¿Qué es la Hipoglucemia?

La hipoglucemia es el término médico que se refiere a los bajos niveles de azúcar en la sangre. No es una enfermedad en sí, sino un indicador de que el azúcar de nuestra dieta no es suficiente.

El azúcar o glucosa es un monosacárido muy importante que debe mantenerse en el organismo a niveles equilibrados, pues representa la fuente principal de energía en el cuerpo y una concentración demasiado alta o demasiado baja, ocasiona problemas graves de salud.

La hipoglucemia podría entenderse en términos más básicos, como un indicador contrario al de la diabetes, ya que se requieren alimentos con alto contenido de azúcar como frutas o jugos de frutas para llegar a la cantidad considerada normal. Existen medicamentos con el mismo objetivo, pero cualquiera que sea la forma de solucionar una hipoglucemia, debe ser controlada y respaldada por un médico. 

Se considera hipoglucemia cuando el nivel de azúcar en la sangre es igual o menor a 70 miligramos por decilitro (mg/dL).

Importancia del azúcar en el cuerpo.

Para comprender mejor la importancia del azúcar, este es para el cuerpo humano, el equivalente a la gasolina de un coche. Es la sustancia que lo logrará su funcionalidad y movilidad a lo largo del día. 

El azúcar es un carbohidrato, y los carbohidratos, también llamados glúcidos o hidratos de carbono, son biomoléculas que contienen carbono, hidrógeno y oxígeno, y están formados por moléculas de azúcar que al descomponerse crean glucosa.

Los carbohidratos se dividen en monosacáridos, disacáridos, polisacáridos y oligosacáridos, y la glucosa o azúcar pertenece a los primeros al ser el más simple. 

Todo sistema humano requiere azúcar para cumplir sus funciones vitales, pero es mucho más importante para los músculos (esto incluye al corazón) y para el sistema nervioso en su totalidad. El cerebro necesita glucosa para “trabajar” de maner óptima cada día. 

Después de cada comida de una persona sana, la sangre absorbe glucosa, y cuando hay más de la normal, se almacena en el cuerpo; tarea que realizan los músculos y el hígado. Entonces, cuando el nivel de azúcar en la sangre comienza a descender, una hormona le indica al hígado que es momento de liberar un poco de esa glucosa que tiene almacenada. Es así como el mismo cuerpo utiliza las reservas a nuestro favor, elevando y nivelando el azúcar en la sangre.

Pero cuando las reservas no son suficientes para compensar la falta de azúcar, significa que los niveles son peligrosamente bajos, lo que representa una seria amenaza para la salud. 

Por esta razón, es de suma importancia medir el azúcar que ingerimos. Si contamos con suficientes reservas y volvemos a consumir azúcar, el almacenamiento será excesivo y los problemas de salud irán manifestándose. O por lo contrario, si evitamos el azúcar en su totalidad, el cuerpo irá debilitándose al no tener fuerza ni tampoco reservas suficientes.

Síntomas de la Hipoglucemia.

Cuando los órganos y músculos no tienen energía, el cuerpo podría manifestarse mediante diversos padecimientos. No obstante, los síntomas podrían no aparecer o ser diferentes en cada persona e ir de leves a moderados.

Síntomas leves – moderados.

Temblores o nervios

Dificultad para hablar

Sensación de ansiedad o debilidad

Sudoración

Ritmo cardíaco irregular

Fatiga

Irritabilidad

Piel pálida

Hambre

Sensación de hormigueo alrededor de la boca

Dolor de cabeza

Visión borrosa

Somnolencia o cansancio

Mareo o aturdimiento

Confusión o desorientación

Falta de coordinación

Conducta o personalidad cambiante

Problemas para concentrarse

Síntomas severos: 

Incapacidad de comer o beber

Ataques o convulsiones

Pérdida del conocimiento

Síntomas en pacientes con diabetes que bajan demasiado sus niveles de azúcar:

Tener hambre o la sensación de “punzadas” en el estómago.

