Cada planta es única con relación a sus características, pero muchas comparten el tipo de cuidados que requieren para completar su ciclo de vida.

A continuación, mencionaremos 25 hermosas plantas que puedes conservar perfectamente dentro de casa, pero en áreas donde puedan recibir luz solar. O bien, también puedes lucirlas en exteriores, pero en lugares donde la exposición al sol no sea directa ni por muchas horas.

  1. Helechos.

Los helechos son los favoritos de muchos hogares por lucir como elementos decorativos. Son plantas vasculares sin semillas ni flores que se caracterizan por sus hojas con forma de pino y un color verde muy intenso. 

Deben recibir luz solar de forma indirecta o parcial, pero jamás debe olvidarse mantener su tierra húmeda y bien drenada para evitar su deterioro.

Algunos ejemplos de helechos son: bostoniano, pata de conejo, helecho de Java, helecho águila y helecho japonés, entre otras más de 10,500 especies identificadas. El helecho cuerno de ciervo es un tipo de vegetación poco común que no requiere tierra, pero sí humedad y luz de moderada a escasa de forma indirecta.

Podría interesarte: ¿Qué tal cuidar una planta carnívora?

  1. Costilla de Adán.

También recibe el nombre de Cerimán y también es una de las preferidas por el peculiar diseño de sus hojas que embellecen cualquier tipo de espacio. 

Al igual que los helechos, requiere tierra húmeda sin encharcamientos y poca luz solar. Por lo tanto, debe evitarse regar con manguera y preferentemente colocarse cerca de una ventana para que reciba los rayos del sol indirectamente.

  1. Lazo de amor.

Además de ser preciosa por sus diversos tonos de verde, Chlorophytum comosum o también conocida como “cinta” es fácil de mantener. Proviene de Sudáfrica y crece muy bien en entornos con humedad. Por esa razón, muchas personas la eligen para adornar baños y fuentes interiores. No obstante, también necesitan un poco de luz solar de manera difuminada.

  1. Aglaonema.

Son excelentes para casas o habitaciones poco iluminadas mas no frías, debido a su naturaleza de crecer en hábitats boscosos tropicales húmedos y sombreados. Esta planta se caracteriza por sus grandes hojas ovaladas y muy verdes, además de un fruto carnoso de color rojo.

  1. Peperomia.

Es un género de plantas con más de 1000 especies identificadas. Crecen comúnmente en maderas podridas y sus hojas adquieren una forma redondeada y muy llamativa por su patrón de diseños en franjas verdes de diversas tonalidades.

Las especies suculentas son muy fáciles de cultivar en invernaderos.

  1. Neoregelia (tipo de Bromelia).

Es una planta con flor muy peculiar, de un diseño poco convencional de hojas muy amplias y brillantes. Sin embargo, es muy adaptable a espacios con poca iluminación y elevada humedad. Así que su lugar perfecto es en baños o donde haya fuentes artificiales con agua. 

 

  1. Chamaedorea.

Es también conocida como pacaya o palmera de salón y es una elegante planta que es muy común en salas, estudios y habitaciones amplias. 

Soporta bajas temperaturas, lo que la hace muy resistente, aunque su crecimiento es lento a comparación de otros tipos de plantas. No obstante, una vez que crece, su belleza resalta cualquier entorno de poca luz o luz difuminada. Todo hogar debería tener al menos una.

 

  1. Lirio de Paz.

Bella planta con una elegante y decorativa flor blanca para hogares de buen gusto y energía positiva. Aunque algunos aseguran que no requieren nada de luz solar, se recomienda colocarla cerca de ventanas o entradas de luz para que reciba un poco de radiación natural… pero ojo, ¡no de manera directa! 

 

  1. Begonia.

Es una planta que no podría faltar en este listado. Comprende alrededor de 1500 especies con casi 1000 variedades e híbridos. Es nativa de América, África y Asia y sus flores son consideradas una de las más hermosas, gracias a sus delicados colores y a la forma redondeada de sus pétalos. 

