Clasificaciones dentro de la cadena alimenticia.

Con relación a los procesos digestivos y formas de alimentación, los animales se dividen en carnívoros, herbívoros y omnívoros. No obstante, dentro de cada clasificación existen subclasificaciones para aquellos animales con específicos tipos de dieta.

En la cúspide de la cadena trófica, se posicionan los grandes carnívoros, quienes poseen características anatómicas y biológicas adecuadas para la caza eficiente de los animales herbívoros, especialmente, pero dentro de su alimentación también se encuentran omnívoros y otros carnívoros menores.

Puede interesarte: Animales Vivíparos y Ovíparos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señala que la cadena alimenticia comienza con los organismos productores; aquellos que producen su propio alimento a partir de los elementos de la naturaleza, siendo el mayor ejemplo las plantas verdes. 

En el segundo nivel se encuentran los consumidores primarios que se nutren de los organismos productores y los elementos que estos producen (hojas, frutos, etc.). Como ejemplo de este grupo herbívoro tenemos a algunas aves e insectos y ovejas.

En el tercer nivel están los consumidores secundarios; es decir, carnívoros de primer orden que se alimentan de los animales del segundo nivel, como por ejemplo, zorros y osos hormigueros.

Algunos documentos incluyen una cuarta clasificación que menciona a carnívoros de segundo orden que se alimentan de otros carnívoros, o bien, de los que forman parte del tercer nivel, como por ejemplo, cocodrilos y leones.

Finalmente los omnívoros son los que pueden combinar alimentos primarios y secundarios de acuerdo a la disponibilidad. El ser humano se halla en esta clasificación.

Animales carnívoros.

Del latín “carnis” que significa “carne”, y “vora”, de “vorare”, que significa comer o devorar.

información de animales carnívoros.
Buitre, animal carnívoro.

En términos generales, los animales carnívoros son aquellos que se alimentan exclusivamente de otros animales. Esto incluye a los:

  • Insectívoros, que se alimentan de insectos.
  • Piscívoros, que consumen pescado. 
  • Oófagos, que comen huevos de animales.
  • Avívoros, que consumen aves.
  • Vermívoros, que se alimentan de gusanos.
  • Mirmecófagos, que prefieren las hormigas y termitas.
  • Hematófagos, los que se nutren de sangre.
  • Carroñeros, que comen restos de animales muertos. 

Por mencionar algunos ejemplos. 

Algunos autores consideran que los insectívoros y los hematófagos son parte de una propia clasificación.

Los animales carnívoros poseen la morfología adecuada para posicionarse en la cúspide de la cadena alimenticia de su hábitat natural; esto es, que exhiben algún elemento o elementos que les otorga una elevada ventaja ante otros tipos de organismos no carnívoros; como por ejemplo: veneno, dentadura especializada para la inserción y el desgarre, poderosas garras, mejor vista nocturna o panorámica, capacidad para trepar y/o nadar, gran velocidad, organización grupal, gran tamaño, sigilo, salto, camuflaje, fuerza, etc., etc.

El rol ecológico de los animales carnívoros es muy importante para el equilibrio de la biodiversidad de la Tierra, pues impiden que las poblaciones de otros grupos animales crezca aceleradamente y se conviertan en especies invasoras que afecten ecosistemas acuáticos y/o terrestres, así como ciclos reproductivos de otras formas de vida.

Animales carroñeros como los buitres, contribuyen a la limpieza de su hábitat natural al eliminar restos de animales en descomposición. Sin ellos, las enfermedades infecciosas por acumulación de cadáveres serían una amenaza permanente para toda forma de vida animal. 

Ejemplos de animales carnívoros:

León.

Tigre.

Puma.

Guepardo.

Lince.

Fosa.

Gato.

Cocodrilo.

Perro salvaje africano.

Hiena.

Buitre.

Serpiente.

Araña.

Tiburón blanco (y la mayoría de los tiburones).

Pez piedra.

Trucha.

Pulpo.

Calamar.

Medusa.

Delfín.

Barracuda.

Orca.

Cachalote.

Escorpión.

Águila.

Halcón.

Búho.

Lechuza.

Pelícano.

Ajolote.

Glotón.

Morsa.

Foca.

Demonio de Tasmania.

Pingüino.

Nutria.

Visón.

Hurón.

Comadreja.

Armiño.

Skúa.

Suricata.

Mangosta.

Lobo marino.

Elefante marino.

Lobo de tierra.

Coral.

Oso polar (predominantemente carnívoro).

Animales herbívoros.

Del latín “herba”, que significa hierba o pequeña planta y “vora”, de “vorare”, que significa comer o devorar.

