¿Qué es la Anemia?

La Universidad de Harvard ha concentrado parte de sus esfuerzos en estudiar la Anemia, una condición que se produce por la falta de glóbulos rojos, o bien, porque la cantidad de glóbulos rojos que hay en la sangre, no son sanos.

Esta deficiencia en la calidad/cantidad de glóbulos rojos, provoca una reducción del flujo de oxígeno hacia los órganos, lo que podría derivar en severos daños, algunos de ellos irreversibles.

La anemia afecta a más de 1600 millones de personas en el mundo. El máximo registro se da en los niños en edad preescolar y el mínimo en varones. Pero afecta alrededor del 12% de mujeres entre edades de 12 y 49 años y el 20% de mujeres lo desarrollan durante el embarazo. 

Tipos de Anemia.

Se identifican dos tipos principales de anemia:

La causada por la producción disminuida o defectuosa de glóbulos rojos

La causada por una importante destrucción de glóbulos rojos en la sangre.

Los glóbulos rojos son tipos de células sanguíneas que se producen en la médula ósea y que forman parte de la sangre.

Causas de la Anemia.

La anemia se presenta comúnmente por las siguientes causas:

Por deficiencia de hierro. 

Causada por una ingesta escasa de alimentos ricos en hierro, por pérdida de sangre o por un problema intestinal que se deriva en la mala absorción del mineral.

Por insuficiencia de vitaminas.

La deficiencia de vitaminas B12 y B9 (ácido fólico) en los alimentos o por la incapacidad del organismo para absorberlos adecuadamente.

A la incapacidad para absorber vitamina B12 se le conoce como anemia perniciosa.

Por enfermedades crónicas.

Puede ser por enfermedades crónicas inflamatorias como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y el cáncer. Así como el VIH/SIDA y afecciones que se relacionan al impedimento de producción de glóbulos rojos.

Por anemia aplásica.

Cuando la médula ósea no produce glóbulos rojos. Es una condición potencialmente mortal, pero poco común.

Por anemia falciforme.

También se le conoce como enfermedad de células falciformes y se caracteriza por ser un grupo de trastornos hereditarios que deforman los glóbulos rojos haciendo que adquieran forma de hoz, o se destruyan.

Por anemia hemolítica.

Es un grupo de trastornos donde el cuerpo destruye los glóbulos rojos más rápido de lo que los hace.

Por leucemia.

Es el cáncer en los tejidos de la sangre, incluida la médula ósea. Se presenta en diferentes tipos y en diferentes grados.

¿Cómo saber si tengo anemia?

Cuando la anemia es leve, puede ser asintomática. Pero si existen dudas, se resuelve con una prueba básica de sangre.

Cuando la anemia es más severa, se presentan síntomas como cansancio extremo, mareos, dolor de cabeza, elevado ritmo cardíaco o necesidad de respirar más rápido.

Anemia por deficiencia de hierro.

El hierro es uno de los minerales más importantes para nuestra salud, pues ayuda a mantener la sangre en óptimas condiciones para llevar a cabo los procesos vitales del organismo.

La anemia por deficiencia de hierro es más común de lo que parece y afecta a personas de todas las edades y condiciones, pero en mayor medida a individuos que no tienen acceso a alimentos de alto valor nutricional.

El hierro es uno de los componentes fundamentales de la hemoglobina, una hemoproteína de la sangre que se encarga de transportar oxígeno desde los pulmones hacia todas las áreas del cuerpo.

El hierro se almacena dentro de nosotros como ferritina, en órganos como el hígado o el bazo, pero también en el tejido muscular y en la médula ósea. La ferritina se transfiere por todas partes mediante transferrina (también llamada siderofilina), una proteína transportadora en el plasma de los mamíferos.

Cuando no hay suficiente hierro, no hay suficientes glóbulos rojos que puedan transportar el oxígeno hacia todos los órganos. Tal situación puede provocar desde fatiga y cansancio, hasta daños severos en los órganos. Si la anemia afecta órganos vitales como el corazón y el cerebro, puede provocar la muerte.

