Pingüino Adelaida

Pygoscelis adeliae

Información y Características

El pingüino de Adelia (llamado Adelaida en algunas regiones), es un ave no voladora que pertenece al género Pygoscelis; esto es, pingüinos no crestados y con “cola de cepillo” de la región antártica y subantártica.

Generalmente, las especies de pingüinos fueron nombradas con base a sus características anatómicas o a su ubicación geográfica, pero en este caso, Adelia (traducido al español de Adélie) fue el nombre de la esposa del geógrafo y explorador francés Jules Sébastien César Dumont d’Urville, quien fuera el primero en documentar a la especie tras descubrirla en alguno de sus viajes.

Descripción del Pingüino de Adelia

Es un pingüino que se destaca de los demás por un anillo blanco que rodea el borde de cada uno de sus ojos. Su cabeza, zona dorsal, zona exterior de las aletas, cola y la parte de las patas con la que pisa, es de coloración negra, mientras que el área ventral del cuerpo y la parte interna de las aletas, son de color blanco. La parte superior de las patas luce de tono rosa pálido y el pico, rojizo.

Registra un peso entre 3 a 6 kilos y una altura promedio de 70 cm. El dimorfismo sexual no es muy marcado, ya que ambos géneros solo varían ligeramente en tamaño, siendo las hembras más pequeñas. 

Distribución y hábitat del Pingüino Adelaida

La distribución de Pygoscelis adeliae comprende la costa antártica y sus islas circundantes, como Georgia del sur y Sandwich del sur. Sin embargo, debido a su comportamiento migratorio se han observado pequeñas poblaciones fuera de este rango común, como por ejemplo, en Argentina, las islas Malvinas, Australia y Nueva Zelanda.

Su hábitat se conforma de acantilados interiores, áreas rocosas, zonas neríticas y áreas oceánicas. Pueden descansar sobre icebergs y compartir territorio con el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri). Esto permite conocer su capacidad de resistencia al frío; no obstante, el pingüino de Adelia se traslada a zonas de reproducción menos frías a finales de octubre o noviembre, cuando la Antártida atraviesa un oscuro invierno de potentes vientos gélidos, que solo los individuos del pingüino emperador se disponen a resistir.

Pingüino Adelaida-Pygoscelis adeliae

Comportamiento

Como mencionamos anteriormente, son aves migratorias que realizan largas caminatas sobre el hielo, a velocidad promedio de 2.5 km/h, aunque también suelen acelerar el trayecto deslizándose sobre su vientre. Y a pesar de no volar, cuentan con gran habilidad para el nado, alcanzando velocidades de hasta 8 km/h. 

Pueden mostrar algunos signos de agresividad tan pronto como a 22 días de vida, generalmente hacia otros pingüinos desconocidos, ya sea a adultos u otros jóvenes. Cuando son más grandes, también se comportan agresivamente hacia aves skúa, uno de sus principales depredadores. 

Un Adelia demuestra su incomodidad por invasión golpeando con sus aletas, atacando con el pico, moviendo su cabeza de manera brusca y poniendo sus escleróticas “en blanco”. En general, son aves que conforman grandes colonias de anidación, pero cada ave defiende su espacio territorial. 

Las vocalizaciones juegan un papel importante en su entorno social, ya que suelen reconocer y responder a los llamados de sus propios familiares, aún cuando otros pingüinos extraños generan ruido vocal. 

Un comportamiento muy curioso que ha sido documentado en video, es el robo de piedras. Los pingüinos Adelia delimitan sus nidos con bordes de piedras que ellos mismos recolectan. El proceso es arduo, ya que van y retornan con solo una pieza a la vez. Así que para ahorrar esa energía, algunos pingüinos oportunistas aprovechan los viajes del compañero para actuar de prisa y llevar algunas piedras a su propio nido. No siempre el pingüino trabajador se percata de lo ocurrido, pero si en algún momento sorprende “al ladrón”, comienzan las breves persecuciones y las riñas con aletas y picos. 

En cuanto su comportamiento hacia el ser humano, esta especie no muestra agresividad, sino curiosidad. Se aproximan lo suficiente sin rebasar el límite de precaución.

