Los 7 tipos de Bullying o Acoso Escolar más Frecuentes.

El acoso escolar o bullying es un tipo de abuso o intimidación en donde un estudiante agrede a otro, ya sea física o psicológicamente. Es decir, este término se utiliza dentro del ambiente escolar y no fuera de este, como suele emplearse.

El bullying puede llevar a consecuencias graves y devastadoras, pues en muchos casos el niño o el joven no puede soportar la presión de las amenazas, burlas o críticas hacia lo que se exhibe de su persona, y como consecuencia, comienza a manifestar depresión, problemas sociales y psicológicos, e incluso, podría atentar contra su propia vida.

Se han descrito varios tipos de bullying, donde ninguno de ellos tiene menor importancia que otro. Algunos son más fáciles de detectar que otros, pero los daños ocasionados pueden ser los mismos.

Tipos de Bullying (Video)

1. Acoso físico directo.

El bullying o acoso físico se refiere a golpes, lesiones, empujones o acciones que provocan que la víctima resulte herida y avergonzada. Es decir, es la lesión o daño directo al cuerpo. Este tipo de acoso causa daños a corto y largo plazo.

En ciertos casos donde el alumno es “nuevo” en un plantel, se llevan a cabo “novatadas” para darle la “bienvenida”. Este tipo de prácticas se consideraran agresiones físicas directas y humillantes, ya que el el “novato” tiene que realizar ciertas acciones para ser aceptado. Y muchas veces, aún que las realice, nunca es aceptado.

2. Agresión física indirecta.

Se refiere al hurto de las pertenencias, ya sea a los alimentos, a los objetos materiales o al dinero. De igual manera, la destrucción de uniformes y materiales que la víctima requiere para sus actividades escolares se incluye en esta categoría.

3. Intimidación o agresión verbal.

El acoso verbal incluye todo tipo de insultos, burlas, palabras despectivas, apodos crueles, comentarios de odio, de racismo o de intolerancia. Muchas veces van dirigidos a ciertas características de la persona atacada, como su altura, su complexión, alguna falta de habilidad o un defecto físico que causa mucha inseguridad y hasta odio hacia uno mismo.

La repetición constante de palabras negativas, terminan en influir en la valoración propia de la persona. Es decir, muchos niños y jóvenes atacados, sienten que en verdad son fracasados, feos, torpes, etc. etc.

Incluso, muchas veces estas agresiones van dirigidos a miembros de la familia, lo que causa mayor frustración en la persona atacada. Algunos que intentan defender a sus familiares de los ataques verbales, sufren peores consecuencias por venganza.

4. Intimidación social.

Este tipo de bullying es amplio, pues se caracteriza por dañar la reputación social de alguien por medio de la humillación, ya sea con hechos verídicos o con calumnias. Esto incluye mentir y difundir rumores, miradas amenazantes, despectivas o burlonas, realizar bromas desagradables, animar a otros a ofender a un compañero, referirse a un defecto físico mediante burlas públicas, etc.

5. Exclusión social.

Se relaciona al punto anterior, pero se enfoca más al rechazo intencional por parte de sus compañeros de colegio para que no pueda participar en ciertas actividades o bien, para que se quede sin equipo en alguna tarea o proyecto escolar.

La discriminación por la situación económica, emocional, intelectual y/o racial, es también una forma de exclusión social, ya que la persona no “encaja” con el estereotipo común.

6. Acoso cibernético.

En el acoso cibernético o ciberacoso se utilizan tecnologías digitales para llegar a más personas y que la humillación tenga un mayor alcance. Las reproducciones, el número de veces que algo se comparte y los comentarios despectivos las 24 horas del día, es un factor bastante invasivo y agotador para la víctima, quien constantemente es agredido de diferentes maneras, ya sea a través de tales dispositivos o de forma presencial.

Algunas veces este tipo de acoso se complica al no poder identificar al autor o los autores, pues la creación de identidades y cuentas falsas hace más difícil la labor de identificación.

7. Acoso sexual.

Es distinto al acoso físico directo, pues en este caso la insinuación o el contacto se realiza con cierta discreción hacia alguna parte del cuerpo con fines sexuales, ya sea el rostro, las piernas, los genitales, etc. De igual forma, las agresiones verbales sexuales intimidan al agredido y provocan miedo aunque aún no exista un contacto físico. Ambos casos podrían llegar a ser actos delictivos.

Aunque regularmente suelen ser amenazas, no se descarta la posibilidad de que ocurra alguna violación.

El bullying es un problema social muy serio. Los efectos del acoso afectan a los acosados, a quienes lo realizan y a los testigos que intentan defender o que solo presencian las agresiones. También involucra a la familia de ambas partes.

Las consecuencias ante estos actos podrían ser irreversibles, aún más si el afectado atraviesa depresión o cualquier otro trastorno que afecte su comportamiento y calidad de vida. Las repercusiones negativas son desde el aislamiento, la depresión, el insomnio, la pérdida de peso, la deserción escolar y la ansiedad, hasta el uso de sustancias y el suicidio.

No obstante, los estudios revelan que la mayoría de los afectados no tienen pensamientos o comportamientos suicidas, a menos que el desarrollo del bullying no se frene a tiempo.

Los problemas en casa como el maltrato o las peleas entre los padres, y/o la falta de atención hacia los hijos, son factores comunes para que un niño o joven acuda a la agresión como forma de protección a su persona. Por el contrario, existen individuos que se vuelven introvertidos e inseguros ante la misma situación familiar; todo depende del temperamento y la personalidad.

La comunicación y el ejemplo en casa son las mejores herramientas que pueden utilizarse hacia los más jóvenes para prevenir o detener el bullying. Ya que con ello el joven tendrá la confianza de levantar la voz, o bien, no acudirá a ese tipo de actos para dañar a los demás.

 

 

Fuentes

https://www.ncab.org.au/bullying-advice/bullying-for-parents/types-of-bullying/

https://www.bbc.co.uk/newsround/44465952