Los 20 tipos de Proteínas y sus Funciones en el Organismo.

Una proteína es una biomolécula de gran tamaño denominada macromolécula que consiste en una o más cadenas largas de residuos de aminoácidos. Por lo tanto, se entiende que los aminoácidos son moléculas que forman proteínas.

Los aminoácidos son precursores de vitaminas, fungen como neurotransmisores, son intermediarios en la síntesis de otros aminoácidos y están en las paredes celulares de bacterias, así como concentrados en las plantas, pero del mundo vegetal algunos tienen funciones aún desconocidas. Dentro del cuerpo humano, las proteínas están presentes en todo el cuerpo humano; ya sea músculos, huesos, piel, cabello y prácticamente todo tipo de tejido.

Las proteínas realizan muchas funciones dentro de los organismos, como por ejemplo, canalizar reacciones metabólicas, replicar el ADN, responder estímulos, proporcionar estructura a las células y transportar moléculas por distintas partes.

Proteínas esenciales y no esenciales.

No todas las proteínas son iguales en cuanto a aminoácidos. Difieren entre sí en la secuencia de aminoácidos, que depende de la secuencia de nucleótidos de sus genes.

Los aminoácidos se dividen en esenciales y no esenciales. Entre los primeros encontramos aquellos que no son sintetizados por el metabolismo del ser humano, por lo que necesitan ser obtenidos en productos externos, a través de nuestra dieta. Los no esenciales son los que el cuerpo sí puede sintetizar y no requieren ser obtenidos de fuentes externas de alimentos.

Entre los aminoácidos esenciales encontramos:

Arginina.

Tiene una participación muy importante durante la división celular. También ayuda a regular la presión arterial, a cicatrizar heridas y a eliminar cantidades de amoníaco en nuestro cuerpo.

También se le conoce como L-arginina y se encuentra en alimentos ricos en proteínas como carnes rojas, carne de aves, pescados, cereales, nueces, frijoles, huevo y productos lácteos, por mencionar los principales.

Histidina.

La histamina se considera un aminoácido esencial para el ser humano. Inicialmente se pensaba que solo era necesaria para bebés, pero con el tiempo se comprobó que los adultos igual la requieren.

Es necesario para el crecimiento y la reparación de los tejidos, para el mantenimiento de las células nerviosas, para fabricar células sanguíneas y para proteger los tejidos de metales pesados y radiación. Una deficiencia de histidina se relaciona con cataratas, artritis y alergias crónicas.

Este aminoácido es obtenido de fuentes como el tofu, espirulina, frijoles, semillas de girasol, soya, carne de pollo y cerdo, entre otras. Tanto la arginina como la histidina pueden ser sintetizadas por animales.

Isoleucina.

Es un aminoácido de cadena abierta (o alifático) de cadena ramificada que se halla en un amplio número de proteínas.

La isoleucina se concentra en los tejidos musculares y es importante para la síntesis de hemoglobina y la regulación de azúcar en la sangre. Ayuda a la curación de heridas y a la desintoxicación de desechos nitrogenados.

Los alimentos más ricos en isoleucina son el pescado, las carnes, huevos, quesos, semillas, nueces, proteína de soya y algas.

Alimentos con proteínas.

Leucina.

La leucina es conocida por su formación de hemoglobina. Es un aminoácido obtenible por la hidrólisis de las proteínas más comunes y entre sus funciones más destacadas está la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, la reparación del tejido muscular y óseo, la producción de la hormona del crecimiento y la cicatrización de heridas.

La leucina está presente en alimentos como frijoles, productos lácteos, productos de soya, proteína de suero, semillas de cáñamo, carne de res, cacahuates y pescados, entre otros.

Lisina.

La lisian es otro aminoácido importante para la biosíntesis de proteínas. Las principales funciones que desempeña en el cuerpo humano son por ejemplo, la captación de nutrientes minerales, la participación junto con la metionina en la producción de carnitina, la cual es clave en el metabolismo de los ácidos grasos.

Una falta de lisina en el organismo puede llevar a tejidos conectivos defectuosos, anemia y falta de energía, pero un exceso también representa un problema, ya que puede causar problemas neurológicos muy graves.

La lisina está presente en alimentos como la carne de puerco, pollo y pavo. El atún y el salmón también son excelentes fuentes, así como los lácteos, huevos, cacahuates, semillas de girasol y nueces.

Metionina.

La metionina es importante para los humanos, para otros mamíferos y especies de aves. Se trata de un aminoácido que contiene azufre obtenido por hidrólisis de la mayoría de las proteínas comunes.

Tiene funciones destacadas como el crecimiento y reparación de los tejidos, el mantenimiento de la piel, cabello y uñas, y favorece al retardo del envejecimiento celular. Además ayuda a que metales pesados como el plomo y mercurio sean expulsados del cuerpo y a evitar que se acumule demasiada grasa en el hígado.

Los huevos son los alimentos con más cantidad de metionina, seguido de las semillas de sésamo, queso parmesano, nueces, proteína de soya, pollo, pescado, atún y ternera, por mencionar algunos.

Fenilalanina.

Es un aminoácido que se encuentra de forma natural en la leche de los mamíferos. Además, está presente en suplementos nutricionales y dietéticos. Es un aminoácido obtenido por hidrólisis de proteínas comunes.

Es importante en la estructura y función de muchas proteínas y enzimas. Es precursor del aminoácido tirosina y de las catecolaminas, que son neurotransmisores que actúan de forma similar a la adrenalina.

