Tetraodontidae.

El tetraodóntido, mejor conocido como pez globo o en otras regiones como puercoespín de mar, forma parte de la familia Tetraodontidae y el orden Tetraodontiformes, que también incluye al pez luna (Mola mola) y al pez ballesta (Balistidae).

Se registran más de 120 especies de pez globo en todo el mundo, de diferentes características morfológicas y hábitos de supervivencia.

Descripción del pez globo.

Es un pez que varía de tamaño corporal de acuerdo a la especie, partiendo desde el pequeño pez globo enano (Carinotetraodon travancoricus) de 3.5 cm de longitud, hasta el pez globo de agua dulce (Tetraodon mbu) de aproximadamente 67 cm de largo.

La anatomía del pez globo es una de las más interesantes del entorno acuático, ya que se modifica considerablemente de acuerdo a su estado de alerta. En reposo, posee un cuerpo redondeado y alargado con un leve abultamiento en la zona ventral y un estrechamiento al inicio de la aleta caudal, la cual tiene una peculiar forma rectangular. 

Pez globo venenoso.
Pez globo (Tetraodontidae).

En estado de alerta luce muy distinto; el estómago se infla con agua o aire formando una circunferencia protegida por largas y puntiagudas espinas, lo que le confiere un tamaño tres veces mayor.

Puede interesarte: Pez Piedra, el más venenoso de la Tierra.

El pez globo no tiene escamas, sino una serie de espinas protectoras que no siempre son visibles. Los depredadores que ingieren pez globo sin percatarse a tiempo, pueden morir por asfixia o por toxinas liberadas en el interior de su cuerpo. Se cree que este mecanismo de defensa se debe a la vulnerabilidad que adquiere por su nado lento y poco ágil.

El pez globo puede matar por asfixia o por liberar toxinas dentro del cuerpo de su víctima.

La hinchazón o crecimiento corporal es un recurso que el pez utiliza solo en casos extremos donde no hay escapatoria, pues en ese estado se ve mermada aún más su movilidad en el agua. Si ante una amenaza se encuentra cerca de una grieta o cueva, preferirá resguardarse en lugar de adquirir su amenazante forma esférica.

Otras de las características más distintivas son sus 4 dientes (de ahí su nombre tetraodóntido) cuya estructura le otorga una apariencia de pico. Los dientes nunca dejan de crecer y deben ser reducidos con alimentación dura para provocar desgaste, o de lo contrario, se verá afectada su capacidad para alimentarse. Tal característica es muy similar a la que ocurre con los castores.

La coloración del pez globo es diversa y está representada con interesantes patrones de diseño, como rayas y motas. Es posible hallar gris, amarillo, marrón y blanco en interesantes presentaciones y combinaciones.

Hábitat y distribución.

El pez globo vive en mares tropicales y templados alrededor del mundo, generalmente en aguas poco profundas cercanas a la costa. No tolera las aguas frías; por lo tanto jamás será visto en las zonas más septentrionales. 

Mecanismo defensa pez globo.
Peces globo en su hábitat natural.

Aunque la mayoría de las especies son de agua marina, también pueden vivir en entornos cercanos al agua dulce o salobre. Aproximadamente 40 tipos de pez globo vive en aguas salobres.

Su hábitat está conformado por áreas cubiertas de hierba, arrecifes de coral y manglares.

Alimentación.

Los 4 dientes del pez globo están fusionados, de manera que forman un fuerte pico que rompe superficies duras, como conchas de caracoles y erizos de mar. Se alimenta por las noches y la dieta varía de acuerdo al entorno y al tipo de fauna disponible.

De manera general, la alimentación del pez globo se basa en algas y pequeños invertebrados. Podría vivir en entornos vegetarianos por un tiempo prolongado gracias a su gran capacidad de adaptación, pero no es una buena opción para su dentadura. Su alimentación óptima incluye varios tipos de moluscos como caracoles, almejas y mejillones. Las esponjas y los corales también forman parte de su dieta.

Se han identificado algunas técnicas de caza entre las que destaca la emboscada y la captura en aguas abiertas.

Reproducción.

Los huevos producidos por el pez globo tienen forma esférica y eclosionan después de 4 días. 

