La extinción de las especies puede generarse por diversos motivos. Si hablamos de la desaparición de los dinosaurios hace 65 millones de años, gracias a los estudios científicos sabemos que fue a causa de un gran meteorito que colisionó en lo que hoy es la península yucateca, o al menos, esa es la teoría más aceptada.

Antes de que el hombre apareciera, millones de especies formaron parte de la fauna terrestre y marina, pero en varios puntos de la historia, los cambios climatológicos y los desastres naturales generaron incapacidad de adaptación, lo que generó la extinción de la gran mayoría de ellos. En algunos casos surgieron especies derivadas mejor adaptadas, pero en otros, solo quedaron las huellas de algo único y quizá irrepetible que formó parte de la vida en el planeta.

Extinciones masivas

En la historia de vida de la Tierra han ocurrido cinco extinciones masivas.

La primera es llamada extinción del Ordovícico-Silúrico y ocurrió hace 439 millones de años en promedio. Murió el 85% de las especies por efectos de la glaciación.

La extinción del Pérmico-Triásico fue la más catastrófica al desaparecer el 96% de vida en el planeta.

La extinción del Devónico-Carbonífero fue hace 367 millones de años y acabó con el 82% de la vida terrestre.

La extinción del Pérmico-Triásico fue la más catastrófica al extinguir al 96% de las especies hace 251 millones de años. Se cree que ocurrió por un impacto de meteorito o por vulcanismo anómalo.

La cuarta es la extinción del Triásico-Jurásico que fue hace 210 millones de años y donde el 76% de organismos vivientes desaparecieron. Las causas fueron la fragmentación de Pangea y erupciones volcánicas masivas.

Dinosaurios extintos

Por último, la extinción del Cretácico-Terciario, mejor conocida como la de los dinosaurios, ocurrió hace 65 millones de años y también arrasó con el 76% de toda vida existente.

Las extinciones no siempre son negatividad, pues cada organismo que inevitablemente desaparece de forma natural al cumplir su ciclo, va siendo reemplazado por otra forma viviente mejor adaptada.

Los fenómenos naturales han permitido el desarrollo de nuevas formas de vida.

Los fenómenos naturales que han arrasado con miles de especies animales y vegetales principalmente, permitieron el desarrollo de nuevas formas de vida que dieron paso a la diversificación que tenemos el día de hoy. ¿Pero qué pasa cuando las extinciones no se dan por la naturaleza, sino por las acciones de una criatura con un cerebro desarrollado y comportamiento cada vez más ambicioso? Cuando el Hombre llegó a la Tierra, todo cambió.

Actualmente el término “extinción” es, inevitablemente, relacionado con el ser humano y no con las causas naturales que sí vinculamos con pasadas eras geológicas. Y aunque el Homo sapiens no tiene la total responsabilidad, sí cubre un gran porcentaje de esta.

 

Extinciones masivas

El desarrollo de nuestro raciocinio es creador, pero también destructor. Millones de organismos vivientes han muerto por contaminación, por la caza o pesca no sustentable y por la pérdida de ecosistemas que se deriva de diversos factores, como la construcción y la deforestación por actividades económicas.

Los Últimos 50 años.

Los científicos calculan que en el planeta viven entre dos y diez millones de especies, pero solo se han descubierto alrededor de 1.9 millones. Por cada millón de especies en la Tierra, se estima que hay una que desaparece cada año y no por causas humanas en su totalidad, sino también por falta de adaptación a los cambios terrestres o marinos (algunos suscitados por acciones del hombre).

Por cada millón de especies en la Tierra, se estima que hay una que desaparece cada año.

En las últimas cinco décadas, los estados de conservación “En peligro de extinción” o en “Peligro crítico” reunieron un amplio número de animales que sorprendió a la comunidad científica. Sin embargo, otros miembros del reino Animalia no lograron sobrevivir y después de 1970 no fueron avistados nuevamente.

A continuación mencionaremos 7 animales que se extinguieron en los últimos 50 años.

Panthera tigris sondaica – Tigre de Java

Extinción del tigre de Java.

Tigre de Java, 1938. Autor: Andries Hoogerwerf. Imagen de Dominio público.

El tigre en sí, no es un animal extinto, pero de las nueve subespecies que existían, tres de ellas se exterminaron debido a la caza y a la fragmentación de su hábitat. El tigre de Bali (Panthera tigris balica) y el tigre del Caspio (Panthera tigris virgata) fueron los primeros en irse, pero el tercero tuvo una partida más reciente.

