¿Qué es una Planta Carnívora?

Una planta carnívora es una planta adaptada para atraer, atrapar, digerir y asimilar a sus presas, las cuales están conformadas por insectos de diversas especies. Esta es la razón por la que también son conocidas como “plantas insectívoras”.

Las plantas carnívoras son parte de la literatura botánica desde el año 1554. Pero no fue hasta 1875 que Charles Darwin comprendió y explicó su biología e importancia ecológica a través de su libro Insectivorous plants (Plantas insectívoras).

Darwin realizó varios experimentos con una planta Drosera (familia Droseraceae); dejaba caer diferentes elementos como moscas, carne cruda y cabellos humanos, percatandose de que con todos recibía estímulos. Sin embargo, se impresionó al darse cuenta que no ocurría lo mismo con gotas de agua, por lo que determinó que la lluvia no era parte de un estímulo pese a que las gotas también representan un peso. La planta estaba adaptada para hacer una diferencia entre lo que es alimento y lo que no.

Podría interesarte… Plantas Terrestres.

Otro de los descubrimientos sobre la Drosera y otras especies de carnívoras, fue su capacidad para autopolinizarse aunque no haya encontrado insectos polinizadores.

mecanismos plantas carnívoras.

Científicos más modernos han estudiado por años este tipo de plantas que modifican por completo el proceso natural que se acostumbraba observar; es decir, donde diferentes tipos de animales herbívoros se alimentan de plantas. Esta vez, se trata de plantas consumiendo miembros del reino Animal a través de asombrosas “trampas” y sorprendentes procesos para digerirlos.

Distribución.

Los más de 670 tipos de plantas carnívoras hasta hoy identificados, se distribuyen por casi todo el mundo y se clasifican en diversas familias botánicas.

Estas plantas viven donde el nitrógeno es escaso, de manera que evolucionaron para sobrevivir a base de insectos y utilizarlos como fuente principal de ese químico vital. Esto no quiere decir que es lo único que requieren para vivir; como toda planta, el agua es vital para su crecimiento y desarrollo, razón por la que son tan comunes en pantanos y orillas de ríos.

Plantas Carnívoras (VIDEO)

Polinización.

Como vimos anteriormente, algunas plantas carnívoras no precisamente requieren insectos polinizadores para su reproducción, pero algunas sí los encuentran indispensables.

Los científicos sugieren que las primeras presas de las plantas carnívoras pudieron ser sus propios polinizadores. Esto derivó a que los mecanismos que estas plantas tienen para atraer a sus presas, evolucionaron como parte de una continua interacción entre estas y sus polinizadores.

Anatomía de las plantas…

Alimentación de las plantas carnívoras.

La palabra ‘carnívoro’ podría remontarnos a aquellos animales salvajes y violentos para obtener su alimento, pero las plantas carnívoras actúan de manera diferente. Su nombre y apariencia puede denotar hostilidad pero su método de captura es práctico y veloz. Una planta carnívora no puede alimentarse de partes corporales humanas como los dedos, ni tampoco puede “morder” con violencia a nuestras mascotas como podría pensarse.

Las plantas carnívoras más pequeñas obtienen nutrientes de moscas, hormigas, mosquitos, cucarachas, cochinillas y otros animales similares en tamaño como pequeñas arañas.

Nepenthes rajah es la planta carnívora más grande, capaz de atrapar una rata o ave.

No obstante, las plantas de mayor tamaño como Nepenthes rajah, endémica del monte Kinabalu en Borneo, Malasia y con un tamaño de hasta 41 cm de altura, son capaces de consumir alguna rana, ave o rata que haya quedado atrapada en su interior.

Esta es la planta carnívora más grande hasta hoy descubierta; así que ninguna suele ser tan colosal ni tan fuerte como para “tragar” a un ser humano.

Lo fascinante de las plantas carnívoras es su transformación de una planta inmóvil y atractiva, a un estómago temporal en cuyo interior o superficie trabajan enzimas que disuelven presas.

Tipos de plantas carnívoras.
Planta Nepenthes bicalcarata.

Habilidad para “contar”.

Investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC) (CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas), hallaron que la planta carnívora conocida como venus atrapamoscas (Dionaea muscipula) es capaz de utilizar las matemáticas para asegurar que una víctima vale la pena.

Cerrar el órgano de captura cuando un insecto queda atrapado, conlleva un desgaste importante de energía, por lo que la planta debe ‘saber’ si es suficiente con ello o mejor espera la llegada de una mejor presa. El estudio demuestra que venus atrapamoscas utiliza los números para obtener la respuesta.

Dicha planta cuenta con numerosos pelos sensoriales que reaccionan al contacto, así que es capaz de contar cuántas veces el insecto toca esos pelos. Entre más contactos, más hermético se vuele el cierre del órgano de captura.

Clasificación plantas carnívoras.
Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula). Planta carnívora de mandíbula.

Una vez asegurado el insecto en el interior, la planta libera un compuesto químico llamado jasmonato como respuesta al tacto. Cuanto más contactos se produzcan al querer escapar, más enzimas digestivas se liberarán, y así, la planta puede evaluar si realmente su captura resultó en un beneficio.

El jasmonato es una hormona que las plantas liberan al sentirse en peligro por insectos, hongos o mordeduras de herbívoros. Es como el sistema inmune de los animales, pero en versión plantas.

Trampas de las plantas carnívoras.

Las plantas carnívoras tienen diversas maneras o técnicas de atrapar a sus presas. Mientras unas requieren de apertura y cierre, otras simplemente se mantienen en espera de que un insecto se pose en las hojas engañosas.

