Las serpientes marinas o serpientes de mar son parte de la subfamilia Hydrophiinae, que a su vez desciende de la familia Elapidae que produce a las cobras, reptiles altamente venenosos. No obstante, las serpientes marinas presumen tener un veneno mucho más letal.

Información sobre la Cobra Real…

Se describen dos grupos de evolución independiente: las serpientes marinas verdaderas de la subfamilia Hydrophiinae, relacionadas con las elapidas terrestres australianas, y los búngaros o kraits de la subfamilia Laticaudinae, relacionados con las cobras asiáticas. Es decir, tanto Hydrophiinae como Laticaudinae son parte de la familia Elapidae, pero con características evolutivas separadas.

Descripción

Existen más de 60 especies de serpientes marinas, todas ellas venenosas. Sin embargo, las más estudiadas son las llamadas serpientes marinas amarillas (Hydrophis platurus), debido a su zona ventral de dicho color. El género Bungarus cuenta con 15 especies, también venenosas.

En general no son serpientes demasiado largas; las adultas miden entre 1 y 1.5 m de longitud, pero hay excepciones de individuos de poco más de 2.5 de largo.

Lucen casi como cualquier serpiente terrestre, pero ante una detallada observación, se distingue un cuerpo más aplanado con una cola aún más aplanada en forma de remo, lo que ayuda a facilitar su movimiento e impulso bajo el agua.

Características de las serpientes marinas.
Anatomía de las serpientes marinas.

Sus fosas nasales valvulares se ubican en la parte superior del hocico; sus pulmones son alargados extendiéndose por la longitud del cuerpo y poseen glándulas que secretan la sal. A diferencia de los peces, no están equipadas con branquias y emergen regularmente para respirar.

En contraste con varios tipos de serpientes terrestres, sus escamas no se superponen. De igual forma, las escamas que se ubican en el vientre son evidentes en las serpientes marinas más primitivas, mientras que en las más evolucionadas ya no se desarrollan. Quizá esto sea un beneficio en agua, pero en tierra firme, las especies avanzadas son torpes e indefensas.

Datos sobre la serpiente de cascabel…

Por su parte, los búngaros marinos son un poco menos adaptados para la vida acuática, pues a pesar de llevar una cola aplanada, el cuerpo es de forma cilíndrica y los orificios nasales se mantienen a los lados. Pero en tierra pueden desplazarse fácilmente, gracias a sus escamas ventrales de gran tamaño que les permite arrastrarse y trepar.

Los colores de las serpientes marinas y búngaros son brillantes y llamativos. Por ejemplo, Hydrophis platurus es uniformemente oscura a lo largo de su zona superior, mientras que la parte inferior es amarilla. Casi llegando a la cola, se observa un peculiar patrón combinado entre ambos colores.

Laticauda colubrina tiene un patrón intercalado de franjas verticales entre gris/blanco y negro, mientras Aipysurus laevis es de un color entre crema y gris no tan llamativo, además de que las características de su cabeza son más similares a las de sus parientes terrestres, pues luce más agresiva.

Distribución y hábitat

Las serpientes marinas se localizan en aguas costeras tropicales que van desde el océano Índico hasta el océano Pacífico occidental. Pero algunas suelen salirse un poco de estos límites. Por ejemplo, la excelente nadadora Hydrophis platurus o serpiente marina amarilla, se extiende por el océano abierto desde África hasta las costas occidentales de América, lo que la convierte en la única especie de serpiente marina en llegar al continente americano.

Se cree que la falta de presencia de serpientes marinas en el océano Atlántico sea debido a las corrientes frías provenientes de Namibia y el oeste de Sudáfrica. Y por el Mar Rojo, resulta imposible, pues su elevada salinidad las ahuyenta.

hábitat de las serpientes marinas.
Distribución geográfica de las serpientes marinas.

