero sin llegar a ellas la mayoría de las veces. 

Se cree que evitan todo tipo de ecosistema de abundante vegetación debido a sus hábitos de caza caracterizados por la persecución de sus presas. Los árboles y arbustos altos reducen su visibilidad y cualquier presa podría esconderse o trepar fácilmente. No obstante, en temporadas de escasez confían en su organización grupal y se adentran a matorrales, bosques y áreas montañosas.

Son pocas las poblaciones las que se han instalado oportunamente en bosques y montañas; probablemente por poca competencia ante otros tipos de fauna. Se han registrado perros salvajes africanos a elevadas altitudes entre 1,800 y 2,800 m en promedio.

¿De qué se alimenta? 

A diferencia de las croquetas de los cánidos de hogar, los perros salvajes africanos se organizan para obtener la carne de grandes animales como el kudú (Tragelaphus strepsiceros), gacela de Thomson (Eudorcas thomsonii), impala (Aepyceros melampus), antílope jeroglífico (Tragelaphus scriptus) y ñu azul (Connochaetes taurinus), sus presas más comunes.

Dingo.

El dingo (Canis lupus dingo) es otro ejemplo de cánido salvaje, pero en este caso, de comportamiento solitario. A pesar de poseer una apariencia muy similar a la de un perro doméstico, es un animal respetado y temido en Australia, región de la que es originario.

Dingos, perros de australia
Dingo (Canis lupus dingo).

La persecución hacia este animal por cuestiones relacionadas a la agricultura y el pastoreo, han limitado el área de distribución del dingo. Actualmente está ausente de la mayor parte de Nueva Gales del Sur, Victoria, el tercio sureste del sur de Australia y el extremo suroeste de Australia occidental. Existen escasas poblaciones en la mitad de Australia Occidental y las áreas adyacentes del Territorio del Norte y Australia del Sur. 

Su hábitat está conformado por ambientes templados, tierras altas, desiertos áridos, bosques tropicales y humedales, lo que demuestra que es un animal de fácil adaptación.

Se caracteriza por ser un perro veloz, ágil y resistente sin temor a acercarse a zonas urbanizadas para obtener alimento en caso de ser necesario. Por esta razón, el gobierno local pide a las familias que residen en zonas boscosas, especial atención y cuidado hacia bebés y niños.

¿De qué se alimenta?

Su alimento es muy variado, y más si se toma en cuenta la región en la que habita. Los registros han hallado al menos 177 tipos de alimento, en el que destacan los mamíferos como el ualabí y el wombat (por mencionar algunos), seguidos de aves, vegetación y semillas, reptiles y otros tipos de alimentos como peces, insectos y algunos anfibios.

Cuón.

No es tan conocido como los dos anteriores, pero el cuón (Cuon alpinus), también denominado coloquialmente como perro salvaje asiático o perro salvaje indio, es un animal muy similar al chacal pero con una exclusiva distribución asiática.

Cuón animal
Cuón (Cuon alpinus). Imagen de Davidvraju. / Este archivo está disponible bajo la licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Posee una estructura social similar a la de los perros salvajes africanos, pues forma grupos denominados clanes que son territoriales. Por lo general, los clanes cazan en grupos divididos entre 3 y 5 miembros.

Los registros históricos demuestran que el cuón habitó América del Norte durante la última Edad de Hielo pero se extinguió para siempre del continente. 

Hoy en día, se limita a zonas montañosas de Asia central, así como a como estepas de alta montaña y taigas. En India, China, Birmania e Indonesia, vive en regiones boscosas en zonas alpinas y algunas veces en terrenos planos. Se cree que puedan existir algunos ejemplares en el extremo sur de Siberia y al este de Rusia; esto es, porque en 2004 fue considerado en peligro de extinción. 

Actualmente no es un animal muy observado; pero algunos reportes de avistamientos se han registrado al sur de China y a altitudes de 2,000 a 3,500 m cerca de la Reserva Taxkorgan.

¿De qué se alimenta?

Su alimento varía de acuerdo a la región que habite. En la India, por ejemplo, sus presas incluyen cérvidos como el Sambar (Rusa unicolor) y el Muntíaco (Muntiacus), así como el jabalí, búfalo de agua, liebre, rata de campo, etc.

En birmania prefiere al tapir malayo (Tapirus indicus). En las montañas Tian Shan y Tarbagatai, se alimenta de cabras, corzos y jabalíes. 

Su dieta también incluye algunos tipos de frutos y vegetales.

Fuentes.

www.siempreperros.com/

www.bioenciclopedia.com/perro-salvaje-africano/

nationalgeographic.com/animals/mammals/d/domestic-dog/

reference.com/pets-animals/dogs-live-44c1ec7444c2f2da

en.wikipedia.org/wiki/Canidae