Pingüino Africano

Spheniscus demersus

Información y Características

El pingüino africano, también conocido como pingüino del Cabo, es un ave no voladora del género Spheniscus, la cual contempla 4 especies existentes que se distinguen por mostrar bandas en forma de herradura sobre el pecho. 

El pingüino africano emite un particular vocalización similar a un graznido. Por esta razón, en el idioma inglés se le conoce coloquialmente como jackass penguin (pingüino burro).

Descripción del Pingüino Africano

El pingüino africano posee características muy parecidas a otros pingüinos con bandas negras sobre el cuerpo, tal como Spheniscus humboldti (pingüino de Humboldt) o Spheniscus magellanicus (pingüino de Magallanes), pero la mejor manera para identificarlo es contando y observando. Es decir, si el individuo posee una sola banda delgada sobre el pecho, se trata de un pingüino del Cabo, ya que los demás poseen más de una banda de diferentes grosores.

Spheniscus demersus es un animal mediano y de cuerpo delgado que tiene una altura común no superior a los 70 cm y un peso entre 2.2 y 3.5 kg. Los machos son ligeramente más grandes que las hembras, pero la diferencia no es muy visible a simple vista.

Su cuerpo luce un plumaje intercalado en colores blanco y negro. Las plumas blancas forman una gruesa “C” a los costados de la cabeza y se distribuyen hacia el frente y toda la zona ventral, pero a la altura del pecho, son atravesadas por su banda delgada y negra que forma una silueta de “herradura” al distribuirse hacia los costados.

En el resto del cuerpo, incluidas las aletas, las patas, la cara y el pico, las plumas son negras. Adicionalmente, el pecho blanco luce algunos lunares negros y los ojos poseen una pequeña glándula rosada sin pelo que los ayuda a regular su temperatura. 

El plumaje del pingüino de África es rígido y protector. Resiste vientos y aguas frías, pero no es tan grueso ni tan abundante como el de los pingüinos antárticos, quienes requieren “abrigos” de mayor cobertura y resistencia.

También te puede interesar… Elefante africano

Distribución y hábitat del Pingüino Africano

El sur del continente africano es su hogar, específicamente Namibia y Sudáfrica donde las temperaturas oscilan entre los 17 y 28 grados, con medios-altos niveles de humedad. En total, abarcan 28 localidades de ambos países, contando islas cercanas; sin embargo, tan solo 8 colonias de Sudáfrica conforman el 87% de la población total de dicho país.

Algunos ejemplares se han observado en Angola, Mozambique, Congo y Gabón, pero no forman colonias permanentes. 

El entorno natural del pingüino del Cabo está conformado por arbustos y costas arenosas, rocosas y soleadas, a veces visitadas por turismo internacional. No obstante, existen barreras físicas para que estos animales no sufran estrés por disturbio o invasión.

Los pingüinos permanecen muy cerca del mar y se resguardan de los rayos solares a un costado de las enormes rocas o dentro cuevas y pequeñas cavidades. Por lo regular, levantan sus aletas para regular su temperatura y evitar el sobrecalentamiento.

Pingüino Africano-Spheniscus demersus

Comportamiento del Pingüino Africano

El acicalamiento es una acción común en la especie que refuerza vínculos sociales, ya que suelen impermeabilizar sus plumas unos a otros, a través de un aceite que esparcen con el pico. Esta sustancia proviene de una glándula ubicada en la base de la cola. 

Son pingüinos sociales que han convivido pacíficamente con humanos, pero siempre optan por mantener una distancia prudente. 

Su comunicación incluye vocalizaciones y movimientos corporales de acuerdo a las situaciones. Según las investigaciones, cada pingüino posee un sonido único que lo distingue de los demás y realizan tres tipos de llamados: para el cortejo, para defensa y para ubicación de familiares y compañeros. 

