La Fauna Prospera.

El 26 de abril de 1986 en punto de la 1:23 am, una serie de errores humanos desataron la hoy nombrada mayor catástrofe nuclear de la historia de la humanidad. Una explosión por acumulación de vapor liberó enormes cantidades de humo y polvo radiactivo que no solo cubría Prípiat, la ciudad de Ucrania más cercana al accidente, sino también la mayor parte de Europa.

A pocas horas del accidente, nada parecía tan grave. Pero en los días posteriores la preocupación aumentaba al saber que los trabajadores que aún permanecían en la central nuclear comenzaron a enfermar y morir repentinamente: los niveles de radiación en el ambiente eran letales y toda la población de Prípiat debía evacuar.

Puede interesarte: ¿Qué son los Combustibles Nucleares?

A los habitantes se les comunicó que volverían a casa en unos días y que no había necesidad de llevar objetos de valor, pero de eso han pasado más de 30 años y Prípiat nunca más volvió a ser la misma. La considerada “ciudad del futuro” antes de la catástrofe, se convirtió en un paisaje desolado donde se detuvo el tiempo.

Fauna y flora de Chernobil
La vida silvestre vuelve a Chernóbil.

La Fauna de Chernóbil.

El paso del tiempo ha hecho de Chernóbil un lugar menos desolado. Ahora es posible ver importante cantidad de fauna recorriendo los bosques y las construcciones abandonadas. La vida de la fauna sin presiones humanas es posible analizarse en este punto de la Tierra.

Osos pardos merodean el área; algo que no se observaba desde hace un siglo.

Estos son algunos de los animales que podemos ver:

Lobos.

El lobo europeo halló un excelente lugar para cazar presas sin ningún tipo de obstáculo de índole antropogénico. Su población es amplia en los alrededores y dentro de la zona de exclusión.

Caballos salvajes.

En el año 1998, con el fin de reducir los incendios forestales y la vegetación exuberante, además de salvarlos de la extinción, un grupo de zoólogos ucranianos introdujeron una manada de 30 caballos salvajes de Przewalski (Equus ferus przewalskii). Hoy hay más de 60 de ellos distribuidos por Ucrania y Bielorrusia.

Bisontes europeos (Bison bonasus).

Este animal también fue introducido a la zona. Es el mamífero terrestre más grande de Europa y uno de los más amenazados, por lo que se espera un éxito en su reproducción.

El bisonte europeo permanece en cautiverio en varias regiones, pero en Chernóbil tiene la oportunidad de crecer libremente sin amenazas humanas.

Osos pardos.

El oso pardo europeo (Ursus arctos arctos) es considerada una subespecie muy rara de ver, pues apenas en 2014 fue captada una imagen de un ejemplar dentro de la zona de exclusión, algo que no se observaba desde hace un siglo.

El oso pardo europeo tiene presencia desde la península ibérica hasta Rusia, por lo que Prípiat comprende su rango territorial natural.

Qué animales hay en Chernobil

Linces.

Otro animal muy raro de ver es el solitario lince boreal (Lynx lynx), pero una cámara secreta instalada en algunos puntos abandonados, lograron captar su presencia en busca de alimento.

Aves.

Se calcula la visita de 200 especies de aves a la región demostrando su gran capacidad de adaptación y resistencia a la radiación. Entre las aves que destacan está la cigüeña negra (Ciconia nigra), el pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) y el águila pomerana (Clanga pomarina).

Otros animales.

Alces

Jabalíes

Nutrias

Peces

Corzos

Zorros

Ardillas

Animales y Radiación.

Los animales no son inmunes a los efectos de una radiación 10 veces mayor de la normal, pero las variaciones en los efectos sobre su salud se mantiene bajo investigación y polémica, pues las mutaciones observadas en ciertas especies podrían extenderse fuera de la zona y ocasionar alteraciones ecológicas de impactos aún no evaluados.

Animales de Chernobil y radiación
Animales expuestos a la radiación.

Hasta el momento, en los animales más pequeños cercanos a la zona radiactiva, se han hallado diversos tipos de tumores, cataratas, microcefalias y problemas de desarrollo. No obstante, estos animales no realizan grandes desplazamientos como los lobos o bisontes, por ejemplo, que sí podrían extender las alteraciones genéticas que porten en el organismo a consecuencia de la cadena alimenticia.

Tipos de Contaminación…

Un número de investigadores está de acuerdo en que los animales corren menos peligro en el mismo Chernóbil que en otras regiones libres de radiación pero con altos índices de población humana. Es decir, concluyen que la presencia del hombre es más nociva para la naturaleza que una radiación.