Especies marinas y de aguas salobres se reproducen de manera similar, pero el caso de ejemplares de agua dulce es distinto.

En algunas especies, son los machos quienes protegen los huevos.

El macho corteja a la hembra siguiéndola y mostrando su quilla. Si la hembra acepta, la pareja se conducirá hacia un lugar más oculto con plantas u otras coberturas donde puedan liberarse los óvulos para que sean fertilizados. En esta situación, el macho puede ayudarla frotándose en su costado.

En ciertas especies, los machos protegen los huevos adheridos a superficies lisas y duras hasta que eclosionan. Su labor es mantener los huevos en buen estado y protegidos ante la depredación. Esta atención culmina hasta que las crías son liberadas.

La mayoría de los datos sobre la reproducción del pez globo se debe a observaciones hechas en cautiverio, ya que en entorno natural el proceso no ha sido muy documentado. No obstante, un hecho asombroso captado en hábitat natural, fue protagonizado por el pez globo de manchas blancas (Torquigener albomaculosus). Este elabora grandes y majestuosas estructuras geométricas sobre la arena marina para atraer a las hembras y proporcionar un lugar seguro para los huevos.

Veneno del pez globo.

El pez globo es considerado uno de los más peligrosos del planeta, después del pez piedra.

La mayoría de las especies de pez globo contienen Tetrodotoxina, una neurotoxina mortal de actuación potente y rápida que es 200 veces más letal que el cianuro. Desde luego, no solo puede acabar con la vida de animales, sino también de seres humanos. Un solo pez globo contiene el suficiente veneno para matar a 30 personas adultas.

Pez globo, animal venenoso.
Veneno del pez globo.

Aún después de ingerido, el pez globo liberará su potente veneno, que además de causar daños internos, otorgará un sabor muy desagradable. Las intoxicaciones suelen pasar más con depredadores que con seres humanos, quienes encuentran en su carne un preciado manjar a pesar de la elevada peligrosidad que implica su consumo.

Pez León, atractivo y venenoso.

A pesar de que el pez globo es muy peligroso, refinados restaurantes de Japón ofrecen ‘fugu’ (palabra japonesa para referirse al pez globo) a costos muy altos. Solo chefs certificados tras 5 años de experiencia y con una licencia especial difícil de obtener, pueden prepararlo, ya que un mínimo error en su corte y manejo, podría causar la muerte a los comensales. Las partes más venenosas del pez globo son los ovarios, el hígado y los intestinos, pero todo el interior puede contaminarse si una persona sin conocimiento se encarga de su preparación.

Su veneno es 200 veces más letal que el cianuro.

En el año 2000, alrededor de 23 personas murieron a causa de comer fugu incorrectamente manipulado. Las víctimas fueron en su mayoría, pescadores que lo cocinaron en sus hogares. En 2015 cinco hombres fueron hospitalizados tras decidir probar el hígado de fugu.

En Filipinas, Tailandia, e incluso en los Estados Unidos, se han reportado casos de envenenamiento por falta de conocimiento sobre el peligro de su ingesta.

El veneno del pez globo comienza con un hormigueo en los labios para continuar con mareos y vómitos. Entumecimiento, comezón corporal, frecuencia cardíaca acelerada, presión arterial baja y parálisis muscular, son efectos comunes en personas intoxicadas. Si el afectado no es atendido a tiempo, la toxina actúa sobre el músculo del diafragma paralizando la respiración, lo que irreversiblemente lleva a la muerte.

Amenazas.

La contaminación es la principal amenaza para la mayoría de las especies de pez globo, seguido de la pérdida del hábitat y la sobrepesca. Sin embargo, en el panorama general sobre su estado de conservación, el pez globo se mantiene estable y con buenas expectativas hacia el futuro.


Fuentes

seaworld.org/animals/facts/bony-fish/pufferfish-porcupinefish/

www.nationalgeographic.com/animals/fish/group/pufferfish/

www.petmd.com/fish/general-health/10-facts-about-puffer-fish

en.wikipedia.org/wiki/Tetraodontidae

www.nationalgeographic.es/animales/pez-globo

www.fao.org/3/y4162e/y4162e70.pdf