Las 4 Fases de la Mitosis: Reproducción de la Célula.

Ninguna célula aparece por generación espontánea; es decir, siempre se lleva a cabo un proceso complejo de reproducción para que pueda multiplicarse y renovarse. Dentro de dicho proceso se determina que una célula solamente puede surgir de la división de otra. Esa es su manera de reproducirse.

Las células por sí solas no viven mucho tiempo. De no ser por su reproducción, ningún ser vivo viviría tantos años. La renovación y generación de células sucede en cada parte del cuerpo y es así como podemos mantener la vida.

Puede leerse fácil y pasar desapercibido, pero dentro de cada cuerpo, las células siempre están en movimiento y en acción. Por ejemplo, la piel se renueva aproximadamente cada mes y una enorme cantidad de células mueren para dar paso a otras nuevas. De esta manera es como se mantiene sana y nutrida.

La mitosis es un proceso únicamente para células eucariotas. Las células procariotas también se dividen, pero esto es a partir de un proceso denominado fisión binaria; que es mucho más rápido y simple.

En el artículo Reproducción Celular aprendimos mediante un panorama general qué es la mitosis y la meiosis, así como todas sus fases y divisiones; sin embargo, nos enfocaremos en las fases de la mitosis en una célula animal de una manera más extensa.

Las 4 fases de la mitosis.

La mitosis es un tipo de división celular en el que una célula madre se divide para dar como resultado dos nuevas células, denominadas células hijas, las cuales son genéticamente idénticas. En otras palabras, la célula madre copia y transmite su información genética a la nueva célula formada, por lo que ambas cuentan con un mismo número de cromosomas. Si la madre es diploide (que presenta en su núcleo dos juegos de cromosomas homólogos), el par será diploide, por poner un ejemplo.

Etapas de la mitosis.

Fases de la mitosis.

Como dato curioso, la mitosis es realizada por todas las células de nuestro cuerpo, excepto las sexuales.

La mitosis no es un proceso aislado, sino que forma parte del ciclo celular en el que se ven involucradas otras etapas. Es decir, la célula no se mantiene en división todo el tiempo, por lo que no siempre se encuentra en mitosis. De hecho, la mitosis ocupa una pequeña parte en la vida de una célula (aproximadamente el 10 %).

Cuando la célula no está en mitosis, se dice que está en interfase. Antes de dividirse, una célula que se halla al final de la interfase, debe “prepararse”; esto es, mediante la duplicación de su ADN, lo que conlleva a la aparición de centriolos, orgánulos con estructura cilíndrica con una función que explicaremos más adelante.

La mitosis es un proceso continuo que para facilidad de estudio se ha dividido en 4 fases: profase, metafase, anafase y telofase.

Profase.

Se conoce como la primera fase de la mitosis. Aquí, la membrana nuclear permanece intacta y podemos observar un nucléolo. Además de la duplicación del ADN, también ocurre la duplicación del centrosoma. El centrosoma se localiza en el citoplasma muy cerca del núcleo, y en el caso de la célula animal, contiene dos centriolos.

Después, una estructura hecha con microtúbulos llamada huso mitótico, se comienza a formar entre los centrosomas. En el núcleo, la cromatina se condensa y se organiza en forma de cromosomas. Es ahí cuando el nucléolo desaparece de la vista.

En la profesa tardía, poco antes de la metafase, los cromosomas son visibles pero en la mayoría de los organismos multicelulares, la célula pierde su membrana nuclear y ya no podemos reconocer el núcleo.

Los centrosomas se alojan en los polos de la célula; es decir, de estar ubicados cerca de lo que fue el núcleo, se separan alejándose hacia los extremos y ahí se enganchan a los microtúbulos. A esto puede llamársele mitosis abierta. Es mitosis cerrada cuando el núcleo no desaparece y los cromosomas se mantienen dentro de él.

La mitosis abierta es más común en plantas y animales, mientras que la cerrada se produce más en las células de los hongos.

Metafase.

