¿Qué es una Flor?

Hablar de flores es hablar de una de las partes más atractivas y apreciadas de varios tipos de plantas. Las flores tienen gran relevancia en la sociedad y cultura humana al formar parte de la comunicación, ya que con ellas expresamos emociones y sentimientos. 

No obstante, dentro de la botánica, las flores tienen un valor más científico en donde se estudia cada una de sus partes y se clasifican de acuerdo a sus características vegetales.

Antes de comenzar, vamos a definir a la flor como una parte de la planta que funge como estructura reproductiva cuya función principal es la generación de semillas.

Angiospermas, las plantas que tienen flores.

Las angiospermas son aquellos grupos de plantas que se caracterizan por desarrollar flores. De hecho, su nombre coloquial es simplemente “plantas con flores”. Según los hallazgos y las investigaciones, las angiospermas se originaron en regiones muy cercanas al ecuador hace  aproximadamente 140 millones de años, lo que corresponde a los inicios del Cretácico.

Ya vimos que una flor, es en breves palabras, un conjunto de hojas preparadas para la reproducción;pero en ella se distinguen dos partes primordiales: las hojas fértiles o esporofilas (constituyen a la verdadera flor) y las hojas estériles encargadas de protegerla, o mejor dicho, de formar la envoltura de la flor, lo que recibe el nombre de perianto.

En el grupo de las angiospermas hallamos varias clasificaciones, la cual puede variar de acuerdo al sistema de clasificación utilizado. No obstante, nos basaremos en la realizada por Angiosperm Phylogeny Website (APW o APWeb), un sitio web dedicado a la filogenia y clasificación de las plantas angiospermas. 

El número de plantas con flores que existen en el mundo, se estima entre 250,000 y 400,000, lo que comprueba su amplia diversidad y lo que permite asegurar que más del 90% de las especies vegetales del planeta son plantas con flores.

Los antofitos (clado Anthophyta) comprenden más de 450 familias, siendo algunas de ellas más numerosas que otras, como por ejemplo: Asteraceae o Compositae con 22,750 especies;

Orchidaceae con 21,950 y Fabaceae o Leguminosae con 19,400 especies.

Siguiendo con APWeb, los angiospermas se dividen en:

Angiospermae basales (ANITA)

Sus flores son generalmente pequeñas y consta de pocas especies. ANITA es por la letra inicial de cada uno de sus tipos:

Amborellales – Se representa con un único género de un arbusto de Nueva Caledonia. Cada planta produce flores masculinas o flores femeninas, pero nunca ambas.

Nymphaeales – Es un orden de plantas acuáticas angiospermas que conforma tres familias: Cabombaceae, Nymphaeaceae e Hydatellaceae.

Trimeniaceae-Austrobaileya. – Trimeniaceae consta de un único género Trimenia Seem y Austrobaileya consta de un único género Austrobaileya y una única especie, Austrobaileya scandens.

Ejemplos de angiospermas basales: 

Género Nymphaea: nenúfar blanco europeo, loto de Egipto, nenúfar rosado.

Género Cabomba: Cabomba aquatica, Cabomba furcata.

Género Trithuria: Trithuria austinensis, Trithuria australis.

Amborella trichopoda.

Kadsura japonica.

Mesangiospermae

Es un grupo muy diverso de angiospermas, con alrededor de 300,000 – 350,000 especies. No tienen alguna característica distintiva en su etapa madura, pero sí en su etapa de desarrollo embrionario temprano. 

Magnoliidae (inc. Chloranthales) – Grupo de plantas dicotiledóneas (Magnolias).

Eudicotyledonea – Es uno de los clados más grandes (aprox. 145.000 especies). Incluye a los girasoles, a las rosas, a las primaveras, etc.

Ceratophyllales – Son plantas con flores halladas en estanques, pantanos y arroyos de regiones tropicales y templadas. Sus flores son pequeñas ya sea masculinas y femeninas en la misma planta.

Monocotyledoneae – Incluyen alrededor de 60,000 especies y sus plantas producen los principales alimentos humanos, como frutos y granos esenciales. Adicional a ello, muchas de sus plantas son cultivadas para el comercio, siendo los tulipanes, los lirios y las orquídeas las más populares.

Más ejemplos de mesangiospermas:

Tulípero de Virginia (Liriodendron tulipifera).

Geranios (Geranium).

Sarcandra glabra.

Cola de zorro (Ceratophyllum demersum).

Árbol de palta o aguacate (Lauraceae).

Magnolia común (Magnolia grandiflora)

Tulipán (Liliaceae).

