Solanum lycopersicum

La salsa cátsup con que se aderezan las hamburguesas y las papas fritas se elabora con tomates, y estos a su vez son producidos en la tomatera, una planta emparentada con la de la papa y la de la naranjilla o lulo. Debido a su sabor generalmente poco dulce y su inclusión en platillos, se suele considerar al tomate una verdura, pero botánicamente es una fruta.

En algunas partes del centro y sur de México, el tomate rojo y grande es llamado jitomate, para diferenciarlo del tomate verde o tomatillo (Physalis ixocarpa). La palabra “tomate” se deriva del término de la lengua náhuatl tomatl.

Orden: Solanales
Familia: Solanaceae
Género: Solanum

Descripción

La planta es una herbácea anual. Esto significa dos cosas: 1) sus tallos delgados y trepadores no son leñosos, como los del tronco de los árboles, y 2) germina, se reproduce y muere en el transcurso de un año. Tiene múltiples tallos que se extienden a través de la tierra, y si se cultiva, puede enredarse en torno a estructuras. Llega a alcanzar 180 centímetros si sus tallos son erectos, pero normalmente crece a unos 100 centímetros. Están cubiertos de pelos finos y cortos.

Solanum lycopersicum posee hojas alternas con bordes aserrados, ligeramente peludas y con 5-9 folíolos, que registran entre 10 y 25 centímetros de longitud y muestran un color verde ligeramente oscuro. Crecen a lo largo de los tallos; sin embargo, algunos ejemplares cuentan con hojas simples. Tiene flores amarillas de 5 pétalos y tamaño relativamente pequeño: 1-2 centímetros de ancho.

Características de la tomatera.

Flores de tomatera.

El fruto de la tomatera es una baya redonda, aunque la forma varía según la variedad. Algunos tomates son alargados y cilíndricos, otros son muy redondos y otros más tienen varios lóculos que los hacen parecidos a pimientos. La piel es delgada y cerosa, de tono rojo o amarillo. Ciertas variedades son moradas y verdes. El interior es una pulpa generalmente roja y en algunas partes un poco gelatinosa, con celdas de pequeñas semillas de color claro.

 

Los nativos de Mesoamérica ya utilizaban los tomates como ingredientes de varios platillos.

Distribución

La tomatera se originó en Sudamérica y Centroamérica. Especies silvestres probablemente se desarrollaron primero en la región andina, quizá en Ecuador y Perú, pero se cree que la domesticación se produjo en México cientos de años antes de la llegada de los conquistadores europeos. Los nativos de Mesoamérica, incluidos los aztecas, ya utilizaban los tomates como ingredientes de varios platillos. Los aztecas los mencionaron en algunos de sus escritos; en alguno indican la preparación de una especie de salsa hecha con semillas de calabaza, sal, maíz molido, pimientos y tomates.

Posteriormente, a principios del siglo XVI, la planta fue introducida en Europa, y en Asia a partir de las Filipinas. España e Italia fueron los primeros en adoptarlo como alimento, mientras que en Francia y en el norte de Europa se le mantuvo primero como planta ornamental, ya que creían que la planta era venenosa (probablemente por los frutos rojos y su parentesco con la belladona y otras solanáceas).

La planta se cultiva comercialmente en todo el mundo, pero crece mejor en algunas partes que en otras, especialmente en climas cálidos. Prospera en condiciones de buena luz solar y no tolera bien las heladas. En regiones de clima frío su cultivo se realiza en invernaderos.

Reproducción y variedades

Existen cerca de 7,500 variedades de tomates.

La tomatera comienza a florecer desde principios de verano. En estado silvestre, las flores necesitan del polen de las flores de otras plantas, es decir, requieren polinización cruzada. Las variedades cultivadas sí pueden polinizarse a sí mismas, y esto se produce gracias a los insectos como las abejas o al viento. Puede propagarse a partir de semillas o plántulas.

El tomate es un fruto tan necesario en la cocina de todo el mundo, que existen cerca de ¡7,500 variedades! Algunas de estas son el tomate cherry (Solanum lycopersicum var. cerasforme), “Adoration”, “Campari”, “Green zebra”, “Yellow pear” y “Roma”. Actualmente, los principales países productores de tomate son China, México, India, Estados Unidos, Turquía, Egipto, Irán, España, Italia y Brasil.

Variedades de tomates.

Solanum lycopersicum.

Usos

El tomate es importantísimo en la cocina. La cantidad de platillos y salsas que lo llevan es enorme. No hay pizza, gazpacho, espagueti a la bolognesa y salsa cátsup que no lo contengan, y además, con él se preparan jugos, licuados y numerosas bebidas como el coctel Bloody Mary. Puede decirse que hoy es parte elemental de la dieta humana.

El tomate es un ingrediente de algunos productos cosméticos que ayudan a aliviar quemaduras solares.

Es un fruto rico en vitamina A, tiamina, niacina, vitamina K, potasio, fósforo y licopeno, un poderosísimo antioxidante que parece reducir el riesgo de cáncer en los seres humanos, aunque hacen falta estudios definitivos relacionados con este tema. El tomate es un ingrediente de algunos productos cosméticos que ayudan a hidratar la piel y aliviar quemaduras solares. Se desaconseja preparar té o masticar las hojas de la planta, ya que, al igual que los tallos y los frutos inmaduros, contienen al menos dos sustancias tóxicas (tomatina y solanina) que pueden afectar la salud.

Amenazas y conservación

La tomatera no es una planta globalmente amenazada; no obstante, pueden ser afectadas por plagas provocadas por especies de hongos, bacterias e insectos, como Ralstonia solanacearum, el virus del mosaico del tabaco, Pseudomonas corrugata, Alternaria alternata, Stemphylium botryosum, Alternaria solani y Oidiopsis sicula. Algunas enfermedades que comúnmente la atacan son el tizón tardío y el enrollamiento de hoja. La resistencia a enfermedades varía entre las variedades.