Bipolaridad: Mitos y Verdades sobre este Trastorno

Mitos sobre el trastorno bipolar.

– Es gente que siempre cambia de humor de un minuto a otro.

– Es un tipo de demencia.

– Soy bipolar porque tengo varios cambios de humor.

– Es un trastorno muy raro y poco común.

La bipolaridad continúa siendo un tema de poca comprensión dentro de la sociedad. El trastorno bipolar, también denominado trastorno afectivo bipolar (TAB) está catalogado como una enfermedad mental severa donde el afectado presenta cambios de ánimo poco comunes. Rara vez inicia después de los 40 años y afecta a hombres y mujeres por igual.

Debido a las características en los pacientes, fue llamado por mucho tiempo como psicosis maníaco-depresiva (PMD), pero hoy en día ese término está en desuso.

Enfermedades y Trastornos…

El Trastorno afectivo bipolar afecta a alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo, en cifras emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y uno de los problemas para una evaluación precisa que mida la magnitud del trastorno, es el diagnóstico inadecuado, ya sea por mala clasificación o por falta de identificación de la condición clínica.

Síntomas de la bipolaridad.

El trastorno bipolar es un trastorno cerebral que además de reflejarse en el estado de ánimo, afecta los niveles de energía, reduciendo la capacidad para realizar tareas básicas. A corto plazo, la calidad de vida del paciente disminuye de no tratarse a tiempo.

La bipolaridad no debe confundirse con la demencia o con los cambios de humor que la gran mayoría de la población presenta a lo largo de un día o un período. No es reír en medio de un llanto, ponerse de mal humor ante una incomodidad, ni algún otro evento esporádico y pasajero. Sino que se refiere a cambios muy intensos que perduran varias semanas o meses y que se caracterizan por la alternancia entre episodios maníacos y depresivos, separados por lapsos momentáneos de comportamiento normal.

Los episodios maníacos vienen acompañados de ira o estado de ánimo exaltado, hiperactividad, verborrea, soberbia, autoestima elevada y problemas para conciliar el sueño. La etapa depresiva puede no presentarse en el paciente, pero por las características de la manía, continúa considerándose trastorno bipolar. Los períodos maníacos menos severos se conocen como episodios hipomaníacos.

Artículo: Síntomas y causas de la Depresión…

¿Puede prevenirse?

Al tratarse de un trastorno mental, es muy difícil saber cuál es su causa; por lo tanto, se desconoce si existe alguna manera de prevenirlo. Los estudios han revelado que hay algunos factores que pueden contribuir a la enfermedad, como los genes familiares. Esto no significa que si un familiar tiene dicho trastorno, forzosamente los demás lo tendrán, pero sí es una posibilidad que se dé en familias.

Tratamiento de la bipolaridad.

Otro factor es la estructura del cerebro o la función cerebral. Actualmente, los médicos atraviesan una dura batalla contra las enfermedades mentales como el trastorno bipolar, la depresión, la esquizofrenia y la demencia, pues ha resultado muy complejo conocer las causas y los tratamientos más adecuados. Se espera que en un futuro puedan identificarse las señales o cambios que el cuerpo emite cuando una enfermedad mental está por venir, ya que una vez desarrollada, es irreversible.

Tipos de trastorno bipolar

Se identifican 4 tipos de trastorno bipolar

Bipolar Tipo 1

Se da en individuos que han experimentado al menos un episodio maníaco o uno o más episodios mixtos.

Bipolar Tipo 2

Cuando el individuo ha experimentado uno o más episodios de depresión mayor, acompañados por al menos un episodio de hipomanía.

Ciclo rápido

Si el individuo presenta más de cuatro cambios de humor en un período de 12 meses.

Ciclotimia

Numerosos períodos de síntomas hipomaníacos o numerosos períodos de síntomas depresivos. Es menos grave que el trastorno bipolar completo, pero puede convertirse en este.

Existe una cuarta clasificación para las variantes no especificadas ni definidas por la complejidad de sus síntomas.

Síntomas.

