Autor de la imagen principal: Sanjay Acharya. Este archivo está disponible bajo la licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Información sobre las Termitas.

Los isópteros (Infraorden Isoptera) mejor conocidos como termitas, son un grupo de insectos trabajadores que se congregan en grandes números. En algunas regiones son llamadas hormigas blancas, a pesar de no tener relación con las hormigas que forman parte de la familia Formicidae.

En cambio, están más relacionadas a las cucarachas al tener antecesores cercanos que habitaron la Tierra durante el Jurásico o Triásico. Se cree que las termitas surgieron como tal durante el Pérmico o Carbonífero.

Información sobre las Hormigas…

El número de especies no ha logrado establecerse, pero el rango se mantiene entre 2,750 y 3,106.

Las termitas (Video)

Descripción de las termitas

Las termitas son pequeñas criaturas que miden en promedio entre 4 y 15 milímetros de longitud. Pero existen especies como Macrotermes bellicosus, cuyas reinas miden poco más de 10 cm de largo.

Las termitas solas representan tres veces más biomasa que los humanos.

Las reinas tienen ojos con una calidad óptima para sus requerimientos, pero la mayoría de las termitas trabajadoras son completamente ciegas al carecer de órganos de la vista. Otras cuentan con ojos que funcionan exclusivamente para la orientación o la detección del día y la noche. Solo algunos tipos de termitas aladas poseen ocelos al lado de los ojos. Los ocelos son estructuras fotorreceptoras simples útiles para la visión.

Características de las termitas.
Información sobre las termitas.

Los ejemplares ciegos se guían a través de sus antenas, las cuales detectan el contacto con la piel, diversos tipos de olores como las feromonas, así como el calor y las vibraciones. También fungen como sentido del gusto.

Las señales químicas, mecánicas y feromónicas, contribuyen a un proceso comunicativo eficiente entre los individuos ciegos.

Distribución y hábitat

Su distribución es muy amplia y abunda en los ecosistemas de selvas tropicales y pastizales a nivel mundial. Se encuentran en todos los continentes, excepto en la Antártida, así como también están ausentes de las zonas septentrionales y meridionales de bajas temperaturas.

Varias especies de termitas han sido transportadas por los humanos durante sus travesías de continente a continente. Esto, a través de envíos de madera, ya sea en presentaciones naturales o convertidas en cajas, muebles y otros objetos. Algunos tipos de termitas se especializan en madera seca y trabajada, por lo que soportan viajes de largas distancias y en condiciones distintas a las naturales. Por otro lado, otras especies como los miembros que pertenecen a la familia Rhinotermitidae no pueden sobrevivir en entornos secos prolongados, ya que requieren humedad.

África cuenta con un aproximado de 1,000 especies de termitas.

En América del Norte y Europa la variedad de especies de termitas es relativamente baja, con 45 en la primera y 10 en Europa, asentadas especialmente en la región Mediterránea. No obstante, las condiciones ambientales de América del Sur lo vuelven óptimo para albergar más de 400 tipos de isópteros. Asia posee alrededor de 435 especies con ubicación mayoritaria en China; Australia tiene 360 especies y África ocupa el primer lugar con un aproximado de 1,000 especies clasificadas. Millones de montículos de termitas activas son hallados a lo largo y ancho del continente africano.

Algunos tipos de termitas se consideran invasoras al dañar construcciones de uso humano. La especie invasora más conocida e introducida alrededor del mundo es Cryptotermes brevis; una especie de madera seca capaz de sobrevivir largos períodos de tiempo sin agua y dentro de objetos de madera, incluso trabajada.

Tipos de termitas

Se identifican tres variedades de grupos ecológicos de termitas: las de madera húmeda, las de madera seca y las subterráneas.

Especies de termitas.
Tipos de termitas.

Termitas de madera húmeda.

Anidan en madera y suelos con altos niveles de humedad; es decir, superficies blandas. Los bosques de coníferas representan el hábitat óptimo para este tipo de termitas al tener entornos frescos y húmedos cercanos a cuerpos de agua.

Termitas de madera seca.

Se localizan en bosques de madera dura, así como en ambientes urbanizados donde abundan las maderas para construcción, muebles, postes de servicios públicos, cercas, puertas y ramas muertas, por mencionar algunos ejemplos.

Termitas subterráneas.

