De acuerdo a la modalidad de reproducción, los animales se clasifican en Vivíparos y Ovíparos. La explicación básica indica que los vivíparos son aquellos que se desarrollan dentro del cuerpo de la madre, mientras que los ovíparos lo hacen dentro de un huevo, fuera de un cuerpo viviente.

Sin embargo, la naturaleza es tan amplia y diversa, que dicha explicación no logra abarcar las variaciones de desarrollo y reproducción que se han registrado a lo largo de las investigaciones realizadas a las especies. La viviparidad nos enseña que hay más de una forma de desarrollo interno, y la oviparidad nos demuestra que los huevos no siempre culminan tras un mismo proceso. 

Puede interesarte: Animales diurnos, nocturnos y crepusculares.

Los elasmobranquios (peces cartilaginosos) son animales con los que se pueden estudiar varias especializaciones reproductivas: oviparidad, viviparidad aplacental y viviparidad placentaria.

Veamos las características de cada grupo. 

Animales vivíparos.

Viviparidad, del latín “vivus” que significa “vivir”, y “pario” que significa “nacer” o “dar a luz”.

La documentación científica indica que los animales vivíparos crecen de un óvulo fertilizado dentro de un cuerpo materno hasta que la cría alcanza la madurez para abandonarlo. Este crecimiento interno se realiza dentro de una placenta o estructura similar, donde parte de los nutrientes de la alimentación de la madre, son destinados al embrión a través del cordón umbilical. Esto es, que existe un vínculo físico entre el embrión y la madre. A este proceso se le conoce como viviparidad placentaria y es la forma de viviparidad más desarrollada y conocida (y de la que formamos parte).

Los mamíferos son los principales representantes de la viviparidad, pero también existen algunos reptiles y organismos inferiores que se desarrollan bajo estas características. La gestación de especies vivíparas varía de menos de seis meses a más de dos años.

caracteristicas de los viviparos
Oveja, animal vivíparo.

Tipos de viviparidad.

Dentro de la viviparidad se clasifican algunas variantes.

Viviparidad adenotrófica. 

Todos los insectos son ovíparos, pero la viviparidad adenotrófica (aplacental) se presenta cuando el huevo del insecto eclosiona dentro del útero de la madre y el animal se alimenta de secreciones de glándulas hasta que sale al exterior. Como ejemplo de esto, podemos mencionar a los insectos de la Superfamilia Hippoboscoidea (variedades de moscas).

Viviparidad hemocélica (aplacental). 

Las crías eclosionan dentro del útero y posteriormente se alimentan de los tejidos de la madre para después salir al exterior. 

Viviparidad histotrófica (aplacental). 

Es cuando los cigotos se desarrollan en los oviductos de la madre, pero los nutrientes los obtienen por medio del canibalismo intrauterino conocido como oofagia (embriones que se alimentan de huevos hermanos) o adelofofagia (embriones que se alimentan de huevos sin fecundar y a veces de los mismos embriones). Algunas especies de tiburón representan este tipo de viviparidad.

Dichas variaciones de viviparidad, también suelen reconocerse como tipos de ovoviviparidad, aunque este término ya es considerado obsoleto y ha sido reemplazado por los conceptos anteriores. 

La ovoviviparidad se describe como un desarrollo un poco más primitivo, donde el embrión se desarrolla dentro de un huevo dentro de la madre, hasta que ocurre la eclosión liberando a la cría internamente, para finalmente ser expulsada como organismo ya formado. Es por ello que el término contiene la combinación entre las palabras “ovíparo” y “vivíparo”. Esto es, que a pesar que el embrión se desarrolla dentro de la madre, no existe una conexión placentaria con esta. El alimento se recibe a través de un saco vitelino y no de un cordón umbilical.

Los animales vivíparos pueden tener desarrollo lecitotrófico o matrotrófico. En el lecitotrófico, que ocurre en muchas especies vivíparas aplacentales, los embriones obtienen nutrientes exclusivamente de las reservas de yema.

Por su parte, en el matrotrófico, durante todo el período de gestación, los embriones obtienen nutrientes derivados de la madre y esto incrementa el tamaño de las crías o jóvenes al nacer, lo que favorece la supervivencia. Tal proceso ocurre en varias especies aplacentales y en todos los vivíparos placentarios.

Animales ovíparos.

Oviparidad, del latín “ovum”, que significa «huevo», y “parire”, que significa «parir».

Los animales ovíparos se caracterizan por desarrollar huevos, expulsarlos y depositarlos en el ambiente, ya sea marino o terrestre. Por lo tanto, los embriones se desarrollan al exterior del cuerpo. El calor y la oscuridad que se requiere para lograr el desarrollo total, debe provenir de la incubación y/o de la protección de la luz solar, generalmente.

El proceso completo hasta la madurez del huevo puede demorar entre menos de dos meses hasta más de un año. Los huevos eclosionan de acuerdo a la especie y a las condiciones en las que se desarrollen. 

caracteristicas de los oviparos.
Lagartos, animales ovíparos.