Animales herbívoros
Tapir, animal herbívoro.

Los animales herbívoros se alimentan de organismos productores. Esto incluye a las plantas y a todo elemento producido por estas, como cortezas, raíces, frutos, semillas, flores, néctar, etc., por lo que las siguientes clasificaciones forman parte de este listado:

  • Frugívoros, que se alimentan de frutos.
  • Nectarívoros, que aprovechan el néctar de las flores.
  • Saprófagos, animales sedentarios que se alimentan de materia orgánica en descomposición.
  • Detritívoros, animales móviles que se alimentan de materia orgánica en descomposición.
  • Granívoros, que se nutren de granos y/o semillas.
  • Xilófagos, que se alimentan de madera.

Por mencionar algunos ejemplos.

También forman parte los rumiantes, que son herbívoros con sistema digestivo de cuatro cámaras.

Una de las características anatómicas de los herbívoros, es la dentadura plana, ancha y resistente para triturar alimento vegetal. Contrariamente a lo que muchos creen, digerir materia vegetal implica un proceso más arduo que el que se produce en la digestión de una presa animal. Los carnívoros, por ejemplo, no poseen una fisiología apta para procesar plantas en elevadas cantidades.

Los herbívoros son considerados animales “nobles”, a diferencia de algunos carnívoros que tienen una percepción colectiva más hostil. Sin embargo, esto no significa que los herbívoros son animales débiles o con poca capacidad de defenderse de la depredación o del ser humano. La fauna de esta clasificación, suele tener ciertas ventajas ante los depredadores carnívoros y omnívoros, como por ejemplo: fina audición, altura, gran tamaño o tamaño pequeño para esconderse en pequeñas cavidades, salto, fuerza en extremidades, trabajo en equipo, camuflaje, velocidad, resistencia, cornamenta, habilidad en el nado o vuelo, etc., etc.

El rol ecológico de los animales herbívoros puede incluir la reforestación de los ecosistemas al esparcir semillas y al limpiar desechos orgánicos que impiden el paso de oxígeno, nutrientes y luz solar en suelos, así como en mares. Y no menos importante, también fungen como alimento fundamental de la fauna carnívora. 

Ejemplos de animales herbívoros:

Panda gigante.

Bisonte.

Hipopótamo.

Wombat.

Jirafa.

Okapi.

Tapir.

Asno.

Caballo.

Cebra.

Ciervo.

Capibara.

Gacela.

Antílope.

Cabra.

Oveja.

Vaca.

Bisonte.

Búfalo.

Yak.

Elefante.

Rinoceronte.

Abeja.

Mariposa.

Caracol de jardín.

Vicuña.

Llama.

Alpaca.

Conejo.

Koala.

Puercoespín.

Iguana verde.

Tortuga terrestre.

Loro.

Cacatúa.

Ganso.

Manatí.

Pez unicornio.

Pez loro.

Saltamonte (algunas especies).

Lémur (algunas especies).

Animales omnívoros.

Del latín “omnis” que significa “todos”, y “vora”, de “vorare”, que significa comer o devorar.

Animales omnívoros.
Ratón, animal omnívoro.

Son los animales con más oportunidad de supervivencia, ya que pueden adaptarse a una dieta a base de carne o materia vegetal en temporadas de escasez o baja reproducción de algún organismo. 

Algunos animales omnívoros no son menos peligrosos que los carnívoros, ya que están adaptados tanto para la caza como para la digestión de ambas formas de alimentación, incluidas ciertas bacterias, hongos y algas. Sus procesos metabólicos son diferentes al resto de la fauna especializada en un solo tipo de dieta.

Ejemplos de animales omnívoros:

Chimpancé.

Orangután.

Gorila.

Zorro.

Lobo de Crin.

Lobo.

Dingo.

Coyote.

Perro doméstico.

Cerdo.

Tejón.

Coatí.

Erizo.

Zarigüeya.

Perezoso.

Zorrillo.

Ardilla.

Tamia.

Mapache.

Jabalí.

Facóquero.

Cuervo.

Gallina.

Ave casuario.

Avestruz.

Ñandú.

Cucaracha.

Hormiga.

Piraña.

Pez gato.

Tiburón cabeza de pala.

Cangrejo.

Estrella de mar.

Ratón.

Rata.

Hámster.

Saltamonte (algunas especies).

Lémur (algunas especies).

Oso (la mayoría de sus especies).

Tortuga marina. (Con algunas variaciones en la tortuga verde).

Fuentes.

fao.org/3/ah645s/AH645S08.htm

bioenciclopedia.com/

nationalgeographic.org/encyclopedia/carnivore/

britannica.com/topic-browse/Animals/Mammals/Carnivores