Tipos de Hierro.

El hierro está en los alimentos en dos formas: hemo y no hemo

El hemo es el que mejor absorbe nuestro organismo. Se encuentra en alimentos de origen animal.

Ejemplos de hierro hemo: carne de res, de cerdo, pollo, pavo, mariscos.

El no hemo, por su parte, proviene en gran medida de los vegetales, pero también se halla en la carne de animal y en alimentos fortificados.

Ejemplos de hierro no hemo: granos enteros, legumbres, semillas, verduras de hoja verde, carnes.

Alimentos con Hierro.

Como mencionamos anteriormente, el hierro hemo es el mejor absorbido por el cuerpo al haber ciertos factores que impiden una absorción óptima del hierro no hemo. 

El hierro no hemo puede ser absorbido de mejor manera si combinamos alimentos que contengan vitamina C y hierro hemo. 

Se recomienda regular la ingesta de fibra de salvado y calcio para poder obtener más cantidades de hierro no hemo.

Los mejores alimentos con hierro hemo de acuerdo a la Universidad de Harvard, son:

Ostras

Almejas

Mejillones

Hígado de res

Hígado de pollo

Vísceras

Sardinas enlatadas

Carne de res

Aves de corral como pollo y pavo

Atún de aleta amarilla

Los mejores alimentos con hierro no hemo de acuerdo a la Universidad de Harvard, son:

Cereales fortificados

Frijoles

Chocolate oscuro

Lentejas

Espinacas

Papa con piel

Nueces

Soya o Soja

Semillas (ajonjolí, chía, sésamo, girasol, etc.)

Arroz

Pan enriquecido.

Cantidades recomendadas

De acuerdo a National Institutes of Health (NIH), la cantidad de hierro que una persona requiere cada día, depende de su edad, sexo y sus hábitos alimenticios, principalmente los relacionados con su ingesta vegetal.

En el caso de los vegetarianos o veganos, requieren casi el doble de hierro que se mostrará a continuación. No obstante, lo más conveniente en visitar a un nutricionista para que elabore un plan de alimentación adecuado a nuestras características y actividades diarias. 

Etapa / EdadCantidad recomendada en miligramos.
Bebés de 0 a 6 meses de edad0.27 mg
Bebés de 7 a 12 meses de edad11 mg
Niños de 1 a 3 años de edad 7 mg
Niños de 4 a 8 años de edad10 mg
Niños de 9 a 13 años de edad8 mg
Adolescentes masculinos entre 14 y 18 años11 mg
Adolescentes femeninas entre 14 y 18 años15 mg
Adultos hombres entre 19 y 50 años8 mg
Adultos mujeres entre 19 y 50 años18 mg
Adultos ambos sexos de 51 años o más8 mg
Adolescentes embarazadas27 mg
Mujeres embarazadas27 mg
Adolescentes lactantes10 mg
Mujeres lactantes9 mg

Grupos de riesgo por anemia por deficiencia de hierro.

Aunque la anemia puede presentarse en cualquier persona, estos grupos son los más vulnerables:

Mujeres embarazadas

Producen más glóbulos rojos para el feto, así que requieren mayores cantidades de hierro en su dieta, ya sea de forma natural o con suplementos (lo que indique el médico).

La deficiencia de hierro en esta etapa, puede provocar parto prematuro o un bajo peso del bebé al nacer.

Mujeres en edad de menstruación

Las mujeres pueden perder importantes cantidades de sangre durante sus sangrados menstruales; especialmente las que sangran de manera abundante y/o cuyos períodos duran más de 7 días.

Bebés y niños

Requieren dietas ricas en hierro para su sano crecimiento o oxigenación.

Ancianos

Los ancianos con enfermedades crónicas inflamatorias o con potencial a desarrollarlas, no deben descuidar su ingesta de hierro en los alimentos.

Vegetarianos y veganos

Requieren a un especialista en nutrición para compensar la falta de hierro hemo de los alimentos de origen animal.