Alcatraz (Zantedeschia).

Plantas jarro (Nepenthes), plantas carnívoras.

Plantas Fucsias.

Otras clasificaciones de las flores:

Según la forma de su Corola:

– Dialipétala: con los pétalos separados. 

Algunas familias importantes con flores dialipétalas son:

Ranunculáceas, como Consolida regalis.

Crucíferas, como Eruca sativa.

Rutáceas, como Ruta chalepensis.

Rosáceas, que incluye a las rosas y a las plantas de las especies de frutas de consumo humano, como manzana, pera, cereza, fresa, etc.

– Gamopétala: con los pétalos soldados, formando una corola de una sola pieza.

Algunas familias importantes con flores gamopétalas son:

Boragináceas, como Myosotis discolor.

Oleáceas, como el olivo (Olea europaea).

Solanáceas, como Browallia americana.

Compuestas, como Gazania rigens.

Según la posición del Ovario:

– Súpero (flor hipogina): el ovario está situado por encima de los demás órganos florales.

Ejemplo: Flor de cera (Hoya carnosa).

– Semiínfero (flor perigina): el ovario está situado en posición media.

Ejemplo: Flor de duraznero (Prunus persica).

– Ínfero (flor epigina): el ovario está situado por debajo de los demás órganos florales.

Ejemplo: flor de calabaza.

Según la presencia de los dos sexos:

– Monoicas: con flores femeninas y masculinas en la misma planta. Ejemplo: el maíz. 

– Dioicas: las flores de cada sexo se presentan en pies de planta distintos. 

Según la cantidad de sus piezas:

Completas: las que cuentan con todas sus piezas florales: cáliz, corola, carpelos y estambres.

Incompletas: las que carecen de una o más piezas. Ya sea el cáliz, corola o alguna otra.

Características de las Flores.

Estructura de una flor

Las partes que conforman una flor son:

Androceo: Estambres.

Antera

Filamento

Gineceo: Carpelos.

Estilo

Estigma

Ovario

Perianto.

Corola: pétalos

Cáliz: sépalos

Los dos órganos esenciales que son el androceo y el gineceo y los dos componentes “accesorios” son el cáliz y la corola.

Androceo: es la parte masculina de la planta; o en otras palabras, es el órgano reproductor masculino de la planta que se reúne en un conjunto de estambres.

Gineceo: es el órgano femenino de la planta ubicado en la parte central de la flor. Se conforma de varias hojas llamadas carpelos. 

Cáliz: es la cubierta externa de la flor, constituida por hojas llamadas sépalos.

Corola: son los pétalos que se presentan en diferentes estructuras, formas, colores y tamaños. Es la parte más atractiva de una flor.

Reproducción

Los órganos reproductores de las plantas son:

Estambre: es la parte masculina de la planta que incluye la antera y el filamento.

Pistilo: también se menciona como “carpelo” y es la parte femenina de la planta. Se localiza en su centro y se compone del óvulo, ovario, estilo y estigma.

El ovario produce semillas dentro de pequeños óvulos y el estilo permite que el polen pase al ovario.

Fragancia y color.

Las flores poseen colores brillantes y emiten fragancia para atraer a los insectos polinizadores. El perfume de las flores es producido por compuestos químicos conocidos como compuestos orgánicos volátiles (COV) que proporcionan a cada especie de flor su propio olor.

Sin embargo, se descubrió que el aroma de las flores también es producto de microorganismos, bacterias y hongos que las protegen.

Y no todas las flores huelen bien. La flor de la planta parásita del género Rafflesia (es la flor más grande del mundo) huele muy desagradable, muy similar a la carne podrida.

Lo mismo con la flor Aro gigante (Amorphophallus titanum) (también una de las más grandes del mundo pero en altura) denominada “flor cadáver” por el desagradable olor pútrido que emana para atraer insectos.

Néctar y polen

El néctar es una sustancia viscosa muy rica en nutrientes con un aroma que resulta muy atractivo para insectos y aves. Cuando los animales se acercan a beber néctar, el polen (granos finos de coloración amarilla que se hallan en los órganos masculinos de las flores), queda atrapado en los pelos o plumas del cuerpo. A medida que van de flor en flor, el polen cae en las flores y favorece a la fertilización.

Reacción a la luz

Algunas flores se cierran por la noche, lo que se conoce como fenómeno de nictinastia. Esto ocurre porque las células de la base de la corola se hinchan con la humedad nocturna, provocando el cierre de los pétalos. 

Por su parte, el heliotropismo es cuando una planta dirige sus hojas y flores en dirección al sol.