Se caracterizan por construir nidos en los suelos conectados con madera o superficies húmedas. Las termitas subterráneas se consideran problemáticas dentro de las zonas urbanizadas, ya que sus grandes números pueden invadir, dañar y debilitar hogares y edificios.

Construcciones de termitas.
Montículo de termitas.

Alimentación

Son insectos detritívoros que se alimentan de materia orgánica en descomposición como plantas muertas, madera muerta y excrementos. Numerosas especies comen celulosa, que cuando se descompone emite metano atmosférico, un gas que favorece el efecto invernadero del planeta.

Las termitas tienen maxilar, labio y mandíbulas que en su conjunto ayudan a percibir alimentos.

Reproducción de las termitas

Hembra y macho tienen un breve cortejo en el que la hembra levanta su abdomen y emite feromonas que atraen a su compañero sexual. La pareja busca un lugar adecuado de anidación. Ya sea en algún agujero o grieta de una madera o en el suelo, el cual sellan con materia fecal.

Existen hembras que colocan 36,000 huevos por día y por varios años.

Durante la cópula, los espermatozoides se almacenan en la espermateca (órgano del aparato reproductivo de insectos y moluscos hembra). Los alados solo abandonan la colonia cuando la pareja va a copular y posteriormente se disponen a buscar un lugar. Esto es a diferencia del rey y la reina que no copulan hasta tener listo un lugar seguro. Una vez que el proceso ocurre, la pareja pasa el resto de su vida dentro del nido.

Puede interesarte: Información sobre la Mantis Religiosa.

Durante las primeras etapas de la colonia, una reina puede colocar entre 10 y 20 huevos. Pero cuando la colonia madura y ya tiene varios años, coloca 1,000 o más al día. Existen hembras que colocan 36,000 huevos por día y por varios años. Las termitas trabajadoras brindan asistencia.

Termitas y sus construcciones

Los bosques y praderas de Asia, así como las sabanas africanas, lucen numerosas construcciones extrañas de gran altura y resistencia. Estas fortalezas complejas son parte del trabajo en equipo de las termitas.

Termitas y construcciones.

Tales estructuras son interesantes por diversos motivos. Su altura puede ir desde pocos metros hasta varios metros de altura. También adoptan interesantes figuras que asemejan a cuernos de rinoceronte, montículos redondeados o torres de múltiples picos que parecen templos moldeados por un escultor.

Sin embargo, lo curioso de tales estructuras, no solo es su altura ni las figuras adoptadas, sino la razón de su construcción, ya que las termitas no viven a lo largo de los montículos sino debajo de ellos y en enormes números.

La estructura en sí tiene pasadizos internos para que las termitas puedan ascender y reparar daños, o bien, para defender su comunidad de hormigas y otros animales que deseen ingresar.

El porqué de esas construcciones ha sido estudiado por años, y los científicos mantienen varias explicaciones. Una de ellas se relaciona al entorno. Las termitas adaptan el entorno para que les sea favorable, de manera que los montículos ayudan a mantener la frescura y humedad en el interior.

Crean sus montículos para el libre intercambio entre dióxido de carbono y oxígeno.

La humedad es también importante para un tipo de hongo del género Termitomyces. Las 30 o 40 especies que pertenecen a dicho género dependen de las termitas para sobrevivir, pero estas últimas también aprovechan la descomposición de plantas y material leñoso que se produce gracias al hongo. La descomposición hace que los nutrientes sean más digeribles para las termitas, y estas a su vez, permiten la supervivencia del hongo gracias a la humedad producida. Es un trabajo en equipo entre dos seres vivos de diferente reino natural.

Las termitas crean sus grandes montículos para el libre intercambio entre dióxido de carbono y oxígeno, al mismo tiempo que se conserva la temperatura y humedad adecuadas para las necesidades de su comunidad. Este método ha resultado interesante para constructoras que podrían generar nuevos espacios que ahorren energía.

Los montículos son tan resistentes, que soportan el peso de animales salvajes como felinos que desean tener un mejor panorama de sus presas a varios metros del suelo.





Referencias

Cranshaw, Whitney, et al. Bugs Rule!: An Introduction to the World of Insects. Princeton University Press, 2013. Página 188.

britannica.com/animal/termite

bbc.com/earth/story/20151210-why-termites-build-such-enormous-skyscrapers

ipm.ucanr.edu/QT/termitescard.html

theguardian.com/notesandqueries/query/0,5753,-26630,00.html