La fenilalanina se encuentra en carnes rojas, requesón y germen de trigo. Muchos productos comerciales con edulcorantes artificiales poseen fuentes adicionales de este compuesto, pero no se recomienda su consumo frecuente.

Treonina.

La treonina está presente en el plasma humano, particularmente de los recién nacidos. Desempeña un papel importante en el sistema nervioso y en el metabolismo de la grasa. Previene de trastornos intestinales e indigestión y promueve el crecimiento de la glándula del timo, además de que se ha utilizado para tratamientos para la ansiedad e inicio de depresión.

Este aminoácido se encuentra en proteínas como la carne, la leche, los huevos, e incluso en la gelatina.

Triptófano.

El triptófano es precursor de la serotonina y melanina. La serotonina es un neurotransmisor cerebral y la melanina regula el sueño. El triptófano es de los aminoácidos menos comunes en las proteínas, pero su valor es importante, pues además de lo ya mencionado, desempeña funciones especiales de las proteínas dentro de la membrana celular.

Los alimentos más ricos en este aminoácido son los huevos blancos, espirulina, bacalao, queso parmesano, semillas de sésamo, carne de puerco, pavo y pollo, entre otros.

Valina.

Es un aminoácido de cadena ramificada que promueve el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos. Pocos saben que es un precursor en la vía biosintética de la penicilina.

Los alimentos ricos en vaina son el queso, la soya, el pescado, las carnes rojas, las verduras y las legumbres.

Tipos de aminoácidos.

Entre los no esenciales tenemos:

Alanina.

Este aminoácido se encuentra en niveles altos libres en el plasma del organismo. Proporciona energía para el tejido muscular, el cerebro y el sistema nervioso central. Fortalece el sistema inmune y ayuda en el metabolismo de los azúcares y ácidos, además de que reduce cantidades de colesterol en los animales.

Asparagina.

Es un componente importante de las proteínas en animales de sangre caliente. Al no ser esencial en los humanos, significa que el cuerpo puede sintetizarlo. Este aminoácido actúa como diurético y elimina elementos tóxicos del cuerpo.

Es posible hallarla en papas, nueces, espárragos, carnes rojas y blancas, mariscos y lácteos.

Ácido aspártico.

Se encuentra naturalmente en animales y plantas como la caña de azúcar y la remolacha azucarera. Desempeña un papel importante en la síntesis de otros aminoácidos y puede ser un neurotransmisor. Proporciona resistencia a la fatiga y proporciona funciones importantes en el ciclo de la urea.

El ácido aspártico junto con el aminoácido fenilalanina, son parte de un nuevo edulcorante natural, el aspartamo. No se recomienda un consumo muy frecuente.

Cisteína.

Este es un aminoácido no esencial con pequeñas cantidades de azufre, lo que permite la síntesis de proteínas y diversas funciones metabólicas. Su función principal es la participación en la producción de colágeno, lo que permite una mejor elasticidad y textura de la piel, uñas y cabello.

Glutamina.

Es un aminoácido polar de carga neutra no tan esencial, pues ante casos de estrés, el cuerpo puede sintetizar cantidades insuficientes, por lo que la glutamina debe obtenerse de la dieta externa. En la sangre humana, es el aminoácido libre de mayor abundancia.

Su principal función es la de excretar niveles tóxicos de amoníaco en el organismo. También provee energía para el sistema nervioso.

Para obtener glutamina de la dieta, es necesario consumir carne de res, pollo, pescado, huevos, frijoles, col, espinacas, perejil, papaya, apio, entre otros alimentos.

Ácido Glutámico.

También es conocido como glutamato y es clave en el metabolismo celular. El ácido glutámico es el neurotransmisor excitador más rápido y abundante en el sistema nervioso de todos los mamíferos. Se investiga su participación en funciones cognitivas cerebrales como el aprendizaje y la memoria.

Glicina.

Es un precursor de las proteínas y se destaca por su sabor dulce. Se encuentra en la gelatina y la fibroína de seda. Es un neurotransmisor inhibitorio rápido y un precursor de muchas macromoléculas en las células.

Prolina.

Se define como un aminoácido no esencial cíclico en los humanos que se sintetiza a partir del ácido glutámico. Se encuentra en altas concentraciones dentro del colágeno, lo que se relaciona con la buena salud de la piel, tendones, articulaciones, huesos y tejido conjuntivo.

Serina.

Es un aminoácido no esencial que participa en la biosíntesis de purinas y pirimidinas, funge como precursor de varios aminoácidos como la glicina y la cisteína, y además desempeña un importante rol en la función catalítica de muchas enzimas.

La serena es necesario para un mejor metabolismo de las grasas, los ácidos grasos y las membranas celulares; así como para un óptimo desarrollo muscular y un sano sistema inmunológico.

Tirosina.

Es considerada como otro aminoácido no esencial que se sintetiza en los animales a partir de la fenilalanina. Una vez en el cerebro, es un precursor de los neurotransmisores denominados dopamina, norepinefrina y epinefrina, o popularmente conocida como adrenalina.

La tirosina se metaboliza muy rápido, por lo que no se encuentra en grandes cantidades dentro del organismo. Es precursora de hormonas, de la tiroides, de catecolestrógenos y del pigmento humano llamado melanina. En las plantas, participa en el proceso de la fotosíntesis.

 

Referencias

http://depa.fquim.unam.mx/amyd/archivero/EstructuraProteinasParteA_24774.pdf

Protein

pubchem.ncbi.nlm.nih.gov