Su agresividad se manifiesta por sonido y lenguaje corporal, donde envían las aletas hacia arriba; inclinan cuerpo y cabeza hacia adelante (colocándose en posición casi horizontal) mientras agitan la cabeza hacia los lados y exhiben el pico como arma amenazante. Al mismo tiempo, crean fuertes sonidos de advertencia.

Y algo muy importante, es que son excelentes nadadores que se sumergen hasta 120 m de profundidad por dos minutos o un poco más, gracias a que pueden disminuir su ritmo cardíaco.

Alimentación del Pingüino Africano

Su experiencia como aves marinas les permite capturar gran variedad de alimentos, entre los que se encuentran peces como sardinas, arenques y anchoas (entre otras 22 especies), así como tres tipos de calamares y 18 tipos de crustáceos. También consumen poliquetos (tipos de gusanos acuáticos) en menores porciones.

Consumen alrededor del 14% de su peso corporal al día. Atrapan a sus presas con ayuda de su pico y con las numerosas púas en el paladar; las cuáles se aferran a la piel e impiden que resbalen. 

En cautiverio son alimentados con peces eperlano, sardina y capelán, principalmente.

Pingüino Africano-Spheniscus demersus

Reproducción del Pingüino Africano

La reproducción ocurre en cualquier temporada, pero se presenta mayormente en noviembre y en marzo, dando un total de dos veces por año.

En años anteriores, los pingüinos del Cabo construían sus nidos en la arena o guano, pero a falta de ello en la actualidad, anidan en áreas abiertas con alguna vegetación baja como protección.

El número de huevos es de dos, pero a veces podrían ser 3. Se incuban entre 38 y 42 días por el padre y la madre, quienes se turnan para alimentarse. Esta protección parental continúa cuando las crías abandonan el huevo, ya que son alimentadas hasta por tres meses, que es el tiempo aproximado en el que crecen sus plumas impermeables para ingresar al mar.

Dentro de este período de tres meses, cuando las crías están ligeramente más grandes, esperan a sus padres en “guarderías” donde otros polluelos conviven para darse protección y calor mutuo.

Al tercer o cuarto año de vida, el joven pingüino alcanza su madurez sexual y cortejará a una hembra por medio de vocalizaciones similares al rebuzno de un asno. Su pareja sexual puede durar una o más temporadas.

Amenazas

La depredación natural puede provenir de tierra y mar. En tierra, los pingüinos jóvenes son capturados por aves como gaviotas, págalos o skúas e ibis sagrados. Estas aves acaban con el 40% de los huevos que son descuidados durante algunos momentos, y también aprovechan a los polluelos que se alejan de las agrupaciones grandes dentro de las guarderías. Mamíferos como perros, leopardos, caracales y mangostas también pueden saquear sitios de anidación.

En el mar, son los jóvenes aprendices y adultos descuidados quienes son capturados por lobos marinos y tiburones. 

Como amenazas antropogénicas, se enfrentan a contaminación por petróleo, disminución de alimento por sobrepesca humana, robo de huevos y estrés causado por disturbio e invasión de sus colonias. 

La recolección de huevos es un acto ilegal, pero se continúa realizando en algunas costas africanas. Y la recolección de guano también es un factor que afecta directamente a las poblaciones. 

El guano es un sustrato rico en nitrógeno, fósforo y potasio que se forma de la acumulación de excremento de aves y sirve como efectivo fertilizante. Su recolección sirve para comercializarlo en todo el mundo, pero esto provoca que los pingüinos aniden en campo abierto y que sean más vulnerables a la depredación y al estrés. Este estrés, ha provocado que los padres abandonen sus huevos.

Todo ello en conjunto, mantiene a la especie en Peligro de Extinción por la UICN, con poblaciones en declive de 50,000 individuos maduros.

Fuentes consultadas.

animals.sandiegozoo.org/animals/african-penguin

www.georgiaaquarium.org/animal/african-penguin/

www.calacademy.org/explore-science/african-penguin

www.saginawzoo.com/african-penguin/

www.iucnredlist.org/species/22697810/132604504#threats