Alimentación

Cazan cerca de la superficie marina, a menos de 30 metros de profundidad. Esto, debido a que se sumergen en el lecho marino para obtener su alimento hallado en los arrecifes de coral, entre manglares o en el fondo del océano. Algunas serpientes prefieren capturar en fondos duros como corales y otras en fondos blancos como la arena o el lodo.

Se alimentan de varios tipos de peces de diversos tamaños, pero son las anguilas sus preferidos. Algunos grupos primitivos consumen huevos de pescado. Los kraits marinos o búngaros se mantienen a menos de 15 metros de profundidad y cazan en horas nocturnas, pero también se apetecen de anguilas.

Aunque viven en entornos acuáticos, las serpientes deben beber agua. Esta la obtienen del agua de lluvia que se acumula en la superficie del océano.

Comportamiento

Las serpientes marinas pasan la mayor parte de su vida en el agua. Es poco frecuente su avistamiento en tierra, donde son vulnerables a la depredación.

Logran sumergirse hasta ocho horas o más, y a pesar de que emergen a la superficie para respirar, también pueden hacerlo a través de su piel. Más de un 90 % de desechos de CO2 y 33 % de sus necesidades de oxígeno, son transportados a través de la piel.

Pese a tener uno de los venenos más mortíferos del mundo, la mayoría de las serpientes marinas atacan cuando son provocadas; sin embargo, algunos individuos suelen ser agresivos sin aparente provocación.

Información sobre serpientes marinas.

Reproducción

Todas las serpientes marinas son ovovivíparas excepto por el género Laticauda que es ovíparo.

Las ovovivíparas liberan en promedio entre 2 a 9 crías vivas en el agua, pero puede ser mucho más. Algunas jóvenes serpientes son tan largas como la mitad del cuerpo de la madre.

Las ovíparas llegan a tierra para colocar entre uno y diez huevos en cuevas de piedra caliza o grietas de rocas.

De desconoce su expectativa de vida en estado salvaje, pero el récord de longevidad en cautiverio es de siete años.

Veneno

El veneno de las serpientes marinas es neurotóxico; esto es, que afecta en la capacidad de movimiento y respiración, lo que concluye en una muerte rápida.

La serpiente más venenosa del mundo.
El veneno de Enhydrina schistosa, es más potente que el de la serpiente terrestre Taipán (imagen).

Realmente este veneno es peligroso solamente para sus presas. Si bien, podría matar a un ser humano, las muertes de personas por este motivo son escasas, debido a que no es tan común encontrarlas, no suelen ser agresivas, tienen colmillos cortos adaptados a su tipo de alimentación y en tierra son muy poco ágiles en movimiento.

La serpiente que tiene el primer lugar como la más mortífera de todas en el planeta (más que cualquier terrestre), es la serpiente marina de pico o Enhydrina schistosa. Mide hasta 1.5 m de longitud y su LD50 es de 0,02mg/kg. Esto significa que se requiere tan solo 0,02 mg de su veneno por kilo para acabar con su presa.

Los 10 Animales más venenosos del mundo

Amenazas

Poco se conoce sobre sus amenazas, pero aves como el milano brahmán (Haliastur indus) y el pigargo oriental (Haliaetus leucogaster), así como tiburones tigre (Galeocerda cuvieri), se aprovechan de kraits marinos en tierra o en aguas cercanas a la costa.

Algunas especies de serpientes marinas y kraits más conocidas:

  • Serpiente marina amarilla (Hydrophis platurus).
  • Krait rayado (Bungarus fasciatus).
  • Laticauda colubrina.
  • Laticauda laticaudata.
  • Enhydrina schistosa.
  • Aipysurus laevis.

Referencias

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/05/140519_respuestas_curiosos_24may_finde_yv
https://www.nationalgeographic.com/animals/2019/02/how-do-yellow-bellied-sea-snakes-drink-water/
https://www.forbes.com/sites/priyashukla/2018/10/07/why-fatal-sea-snake-bites-are-unusual/#5a9d1423415b
https://www.britannica.com/animal/sea-snake
https://animaldiversity.org/accounts/Laticauda_colubrina/#predation