Temblores

Ritmo cardíaco acelerado

Sudoración o la piel fría y húmeda

Palidez

Dolor de cabeza

Irritabilidad

Cambios de humor

Somnolencia y debilidad

Mareos y vértigos

Falta de coordinación al caminar

Visión doble o borrosa

Confusión

En casos graves, convulsiones y desmayos

Síntomas durante el sueño:

Llantos repentinos

Pesadillas

Sudoración excesiva

Cansancio, irritabilidad o confusión al despertar.

Causas de la Hipoglucemia.

Existe más de una razón por la que los niveles de azúcar en la sangre llegan a ser muy bajos, pero la mayoría de los casos ocurren en personas que padecen diabetes. 

Las causas más comunes de hipoglucemia son:

En personas con diabetes: 

Medicamentos.

La causa más frecuente de hipoglucemia es parte de un efecto secundario del consumo de medicamentos para tratar la diabetes. La insulina y otros medicamentos ayudan a disminuir la glucosa, pero una dosis que rebase los límites, puede disminuir abruptamente los niveles, causando hipoglucemia.

Mala alimentación.

También se presenta cuando el paciente no se alimenta adecuadamente o lo suficiente después de tomar medicamento para tratar la diabetes.

Mucho ejercicio.

Realizar más ejercicio de lo normal, ocasiona descensos en el nivel de glucosa en la sangre hasta por un tiempo de 24 horas después del ejercicio o actividad física.

En personas sin diabetes:

Medicamentos.

Hay medicamentos que pueden provocar este padecimiento en niños o en personas con insuficiencia renal. 

Consumo de alcohol.

El alcohol no es saludable en ninguna cantidad, pero beber en exceso impide que el hígado funcione adecuadamente y presente problemas al liberar la glucosa que ha almacenado. 

La hepatitis, otro problema del hígado, puede ocasionar hipoglucemia. Y los trastornos renales impiden que los desechos y toxinas sean liberados normalmente, por lo que la acumulación de medicamentos podría afectar los niveles de glucosa.

Deficiencias hormonales. 

Algunos trastornos de las glándulas suprarrenales y la hipófisis, podrían llegar a afectar a las hormonas que se encargan de transformar los carbohidratos en glucosa. 

Hambre prolongada.

No es bueno evitar el desayuno ni comer a destiempos todos los días. Los malos hábitos, así como la anorexia nerviosa, disminuye la acción del organismo para producir glucosa, simplemente porque no hay nutrientes de dónde obtenerla. 

¿Cómo prevenir la hipoglucemia?

Como mencionamos anteriormente, la hipoglucemia es mucho más común en personas que padecen diabetes, ya sea niños o adultos, y existen algunas medidas de prevención que también pueden aplicar las personas que no padecen dicha enfermedad.

Para evitar episodios de hipoglucemia, se recomienda seguir las siguientes indicaciones:

No saltar ninguna comida.

El desayuno es la comida más importante del día y por ningún motivo debe saltarse. Pero esto no significa que los demás alimentos deban ignorarse. Cada comida es importante y debe realizarse a horas adecuadas y constantes.

No realizar ejercicio en exceso.

Si se va a realizar más ejercicio de lo normal, es importante compensar con refrigerios adicionales.

En pacientes con diabetes no se recomienda darse baños fríos o calientes después de aplicaciones de insulina. 

Revisar niveles de azúcar con constancia.

Conocer los niveles de azúcar brinda información sobre dosis de medicamentos, qué tipos de alimentos consumir y evitar, así como cuánta actividad física realizar. 

Un médico recomendará cada cuanto tiempo hacer chequeos de sangre con base al estado de salud e historial clínico. 

Las personas sin diabetes también deben realizarse análisis sanguíneos, pues recordemos que la hipoglucemia puede ser asintomática. Si se conocen las condiciones de salud a tiempo, es más fácil tomar medidas de prevención.

Recomendación adicional.

Para cualquier persona con hipoglucemia, niño o adulto, se recomienda portar una pulsera o collar de identificación médica donde se indique su condición diabética.

En caso de peligro, cualquier persona conocida o desconocida, sabrá que tiene que pedir ayuda médica de inmediato. Obtener ayuda a tiempo impedirá complicaciones que puedan poner en peligro la vida. Más si se trata de niños y ancianos.