Aunque requiere mucha energía solar para desarrollarse con éxito, nunca debe exponerse a la luz directa, pues su estructura se dañaría irremediablemente. 

Begonia rex o begonia de hoja pintada, es una hermosa planta que dará vida a sus espacios interiores.

 

  1. Potus.

Es una de las preferidas para adornar puertas exteriores de los hogares y jardines con sombra. Es muy fácil de cuidar y representa a aquellas plantas que pueden crecer sin problema en interiores iluminados o en exteriores techados. 

Toleran iluminación por varias horas, pero no radiación directa, ya que sus hojas se maltratan rápidamente. 

 

  1. Calathea.

Es otro género de plantas ideales para la decoración del hogar. Proviene de ecosistemas tropicales y la luz que necesita es baja o media, siempre y cuando se brinde de manera indirecta, pues la exposición directa al sol daña severamente sus hojas.

El riego debe ser frecuente pero no excesivo y la temperatura del entorno no debe ser inferior a 15 grados Celsius.

 

  1. Lengua de Tigre.

También es llamada “lengua de suegra” en algunas regiones. Es una planta nativa de África con distribución mundial. Purifica el aire, adorna y requiere pocos cuidados. 

Tolera bajos niveles de luz y no hay problema si su riego es poco frecuente. Solo hay que procurar que la tierra se mantenga húmeda pero no encharcada. En meses invernales se recomienda proporcionar agua solamente cada dos meses.

 

  1. Philodendron cordatum.

Originaria del sur de Brasil, Philodendron cordatum tiene hermosas hojas en forma de corazón y un crecimiento trepador que embellece muros y paredes. Puede crecer en cualquier lugar del hogar mientras no predomine la luz solar directa. La luz difuminada es suficiente para que pueda extenderse y lucir su intenso color verde.

 

  1. Lagrimitas.

Está estrechamente relacionada a la ortiga y se distingue por sus pequeñas y abundantes hojas. Hermosa planta que requiere grandes cantidades de agua, pero bajos niveles de luz solar.

 

  1. Higuera trepadora.

Seguramente la habrás visto cubriendo paredes de hogares y muros. Tolera sol directo pero por poco tiempo. Lo asombroso es que también puede crecer perfectamente en el interior y sus cuidados son mínimos. El requisito para mantenerla saludable es proporcionar abundante agua, pero sin exagerar en cantidad.

Conoce qué plantas viven más años.

 

  1. Hiedra común.

Es una bellísima planta trepadora de hojas perennes que crece en lugares con buenas cantidades de humedad y suficiente sombra. Tolera la luz solar, pero de manera indirecta. De igual manera, el agua que recibe no debe ser demasiado abundante.

 

  1. Zamioculcas zamiifolia.

Es una planta perfecta para aquellas personas que desean tener vegetación dentro de casa pero que no tienen tiempo para su riego, ya que solo requiere tierra húmeda cada determinado tiempo. El exceso de agua contribuye a la putrefacción de sus partes. También puede vivir al aire libre, pero la temperatura ambiente no debe ser menor a 15 grados centígrados. 

 

  1. Dieffenbachia.

Este género incluye al menos 30 tipos de plantas tropicales de la familia de las aráceas. Debe cultivarse en interiores en áreas templadas y requieren luz difuminada a través de ventanas o filtros de luz. Sí requiere riego frecuente.

 

  1. Plantas flamenco.

Posee llamativos y brillantes anturios de colores que acompañan a sus hojas grandes y verdes. No soporta temperaturas bajas, pero sí interiores con poca luz y suelos moderadamente húmedos. 

 

  1. Bambú de la suerte.

Se adapta muy bien a sitios de luz dispersa o poca sombra. Es un tipo de vegetación bastante resistente que requiere calor promedio y riego frecuente. Su presencia en los espacios, brinda armonía y equilibrio.