El estrés que sufren los animales por perder su hábitat, tener menos alimento, huir de cazadores o sufrir por dolorosas trampas y atropellamientos, no es parte de esta sección de Ucrania. Quizá Prípiat es un pequeño panorama de lo que sería el mundo si el hombre desapareciera.

Lo que se intenta averiguar ahora, es si existe algún tipo de mutación grave que pueda propagarse para que sea atendido y resuelto a tiempo.

Fauna en Chernobyl.
Panorama actual de Prípiat.

La vida sin humanos.

Fueron muchos los acontecimientos que se suscitaron tras el colosal accidente; especialmente en cuestiones de salud humana. Diversos tipos de cáncer y malformaciones eran comunes en los habitantes de comunidades aledañas que se exponían a peligrosos niveles de radiación, por lo que era un hecho que nadie podía regresar a vivir a Prípiat. Actualmente la zona de exclusión de Chernóbil continúa restringida y solo unos cuántos pueden ingresar.

La zona de exclusión de Chernóbil mide 2,600 km².

A los pocos meses del desastre podía observarse que las hojas de los árboles habían cambiado de color verde a rojo y que los pastos lucían grises, pero al paso de los años, la comunidad científica iba quedando asombrada con el panorama que Prípiat estaba adoptando.

La vegetación comenzó a crecer en los bosques y dentro de los edificios, pero las hojas ya no eran rojas. Los animales comenzaron a llegar y la vida silvestre comenzó a proliferar. La vida sin humanos había hecho posible el desarrollo de vida silvestre, aunque con una genética modificada a causa de la radiación.

¿En cuántos años podrá regresar el humano a la zona?

Pripiat.
La vida sin humanos.

Los investigadores aseguran que la zona que rodea Chernóbil jamás podrá volver a poblarse por seres humanos, lo que es aproximadamente entre 1,500 y 2,000 km cuadrados. Isótopos radiactivos que permanecen por doquier después de 3 décadas desaparecerán en al menos 24,000 años más. Expertos señalan que Chernóbil quedará completamente “limpio” de su zona más contaminada dentro de 300 mil años.

En 2016 la zona de exclusión ucraniana fue declarada Reserva de Biósfera radiológica y ambiental por el gobierno, pero para sorpresa de muchos, algunas actividades humanas se han realizado alrededor de la zona, como festivales de música electrónica y recorridos para el turismo de lugares abandonados que ha tenido gran popularidad entre los viajeros, y donde Chernóbil es uno de los destinos más atractivos y solicitados.

Animales de Chernóbil (VIDEO)

Otros lugares donde los animales prosperan sin humanos.

Lo que tienen un significado de catástrofe para el hombre, muchas veces tiene un lado positivo para la vida silvestre. Estos son otros ejemplos de lugares donde la nula presencia humana por contaminación o peligrosidad, ha favorecido a otros seres vivos.

Zona desmilitarizada de las dos Coreas (DMZ).

Con 260 km de extensión, esta “tierra de nadie” se localiza a 50 km al norte de Seúl y recibe más de 1 millón de turismo al año. Sin planearlo, se convirtió en un refugio para cientos de animales que conviven en un espacio tranquilo y natural.

Del lado norte es posible observar paisajes pantanosos, praderas y lagos con variedad de fauna, alguna en peligro de extinción. Se ha visto grullas de Manchuria, águilas, osos negros, cabras y ciervos, e incluso se cree que pueda haber algunos tigres siberianos y leopardos de Amur; especies raramente vistas en los últimos años.

Región del Darién.

También se le conoce como “Tapón del Darién” y se localiza en el límite entre Panamá y Colombia; es decir, abarca una pequeña parte de centroamérica y otra de sudamérica.

Es un área selvática y pantanosa sin conexión terrestre para acceso humano. No hay camino en tierra para que se pueda cruzar de un extremo a otro. Por lo tanto, la vida silvestre prolifera sin ningún tipo de alteración.

A pesar de que es un refugio para guerrilleros y narcotraficantes, el lugar alberga monos araña, jaguares, guacamayas y arpías, por mencionar algunos ejemplos.



Referencias.

nytimes.com/2019/02/06/books/review-midnight-chernobyl-adam-higginbotham.html

news.nationalgeographic.com/2016/04/060418-chernobyl-wildlife-thirty-year-anniversary-science/

nationalgeographic.com/culture/topics/reference/chernobyl-disaster/

ngenespanol.com/naturaleza/chernobil-lugares-donde-hay-animales-sin-personas-vida-salvaje/

nationalgeographic.es/index.php/medio-ambiente/2018/04/el-desastre-de-chernobil-cumple-32-anos-con-una-explosion-de-vida-silvestre

revistaciencias.unam.mx/es/139-revistas/revista-ciencias-4/1081-cuevas.html