Estas plantas liberan enzimas que disuelven el cuerpo de sus presas.

Se ha hablado sobre el olor y coloración de las plantas carnívoras como atrayentes de presas, pero no se ha determinado que esto influya por completo en la reacción de un animal para acercarse.

Veamos algunos ejemplos.

Trampa con pegamento.

Plantas carnívoras con pegamento.

Plantas carnívoras como Pinguicula conzattii, Pinguicula gigantea, Drosera stolonifera y Drosera regia, poseen hojas cubiertas de pelos, cuyas puntas contienen una sustancia pegajosa conocida como mucílago, que al contacto con la luz, atrae la atención de la presa invitándole a que se pose sobre la planta. El mucílago cumple dos funciones: atraer y evitar que el animal escape por más fuerza que aplique.

Posterior a la captura, la planta comienza a liberar enzimas que van disolviendo el cuerpo de la víctima con el fin de absorber el mayor número de nutrientes.

Trampa de ascidio.

Plantas de ascidio.

Son trampas muy bien estructuradas por hojas cerradas en forma de cono que crean un túnel de posición vertical. Este tipo de plantas atrae a la presa mediante una secreción de néctar en su parte más alta, para que cuando este se acerque, caiga hacia abajo sin posibilidad de salir.

Al fondo de la forma cónica se hallan enzimas digestivas que se encargan de disolver el cuerpo de la presa, la cual puede variar desde un insecto hasta un pequeño lagarto o roedor.

Artículo: ¿Sufren las Plantas?

Algunos ejemplos de plantas carnívoras con trampas de ascidio son: Nepenthes rajah, planta odre de California (Darlingtonia californica), Nepenthes villosa y Cephalotus follicularis.

Trampa de succión.

tipos de plantas carnívoras.
Trampa de succión. / Autor de la imagen: Veledan. Dominio Público.

La trampa de succión es hallada en plantas del género Utricularia, Biovularia y Polypompholyx. Utricularia cuenta con aproximadamente 233 variedades de especies. Se trata de plantas acuáticas que en cada tallo poseen pequeñas bolsitas o globos con su respectiva tapa. Se conocen como vesículas.

Estas entradas permiten que la planta bombee el agua de acuerdo a sus necesidades. Cuando un animal se encuentra cerca, este es succionado a la bolsa cuya tapa se cierra herméticamente y se produce el proceso digestivo con las enzimas liberadas.

Las presas más comunes en las plantas de succión son larvas de artrópodos y rotíferos, animales microscópicos que habitan en algunos cuerpos de agua y tierra húmeda.

Trampa de mandíbula.

Probablemente es la más emblemática de las plantas carnívoras y es que son pocas especies las que poseen el mecanismo. La más conocida es Dionaea muscipula o Venus atrapamoscas. Su apariencia es un poco hostil, ya que se asemeja a una mandíbula dentada que abre y cierra al contacto.

Aquí, el insecto que toca los tricomas sensitivos distribuidos escasamente al interior de la “mandíbula” de la planta, es atrapado por el encierro instantáneo. Entre más veces toque estos tricomas, la planta cerrará con mayor hermetismo.

Lo interesante de esta clasificación, es que pasan de ser una trampa a un ‘estómago’ donde las enzimas comienzan a trabajar en la disolución de la presa.

Cuidados de una planta carnívora.

Las plantas carnívoras no son muy comunes en los hogares como otros tipos de vegetación. No obstante, hay quienes eligen mantenerlas como forma de acabar con algunos insectos y como parte de una decoración exótica.

Cómo cuidar una planta carnívora.
Cuidados de una planta carnívora.

Es importante informarnos sobre qué plantas carnívoras son adecuadas para el tipo de clima de nuestra localidad. Existen las de ambientes tropicales y no tropicales, pero tampoco son tolerantes a climas de muy bajas temperaturas. Lo más recomendable es mantenerlas en lugares con humedad para que absorban agua cuando lo requieran.

Recordemos que las carnívoras crecen en suelos con pocos nutrientes, por lo que fertilizar la tierra con productos muy completos no es necesario en este caso. Un exceso de cantidad de minerales puede quemarlas. Se recomienda utilizar sustratos de esfango para mantenerlas saludables.

Artículo: Plantas que viven más años…

Su riego debe ser consultado con un especialista, ya que la frecuencia y la cantidad de agua varía de acuerdo a las características de la planta.

No es mala idea alimentar a las plantas colocando insectos, pero se debe procurar que sean del tamaño adecuado para no dañar las hojas ni producir un sobreesfuerzo.

Jugar con su mecanismo de captura de manera frecuente también es una manera de dañarla y debilitarla, pues se acorta su tiempo de vida y se altera su reacción ante los estímulos.



Referencias

Alcalá, Raúl et al. Biología de las Plantas Carnívoras: Aspectos ecológicos y evolutivos. Departamento de Ecología Evolutiva, UNAM.

carnivorousplants.org/cp/carnivory/what

ecojardinunam.wordpress.com/2015/03/27/sarracenia-utricularia-y-otras-las-plantas-con-trampas/

cicy.mx/Documentos/CICY/Desde_Herbario/2012/2012-06-28-Leopardi-Plantas-carnivoras.pdf

cicy.mx/Documentos/CICY/Desde_Herbario/2016/2016-06-09-Duno-Plantas-Carnivoras.pdf

cnb.csic.es/index.php/es/cultura-cientifica/noticias/item/1318-las-plantas-carnivoras-utilizan-las-matematicas-para-cazar-a-sus-presas

nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/plantas-carnivoras-plantas-asesinas_2087/22