La Evolución

Evolución

¿Qué es la Evolución?

Puede definirse como una serie de cambios que se acumulan en una población de organismos a través del tiempo, lo que da lugar a la descendencia con modificaciones genéticas. Es un proceso biológico lento y paulatino cuyos puntos cardinales son: todos los seres vivos comparten un ancestro en común y toda forma de vida ha cambiado durante el transcurso de los años.

Un ejemplo sencillo y conocido es el de la evolución del ser humano. Los científicos, con base en estudios de genética, morfología y demás, creen que el actual Homo sapiens desciende de ancestros simiescos y es por eso que comparte muchas características con los chimpancés y otros primates.

Aunque parezca increíble, la ciencia moderna indica que un antepasado común dio origen a la enorme diversidad de seres vivos que existen.

La evolución es más compleja de lo que crees. No consiste simplemente en las adaptaciones que un organismo experimenta según su entorno, sino que conjunta varios mecanismos que hacen posibles las características diferentes entre las millones de especies del planeta. Sin embargo, todos los cambios se han producido por medio de la herencia genética. Esto no significa que un solo individuo de una especie evolucione, sino que los individuos transmiten cambios genéticos adaptativos a sus descendientes y en algún punto las modificaciones se vuelven comunes en una población de seres vivos.

Consecuencias de la evolución
Mecanismos de la evolución
Selección natural
Herencia y variabilidad

La ciencia moderna indica que un antepasado común dio origen a la enorme diversidad de seres vivos que existen, por lo que, aunque parezca poco creíble, todos los organismos están emparentados. Se cree que hace unos 3,500 millones de años apareció la primera bacteria procariota y hace unos 2,000 millones de años se crearon las primeras células eucariotas con verdaderos orgánulos. Los primeros seres vivos compuestos por más de una célula pudieron haberse originado hace unos 1,000 millones de años. La era Proterozoica vio nacer a los primeros peces, y la Paleozoica a las plantas y los hongos. Los mamíferos existen desde la era Mesozoica. Con el correr del tiempo los organismos fueron volviéndose más complejos.

Teoría de la evolución

El naturalista inglés Charles Darwin es reconocido por haber enunciado formalmente la teoría de la evolución. La evolución ya había sido pensada y propuesta por filósofos como Anaximandro, Empédocles y Aristóteles, pero no llamó especialmente la atención hasta que Darwin publicó su libro El origen de las especies (1859), donde introdujo su teoría evolucionista.

De acuerdo con esto, todas las especies que existen han evolucionado de formas de vida muy simples que se desarrollaron hace más de 3,000 millones de años. Se cree que antes de que la vida existiese, los elementos químicos se hallaban dispersos en la Tierra; posteriormente se unieron y formaron seres cada vez más complejos.

Probablemente los primeros organismos se desarrollaron en un medio acuático. Entonces, la vida pudo haber comenzado a partir de organismos unicelulares; algunos de ellos se transformaron en organismos pluricelulares y mediante diversos mecanismos, las formas de vida se diversificaron.

Hoy en día la teoría de la evolución se ha ampliado y estudiado hasta el punto de ser prácticamente aceptada por la comunidad científica.

Por otra parte, el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck también desarrolló una teoría de la evolución de dos puntos principales: a) una característica de un ser vivo que es mejorada, pasa esta mejora a sus descendientes y b) una característica muy usada por un organismo se desarrolla y vuelve más grande y fuerte, por el contrario, una característica pobremente usada tiende a desaparecer. Esta teoría fue formulada antes que la de Darwin, aunque actualmente sus postulados carecen de aceptación científica ya que los caracteres adquiridos por influencia del medio ambiente no pueden heredarse genéticamente.

La evolución de las especies en la Tierra.

Evidence as to Man’s Place in Nature (1863) por Thomas Henry Huxley, defensor de la teoría de la evolución de Darwin. / Autor de la ilustración: Benjamin Waterhouse Hawkins.

Mecanismos de la evolución

Todos los seres vivos están en evolución constante y esto se debe a mecanismos por medio de los cuales los individuos heredan ciertas características. Los mecanismos básicos de la evolución son la selección natural, la deriva genérica, la mutación y la migración o flujo de genes.

Dichos mecanismos no ocurren al mismo tiempo, sino que pueden presentarse en casos específicos. No obstante, la selección natural es el principal mecanismo por el cual evolucionan los seres vivos de una población.

La teoría de la evolución no consiste simplemente en una teoría que indica el origen de la vida, sino que se centra en los procesos de cambio que conducen a la evolución.

Controversias sobre la evolución

Antes de la exposición de la teoría de la evolución de Darwin, la creencia generalizada sobre la naturaleza de los seres vivos consistía en lo que la Biblia y otros libros o doctrinas religiosas indicaban. Sin embargo, la creencia fundamentada en investigación científica acerca de la posibilidad del origen de la vida sin intervención divina (de un dios o Creador) escandalizó a buena parte de la sociedad del siglo XIX.

En ese entonces Darwin no pudo explicar las razones de las diferencias entre individuos de una misma especie y por ende, no tenía evidencias que justificaran su teoría. Unos 50 años después de la publicación de su obra, la ciencia ayudó a esclarecer el asunto, con ayuda de los emergentes estudios sobre herencia y variabilidad. El siglo XX y el desarrollo de la Genética permitieron evidenciar con más exactitud que las especies sí están en constante cambio.

La comunidad científica y gran parte de la sociedad actual aceptan la teoría de la evolución debido a múltiples evidencias que la respaldan: los registros fósiles de especies diferentes a las actuales que están o no extintas, los cambios innegables de las especies en relación con sus hábitos alimenticios, reproductivos, etcétera, vinculados con la adaptación a su entorno, y algunas otras evidencias más. Claro está, los científicos están obligados a realizar los estudios genéticos necesarios para probar los cambios evolutivos.

Sin embargo, incluso en la actualidad los denominados creacionistas mantienen válida únicamente la versión bíblica del origen de la vida y se oponen a cualquier idea sobre la evolución.

Debe considerarse que la teoría de la evolución no consiste simplemente en una teoría que indica el origen de la vida, sino que se centra en los procesos de cambio que conducen a la evolución. La teoría permite comprender la historia de la vida y la forma en que se modifica de forma natural.

Selección Natural

Definición de selección natural con relación a la evolución y adaptación de las especies. Seguramente el nombre de Charles Darwin te suena familiar.

Consecuencias de la Evolución

Evidencias actuales que reflejan los cambios evolutivos a través de los años, lo que se conoce como consecuencias evolutivas: adaptación, coevolución, cooperación, especiación y extinción.

Mecanismos de la Evolución

La evolución no solo se refiere a la selección natural, sino que comprende otros aspectos como la mutación, deriva genética y migración.

Herencia y Variabilidad

Evolución, genética y variabilidad en los rasgos o caracteres de una persona, lo que permite la selección natural y la herencia biológica.

Pin It on Pinterest

Share This