La Teoría del Color

La teoría del color es una orientación práctica para comprender las reglas y pautas del uso de color y sus combinaciones en el ámbito del arte y el diseño.

Una teoría del color bien aplicada logra un atractivo estético y una armonía, lo que a su vez, construye un mensaje que cumple un propósito comunicativo, tanto a nivel visual como a nivel psicológico.

Si bien, los inicios de la teoría del color aparecieron en textos del arquitecto Leone Battista Alberti y del científico y artista Leonardo da Vinci, es en la teoría de color de Isaac Newton donde se desarrolló el primer diagrama circular de colores. A partir de ahí, aparecieron nuevos conceptos que completaron la teoría del color.

Puede interesarte: Percepción Humana…

Se identifican tres categorías básicas de la teoría del color: la rueda de colores, la armonía del color y el contexto de uso del color.

La rueda de color.

Es un círculo de colores que parte de los colores básicos o primarios, que son rojo, amarillo y azul. De ahí se va presentando una secuencia de tonos cada vez más amplia que surge de combinaciones entre tonalidades.

Qué es la rueda de color.

La rueda de color.

Los colores primarios no pueden hacerse a partir de la combinación de otros colores. Todos los otros colores se derivan del rojo, amarillo y azul.

Los colores secundarios son aquellos que se forman al mezclar dos colores primarios, lo que resulta en verde, naranja y morado.

Y los colores terciarios surgen de la combinación de tres colores; esto es, un primario y uno secundario.

Armonía de color.

La armonía de color es un concepto que se refiere a un uso combinado de colores que resulta en algo agradable a la vista. No son mezclas, sino elecciones que crean un orden, un equilibrio dinámico y una armonía en la experiencia visual.

Una buena armonía de color emite mensajes al espectador y lo involucra en una temática o en un entorno gracias a que despierta estímulos cerebrales. Esto puede aplicarse a varios ámbitos: a pinturas, a decoraciones de interiores, a vestimentas, etc.

Conoce la Inteligencia Visual-Espacial…

Existen colores cuya combinación resulta caótica y desagradable, incluso al grado de provocar rechazo. O bien, combinaciones que no logran cumplir con un objetivo. Por ejemplo, cuando no existe estimulación cerebral ante algo, no hay emociones ni experiencias agradables para el receptor. Luego entonces, la creación para desapercibida.

El cerebro rechaza todo aquello que no puede organizar o entender, por lo tanto la armonía de color debe representar una estructura lógica, ordenada y armoniosa.

Contexto del uso del color.

Esto se refiere a cómo se comporta el color en relación con otros colores, formas y proporciones. Por ejemplo, un tono naranja no combinaría bien con un color verde botella, pero sí con otros tonos de verde más suaves. De igual forma, estudia cuánto verde se necesitaría para que el naranja luzca bien, creando esa armonía que vimos en el punto anterior.

Armonía de color.

El contexto también se toma en cuenta como la aplicación del color en la situación y entorno adecuado, logrado mediante un estudio y análisis previo sobre lo que se va a representar.

Esquemas de color.

Los esquemas de color son utilizados por los diseñadores para crear armonía en sus presentaciones.

Acromático: utiliza negros, blancos y grises.

Complementario: es cuando se utilizan colores que se ubican uno frente al otro en la rueda de color. Por ejemplo el violeta o el azul con el amarillo o un azul con rojo; pero también es válido el negro con el blanco, ya que busca comunicar un mensaje fuerte y llamativo.

Monocromático: presenta un esquema de un solo color en varias de sus tonalidades. Ya sea añadiendo cantidades de blanco para hacerlo más suave o de negro para hacerlo más oscuro.

El esquema monocromático debe ser utilizado con moderación, pues tiende a crear aburrimiento o exageración.

Análogo: es cualquiera de los colores primarios, secundarios o terciarios adyacentes en la rueda de color. Se neutralizan con tonos complementarios o con blanco o negro. Son colores que combinan bien y equilibran en cualquier espacio donde se apliquen.

Tríada de colores o triádico: se usan tres colores a distancias iguales entre sí en la rueda.

Tetrada de color: se utiliza dos conjuntos de pares complementarios; es decir, se usan cuatro colores de la rueda.

Color diad: es el uso de dos colores que están separados por dos colores en la rueda de color. Por ejemplo, verde y azul.

Teoría del color en el diseño.

Esquemas de color.

En el diseño, cada color tiene un significado y una connotación. No es que los colores tengan un estereotipo, pero pueden impactar positiva o negativamente de acuerdo a la cultura y el contexto en donde esté representado. El mal empleo de algún color puede beneficiar o arruinar un proyecto o una campaña publicitaria.

Hay culturas donde un color connota violencia, mientras ese mismo color es símbolo de prosperidad en otra región. También depende con qué otros elementos visuales se combinen y que tonalidades se manejen.

Colores cálidos

Por ejemplo, los colores cálidos como el rojo, naranja y amarillo con todas sus variaciones, representa el calor, el fuego, la guerra, pero también la energía, el entusiasmo y la tranquilidad, pues están relacionados con los colores de las puestas de sol.

Se dice que el color rojo tiene un efecto físico en las personas, pues eleva la presión arterial y beneficia en la respiración.

El naranja se relaciona con la sensación de hambre; es por ello que suele ser parte de la decoración de numerosos restaurantes. También es utilizado en campañas juveniles por ser un color fresco y representar la creatividad y el movimiento.

El amarillo es muy brillante y simboliza al sol, a la luz, la energía y la esperanza. De acuerdo al contexto, también puede significar tristeza o desprecio.

Los colores cálidos son muy versátiles y combinan con varias tonalidades de otros grupos.

Colores fríos

Incluye en azul, el verde y el púrpura.

El azul es el favorito de muchos por reflejar pureza, limpieza, confianza y responsabilidad, de acuerdo a la tonalidad.

El verde se asocia con la naturaleza, la relajación, la calma y la educación. También significa renovación y abundancia.

El púrpura es un color relacionado con el lujo, la vanidad, la sensualidad y la originalidad. Es símbolo de la realeza en algunos países y símbolo de luto en otros.

Colores neutros.

Son los que pueden servir de base para otros colores. Combinan con muchos colores pero también pueden ser usados de forma independiente. El negro es un color poderoso que tiene muchas connotaciones. Puede representar el luto, el misterio, la muerte, el mal, la elegancia, la sobriedad, la pulcritud y la formalidad.

El blanco se relaciona con la limpieza, la pulcritud, la simplicidad, las virtudes, la bondad y la paz, además de ser el más elegido en entornos religiosos.

El gris es un color muy relacionado con la depresión y el mal humor, pero un uso más dinámico luce conservador, formal y elegante.