Algunos huevos como los de las gallinas, reciben calor del cuerpo de la madre, quien reposa sobre ellos cuidadosamente. Otros, como los huevos de algunos pulpos, son resguardados en cavidades oscuras lejos del alcance de los depredadores, además de que el acceso a la entrada está celosamente custodiado por la madre. En el caso de los pingüinos emperador, es la hembra quien transfiere el huevo a las extremidades inferiores del macho, quien lo protege del frío extremo con su grueso plumaje durante aproximadamente dos meses. Y como último ejemplo, las tortugas marinas, cuya madre no protege sus huevos, sino que los deposita en cavidades arenosas que ella misma construye. Esto proporciona protección y calor a los huevos, siendo la temperatura la que determina el género sexual de las futuras tortugas jóvenes. 

Los embriones ovíparos son relativamente más pequeños que los embriones vivíparos, ya que en el primer caso, el tamaño del embrión se limita a la cantidad de yema presente en el saco vitelino. El saco vitelino es una estructura membranosa que facilita el transporte de nutrientes y oxígeno, además de que ayuda a la eliminación de desechos metabólicos.

El método reproductivo de oviparidad representa a la mayoría de peces, anfibios, reptiles, todas las aves y los monotremas (mamíferos prototerios). Se identifican dos tipos de oviparidad: extendida y retenida.

Oviparidad extendida.

Es la más común de las representaciones ovíparas y se caracteriza porque los huevos son depositados en el ambiente mucho antes de su eclosión; incluso, hasta 15 meses antes. Lo que quiere decir que casi todo el desarrollo embrionario ocurre fuera del cuerpo de la madre.

Oviparidad retenida.

Los huevos son retenidos un tiempo en el oviducto y se liberan en el ambiente poco antes de su eclosión. 

Ejemplos de animales Vivíparos.

vivíparos
Koalas. Ejemplos de animales vivíparos.

Algunos tiburones como:

Tiburón sarda (Carcharhinus leucas).

Tiburón azul (Prionace glauca).

Tiburones martillo (Sphyrnidae).

Cánidos (Canidae).

Felinos (Felidae).

Primates (Gorila, chimpancé, lémur, etc.).

Ovinos (ovejas).

Caprinos (cabras).

Porcinos (cerdos).

Bovinos (bisontes, vacas, etc.).

Equinos (Caballos, asnos, cebras.)

Cetáceos (orca, cachalote, narval, ballena azul, etc.).

Jirafa.

Hipopótamo.

Elefante.

Rinoceronte.

Oso.

Conejo.

Murciélago.

Escorpión.

Camello.

Ardilla.

Canguro.

Tapir.

Oso hormiguero.

Ñu.

Nutria.

Koala.

Tlacuache.

Puercoespín.

Hiena.

Mapache.

Ciervo.

Topo.

Perezoso.

Manatí.

Dugongo.

Boa constrictor.

Mosca tsetsé (ovoviviparidad).

Serpiente Anaconda (ovoviviparidad).

Serpiente de cascabel (ovoviviparidad).

Caballito de mar (ovoviviparidad).

Rana (algunas especies).

Ejemplos de animales Ovíparos.

animales que nacen del huevo
Aligátor, ejemplo de animal ovíparo.

Algunos tiburones como: 

Pintarrojas (Esciliorrínidos).

Suño cornudo (Heterodontus francisci).

La mayoría de las serpientes como:

Serpientes pitón.

Serpiente marrón oriental (Pseudonaja textilis).

Serpiente arbórea de doble barra (Chrysopelea pelias).

Coral ratonera (Lampropeltis triangulum).

Insectos, todos. (Hormigas, mosquitos, cucarachas, etc.).

Peces como salmón, atún, pez globo.

Aves, todas. (Pingüinos, avestruces, aves de corral, buitres, etc.).

Moluscos bivalvos (algunos).

Cocodrilo.

Aligátor.

Gavial.

Ornitorrinco.

Iguana.

Caracol.

Pulpo.

Lombriz.

Camarón.

Ajolote.

Equidna.

Dragón de Komodo.

Lagarto.

Araña.

Tortuga (terrestres y marinas).

Camaleón (la mayoría de sus especies).

Rana (la mayoría de sus especies).

Fuentes.

Avise, John. Evolutionary Perspectives on Pregnancy. Columbia University Press, 15 ene. 2013.

Diccionario entomológico. Univ Nacional de Río Cuarto, 2001.

web.bioucm.es/cont/eaa/glosario.php

www.bdigital.unal.edu.co/39805/1/6366273.2014.pdf

www.fao.org/3/A0212E11.htm

https://www.repositoriodigital.ipn.mx/bitstream/123456789/14581/1/OLGA%20MARCELA%20BEJARANO%20ALVAREZ.pdf