En la metafase los cromosomas están alineados en una zona llamada placa metafásica o placa ecuatorial, pues es similar a la línea imaginaria de la Tierra conocida como ecuador.

Ciertas proteínas reguladoras, verifican si no existen cromosomas rezagados o si existe algún elemento no enganchado o anclado a los microtúbulos. A esta revisión se le llama punto de control del huso. En caso de que un cromosoma no esté correctamente anclado, el proceso de la mitosis se detiene hasta que los microtúbulos lo direcciones a la posición correcta.

No todo es conexión entre microtúbulos y cromosomas. También existe la unión entre microtúbulos del polo opuesto, lo que hace que brinda estabilidad a toda la estructura.

Anafase.

En la anafres, las proteínas que unen las cromátidas de los cromosomas (filamentos que constituye los cromosomas) se separan y se alejan hacia polos opuestos de la célula. Por su parte, los microtúbulos que anclan las cromátidas se degradan.

Las uniones entre microtúbulos que ocurrieron en la metafase, empujan la célula hacia polos distintos, alargando la célula.

Telofase.

En la telofase todos los microtúbulos han sido degradados y la membrana nuclear se forma alrededor de las cromátidas que fueron separadas en cada polo. Es decir, se forman dos membrana nucleares ubicadas a los extremos.

Dentro de cada membrana nuclear aparece un nucléolo, la estructura de los cromosomas se dispersa y el ADN contenido adquiere un aspecto filamentoso que tenía en la interfase. Aquí se concluye el proceso de la mitosis.

Qué es la citocinesis.

Citocinesis.

La citocinesis, en sí no forma parte de la mitosis, pero se hace presente como complemento al término de la anafase o durante la telofase, dependiendo del tipo de célula.

En las células animales, cuando ya existen dos membranas nucleares y dos nucléolos, se produce un adelgazamiento en la zona ecuatorial. Como si apretáramos justo por la mitad, una barra de plastilina partiéndola en dos pedazos. En lugar de nuestra mano, en este proceso celular ese ‘hilo’ de división en realidad e una banda de filamentos de actina, un tipo de proteína.

En las células vegetales se produce la citocinesis debido a la síntesis de una pared rígida que divide a las células hijas.

La mitosis ocurrida en células animales no es la misma que ocurre en las vegetales, aunque algunos procesos sí son similares. Por ejemplo, la célula vegetal no contiene centriolos, pero los microtúbulos se organizan en el citosol para formar el huso mitótico.

Para qué sirve la mitosis.

Célula en mitosis.

¿En qué beneficia la mitosis?

Pensemos en las veces que nos lesionamos la piel cuando éramos niños, al punto de tener heridas sangrantes. Imaginemos ahora que esa sangre que perdimos no pueda volver a recuperarse o que nuestra piel quede marcada o lesionada para siempre.

Lo mismo en la vida silvestre. Las heridas que sufren los animales o el crecimiento de una planta necesitan de la mitosis.

Lo que hace la mitosis es ayudar a reponer esas células que se han perdido o han sufrido un daño. La piel se regenera gracias a que nuevas células se desarrollan y reparan la zona afectada.

Cabe mencionar que las células solo se dividen cuando una señal química les indica que deben hacerlo. Dicha señal que es interpretada por el núcleo, comienza a tomar acción y deriva en lo que conocemos como la mitosis. El problema puede surgir cuando ciertas células comienzan a dividirse aún sin recibir alguna señal. A este grupo de células ‘rebeldes’ se les denomina células cancerosas y son las responsables de un grave deterioro en la salud.

La mitosis es, sin duda, un proceso interesante y maravilloso que poseemos los organismos vivos.

 

 

Referencias

http://www.objetos.unam.mx/biologia/reproduccionCelular/index.html

https://training.seer.cancer.gov/disease/cancer/biology/cycle.html

https://www.khanacademy.org/science/biology/cellular-molecular-biology/mitosis/a/phases-of-mitosis

https://portalacademico.cch.unam.mx/alumno/biologia1/unidad2/mitosis