El tigre de Java (Panthera tigris sondaica) tiene un estado de conservación “Extinto” desde 1979, ya que después de esa fecha ninguno fue visto otra vez. La principal causa fue el crecimiento poblacional que derivó en la deforestación de enormes porciones de tierra para el cultivo de arroz como forma de abastecimiento. Para 1975 la población había aumentado a 85 millones de personas y solo quedaba cerca de 8% de bosque. Cuatro años más tarde, el tigre de Java no logró sobrevivir.

Myiagra freycineti – Monarca de Guam

Myiagra_freycineti

Fue una pequeña ave de la familia Monarchidae que primero fue colocada en la categoría de “En peligro” al no ser vista desde 1983. Finalmente, para el año de 1994 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la publicó como oficialmente extinta en su listado de especies, pero desde 1983 se podría considerar su desaparición de la Tierra.

Su veloz declive se debió principalmente a la depredación por parte de la culebra arbórea café (Boiga irregularis) como consecuencia de que el hombre la introdujo a la isla de Guam, situada en el Pacífico occidental y de donde esta ave era endémica.

Podilymbus gigas – Pato Poc

Pato Poc

Era un ave podicipediforme endémica del lago de Atitlán, en Guatemala. Su extinción ocurrió entre 1983 y 1986 a causa de alteraciones en su hábitat y de la depredación por parte del pez perciforme Micropterus salmoides que fue introducido al lago en la década de los 60.

Otros factores aunados como la tala local, el desarrollo turístico y las muertes por redes de enmalle, terminaron por fulminar a la especie.

Diceros bicornis longipes – Rinoceronte Negro Occidental

Extinción del Rinoceronte negro occidental.

Cráneo de una hembra de rinoceronte negro occidental, 1911. Autor: Autor Senckenberg Museum. Imagen de Dominio público.

La caza furtiva fue lo que llevó a la extinción de esta subespecie de rinoceronte negro. Los esfuerzos por su conservación no fueron suficientes ante la acción criminal de los cazadores ilegales.

Se tenía la esperanza de encontrar algunos individuos en cautiverio o en algunas áreas remotas pero no se tuvo éxito. Finalmente, el día 10 de noviembre de 2011 la UICN lo declaró oficialmente extinto.

Bolyeria Multocarinata

Bolyeria multocarinata

Bolyeria multocarinata. Imagen de Iconographia Zoologica. Imagen de Dominio público.

Esta fue una especie de boa que perteneció a la familia Bolyeriidae. Fue vista por última vez en Round Island en 1975 y nunca se conoció alguna subespecie que pudiera salvarla de la extinción definitiva.

La principal causa de su desaparición fue la introducción de conejos y cabras que poco a poco fueron ocasionando daños a la vegetación hasta erosionar los suelos. Esta disminución en la calidad de su hábitat fue la que orilló a este reptil a formar parte de la lista de los animales extintos.

Neofelis nebulosa brachyura – Pantera Nebulosa de Formosa

Pantera nebulosa de Formosa, 1862. Autor: Joseph Wolf. Imagen de Dominio público.

Se trataba de una subespecie de la pantera nebulosa (Neofelis nebulosa) endémica de Taiwán y se reconocía como el segundo carnívoro más grande de aquella isla. La tala de extensas áreas de su hábitat natural provocaron su desplazamiento hacia la montaña de Jade y en lo que hoy en día se conoce como Tawu Mountain Nature reserve. En este sitio, se encuentran bosques tropicales y subtropicales protegidos. Sin embargo, los cazadores indígenas aseguran que no han visto un ejemplar desde 1989.

Como último recurso, se colocaron cámaras desde el año 2000 al 2004 con la esperanza de captar a un individuo, pero no se tuvo registro alguno. Infortunadamente, la pantera nebulosa de Formosa se declaró oficialmente extinta.

Lipotes vexillifer – Delfín Chino de Río

Extinción del Delfín chino de río.

Delfín chino de río

Autor: Dixi. Imagen de Dominio público.

El delfín chino de río, o mejor conocido como Baiji, es o fue un cetáceo perteneciente a la familia Iniidae. Su estado de conservación es controversial, pues en algunas fuentes oficiales es considerado como un animal “Críticamente amenazado”, mientras que en otras se le refiere como “Probablemente extinto” o “Extinto”.

Esto último se debe a que no hay ningún avistamiento oficial de individuos desde el 2006. Algunos reportes de observaciones de delfines chinos se han tomado en cuenta, pero de ninguno se pudo comprobar veracidad, y además, el escaso número de ejemplares no sería suficiente para rescatar a la especie ante un río Yangtsé muy degradado.

Supuestamente este delfín está protegido desde 1975, pero amenazas como la pesca ilegal, la sobrepesca y la contaminación hídrica, entre otras graves problemáticas, imposibilitaron su rescate y preservación.