Alimentación del Pingüino de Adelia

Su distribución geográfica es extensa; por lo tanto, las especies que capturan pueden ser ligeramente diferentes de un punto a otro. Sin embargo, son animales carnívoros y el alimento base para toda la colonia es el krill antártico, pequeños peces, anfípodos y cefalópodos que se encuentran hasta 150 m de profundidad, aunque suelen encontrar el alimento suficiente a tan solo 50-70 m de distancia desde la superficie del agua.  

El tiempo de búsqueda y recolección de alimento también varía, ya que los adultos que alimentan polluelos, suelen invertir más tiempo.

Los polluelos llaman la atención de sus padres para pedir alimento. El comportamiento incluye levantamiento de cabeza y contacto con el pico de los adultos. Cuando el pingüino adulto retorna con comida, intenta localizar a su cría con vocalizaciones a través de una colonia muy poblada y con otros polluelos hambrientos como obstáculo. 

Reproducción del Pingüino Adelaida

Los pingüinos Adelia llegan a las zonas de reproducción cuando en el continente antártico atraviesa un duro invierno. 

Los nidos de esta especie suelen construirse en sitios rocosos con leves inclinaciones para evitar su inundación por hielo derretido. Y un dato curioso, es que cada pingüino siempre regresa al mismo nido y siempre elige a la misma pareja sexual, si es que la situación lo permite.

Por lo general colocan dos huevos que son incubados por ambos padres que se organizan por turnos. Una vez que el huevo eclosiona, padre y madre continúan turnándose para alimentar y cuidar al polluelo. Este se alimenta de krill y pequeños crustáceos regurgitados.

Pingüino Adelaida-Pygoscelis adeliae

A las tres semanas de vida, las crías son dejadas en “guarderías” donde conviven con otros polluelos y forman agrupaciones para darse calor y protección, mientras ambos padres viajan para alimentarse y recolectar alimento suficiente. Es aquí cuando las vocalizaciones permiten que la familia entera se reencuentre.

Una vez que el joven pingüino o los jóvenes pingüinos ya cuentan con el plumaje necesario para ingresar al mar, se encargan de obtener su propio alimento. Durante estas primeras experiencias, van adquiriendo el aprendizaje básico de supervivencia contra los depredadores; especialmente a través de la observación e imitación. 

Cuando tienen entre 3 y 5 años de edad, ya son capaces de iniciar con el ciclo de reproducción. Su expectativa de vida promedio no rebasa los 20 años.

Amenazas.

Las amenazas para los adultos de pingüinos Adelia están en el agua, ya que en tierra firme no suelen enfrentar a enemigos naturales. No obstante, no es lo mismo para los polluelos y jóvenes. 

Estos últimos deben estar alerta ante págalos antárticos (Stercorarius maccormicki), mientras que los adultos huyen velozmente de la voracidad de la foca leopardo (Hydruga leptonyx), un pinnípedo depredador de movimiento veloz y tamaño intimidante que reduce su habilidad una vez que sus presas llegan a superficies sólidas. 

Cuando los Adelia están sumergidos y repentinamente aparece una foca leopardo, la única vía de salvación es el nado rápido, ya que ninguno de sus mecanismos de defensa podrían ser útiles ante este astuto carnívoro de 3 metros de longitud.

Por su parte, los págalos antárticos rondan por las “guarderías” y nidos, de donde sustraen huevos y capturan polluelos alejados de las agrupaciones de calor y protección. También aprovechan restos de pingüinos que fueron abandonados por focas leopardo o que murieron por circunstancias naturales.

El pingüino Adelia se mantiene en estado de Preocupación Menor según las valoraciones de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, con una población estable de aproximadamente 7,580,000 ejemplares.

La mayoría de las poblaciones presentan un aumento de individuos, pero el cambio climático es una fuerte amenaza que recientemente ha mostrado modificaciones alarmantes en las temperaturas antárticas, las cuales repercuten negativamente en la cantidad de formación del hielo y en el equilibrio marino, dos aspectos básicos para el bienestar de la especie.

Fuentes consultadas

www.antarctica.gov.au/about-antarctica/wildlife/animals/penguins/adelie-penguins

www.nationalgeographic.com/animals/birds/a/adelie-penguin/

neotropical.birds.cornell.edu/Species-Account/nb/species/adepen1/behavior

oceana.org/marine-life/seabirds/adelie-penguin

www.iucnredlist.org/species/22697758/132601165#habitat-ecology