Pinus sylvestris

El pino silvestre tiene múltiples nombres comunes: pino de Valsaín, pino bermejo, pino rojo, pino albar, pino serrano y pino del Norte, entre otros. Es la especie de pino más extendida de todas, y muchas culturas europeas le confieren una elevada importancia como árbol ornamental. Es el árbol nacional de Escocia.

Orden: Pinales
Familia: Pinaceae
Género: Pinus

Descripción

Es una conífera de hoja perenne, tronco recto y copa redondeada en la madurez, que alcanza unos 35-45 metros de altura. Maduro, su tronco mide 1-1.7 metros de diámetro; tiene una corteza gruesa, escamosa y marrón rojiza o grisácea en la zona inferior, y delgada y anaranjada en la superior, incluidas las ramas. El pino silvestre más alto del que se tiene registro está en Estonia, y mide 46.6 metros.

Tiene hojas alargadas y rígidas llamadas agujas, que crecen en pares en fascículos, y miden de 2 a 2.5 centímetros de longitud y 1 o 2 milímetros de ancho. Presentan un distintivo color verde azulado. Tiene flores agrupadas en conos femeninos (llamados piñas) y masculinos y semillas oscuras. Los conos son unas estructuras leñosas de forma ovoide, de unos 4 a 8 milímetros de diámetro en su primer año y más anchas a partir del segundo.

Distribución

Es el pino silvestre un árbol nativo de Eurasia. Su rango de distribución abarca desde el norte de España y Escocia en el oeste hasta Laponia en el norte, el oriente de Rusia, y hasta Turquía en el sur. Puede encontrársele en tierras desde el nivel del mar, al sur de las montañas del Cáucaso a unos 2,600 metros de altitud, y dentro de la zona del Círculo Polar Ártico. Es la única especie nativa de las Islas Británicas y una de las 3 coníferas nativas en todo el Reino Unido.

Dada su extensa distribución, vive en numerosos hábitats, desde la tundra siberiana hasta las costas atlánticas con altos niveles de precipitación. La característica común en todos sus hábitats es el suelo pobre en nutrientes. En Europa persiste principalmente en bosques de pinos o mixtos, junto con otros árboles como el abedul, el enebro y la pícea común. En los Alpes centrales prospera en laderas y valles, en la región del Cáucaso vive en cantos rodados y afloramientos rocosos y al sur del mar Báltico sobrevive en tierras glaciales. La especie muestra preferencia por los suelos arenosos ligeros y el ambiente en las latitudes bajas, y es poco tolerante ante los vientos marinos y las lluvias frecuentes.

El pino silvestre prosperó en las Islas Británicas tras el Último Máximo Glacial. Se sabe que miles de años atrás era una especie mucho más numerosa en Gran Bretaña, pero hace unos 4,000-5,000 años, el clima de la región se tornó más cálido, lo que favoreció la proliferación de otros árboles propios del nuevo clima, y entonces el pino silvestre limitó su rango y comenzó a crecer más al norte.

Reproducción y variedades

Pinus sylvestris abre sus flores en torno a mayo. Es una especie de flores monoicas: cada cono es masculino o femenino, pero ambos sexos crecen en el mismo árbol. No obstante, no puede polinizarse a sí mismo, sino que necesita del polen de otros árboles para que la fecundación pueda producirse. Como suele ocurrir en las coníferas, el pino silvestre es polinizado por la acción del viento y no por insectos. 22 a 24 meses después de la polinización, entre marzo y junio, las semillas maduran y se liberan.

Los pinos silvestres de cultivo se propagan fácilmente por semillas que se plantan en otoño o primavera; muchas veces se siembran primero en macetas individuales y después se plantan en el suelo. Este, que puede ser ácido e incluso alcalino, debe estar bien drenado. La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) indica que se han descrito más de 50 variedades botánicas de la especie, de las que destacan la variedad “Hamata”, cultivada en el Cáucaso, Turquía y Ucrania; “Mongolica”, en el norte de China, Mongolia y alrededor del lago Baikal; “Nevadensis”, presente en España y “Sylvestris”, desde Escocia hasta el Extremo Oriente Ruso.

Usos

En general, los pinos son árboles duros, resistentes y durables, y Pinus sylvestris no es la excepción. La hierba (planta joven) es amarga, aromática, diurética, expectorante y tiene propiedades antisépticas, por lo que se le usa en algunos remedios de la medicina tradicional para mejorar la circulación local y tratar infecciones de las vías urinarias yyrespiratorias, males de la vesícula, reumatismo, acné y agotamiento nervioso.

Se le reconoce como un árbol comercialmente importante, puesto que se aprovecha para la elaboración de objetos de minería, la construcción de objetos y mobiliario de interior y de exterior como traviesas de ferrocarril y vallas, y la fabricación de papel. Siglos atrás se usó en Escandinavia para elaborar alquitrán. De las agujas se obtiene un tinte verde o marrón, y de los conos un colorante amarillo rojizo. Con la resina se produce trementina y de sus hojas y semillas se obtiene aceite. El aceite esencial de las hojas se usa en aromaterapia y como aromatizante de muchos productos comerciales, como los usados para los cuartos de baño, desinfectantes y detergentes.

Amenazas y conservación

El pino silvestre se incluye en la categoría “Preocupación Menor” de la IUCN, debido a su amplia distribución y su abundancia a nivel global. Esto no significa que está a salvo, pues, si bien su población parece estable, en el Reino Unido se ha reducido a causa, principalmente, de siglos de intensa explotación. En otras regiones, la disminución de los árboles es resultado de la tala para la conversión del suelo a tierras agrícolas y ganaderas.

Amenazas que no se deben a las acciones del hombre son enfermedades y plagas que atacan el follaje, el tronco y otras partes del árbol. Las orugas de la polilla del retoño de pinos, las moscas de sierra, la roya y los organismos del grupo Botrytis pueden afectar las hojas, y el nematodo de la madera del pino (Bursaphelenchus xylophilus), que se alimenta de los brotes y la madera, provoca marchitamiento.