No se puede hablar de un solo síntoma en términos de bipolaridad. Se identifican al menos, síntomas en la parte de la manía y en la parte depresiva.

Los principales síntomas de manía o hipomanía son:

Aumento de energía / Hiperactividad

Lenguaje rápido / Verborrea

Distracción / Falta de concentración

Juicio pobre

Hiperactividad sexual

Irritabilidad extrema

Autoestima excesiva

Arrogancia y sentimientos de superioridad

Creer que se tiene poderes especiales

Creer que son ricos, famosos y millonarios

Sentirse lleno de grandes ideas nuevas

Pensamientos ilógicos

Alucinaciones

Compras compulsivas e innecesarias

Optimismo excesivo

Abuso en el consumo de alcohol, medicamentos para dormir y otros tipos de drogas.

Consecuencias del Consumo de Drogas…

Mitos de la bipolaridad.

Los principales signos y síntomas de la etapa depresiva son:

Poca energía

Lentitud psicomotora

Irritabilidad / Inquietud

Sentimiento de culpa o de abandono

Sentimientos de inutilidad

Pesimismo en las palabras

Falta de concentración

Problemas en la memoria

Pérdida de interés en actividades cotidianas

Pensamientos ilógicos

Problemas para tomar decisiones, importantes o no

Insomnio o hipersomnio

Hipo o hiperexia (pérdida del apetito)

Dolores crónicos

Ideas de muerte

Ideas de suicidio

Tratamiento de la bipolaridad.

Por ahora no existe cura, pero al paciente con el trastorno de la bipolaridad se le debe suministrar medicamentos que estabilicen el estado anímico para que las fases no sean tan agudas, además de prevenir las recidivas, es decir, que retornen los episodios.Diagnóstico y tratamiento trastorno bipolar

Aunque el medicamento es importante, también lo es el apoyo psicosocial de los familiares y amigos al paciente, pues es un elemento esencial del tratamiento que ayudará en su avance. La alimentación, el ejercicio y los horarios para el descanso y las rutinas, también son puntos clave.

En ciertos casos donde el medicamento y la terapia piscosocial no funciona, existe otro tipo de tratamientos como la terapia electroconvulsiva o “de choque”, donde pequeñas corrientes eléctricas son enviadas al cerebro con el fin de corregir anomalías. Debido a que estas corrientes desencadenan una convulsión breve, algunos familiares se oponen a este método.

Algunos medicamentos empleados para estabilizar el humor son: carbamazepina, carbonato de Litio, Lamotrigina y Oxcarbazepina, entre otros.

Como neurolépticos (para tratar la psicosis), se pueden emplear medicamentos como Aripiprazol, Clozapina u Olanzapina, por mencionar algunos.

Y como antidepresivos existe más opción con Duloxetina, Anfebutamona, Fluoxetina y Paroxetina.

Cabe mencionar que estos medicamentos deben ser recetados exclusivamente por un médico, bajo las dosis y horarios prescritos, después de un estudio de valoración médica y antecedentes clínicos.

Viviendo con bipolaridad.

Como ya sabemos, en este trastorno existen los extremos. Una persona en estado de manía puede no saber sobre su condición en ese momento, por lo que al término del episodio, se percata de su comportamiento. Puede que se sorprenda o que piense que las otras personas tuvieron la culpa.

No todos presentan la misma frecuencia ni intensidad, así que existen casos extremos donde la condición no permite mantener estabilidad laboral ni relaciones sociales. Las sensaciones extrañas, las alucinaciones y los pensamientos negativos hacen complejo cualquier tipo de relación con el afectado. De igual forma, existe un mayor riesgo de suicidio, por lo que abandonar a una persona con este trastorno no es la mejor opción.

 

 

Fuentes

https://www.rcpsych.ac.uk/healthadvice/problemsanddisorders/bipolardisorder.aspx

https://www.nimh.nih.gov/health/topics/bipolar-disorder/index.shtml

https://www.nhs.uk/conditions/bipolar-disorder/

https://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs396/es/

http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/170_GPC_TRASTORNO_BIPOLAR/IMSS_170_09_EyR_Trastorno_bipolar.pdf