Todas las partes de tu cuerpo están interconectadas. Imagínate: tus brazos están formados por piel, uñas, músculos, tendones, huesos, venas, arterias, ganglios, nervios, células y sustancias. Aunque tú veas todo ello en una sola parte de tu anatomía, y sepas que trabajan en conjunto para dar movilidad, protección y otras bondades, pertenecen a sistemas distintos.

¿Qué son los sistemas humanos?

Los sistemas del cuerpo humano son conjuntos de órganos, tejidos y células que tienen una tarea específica en común. Homo sapiens tiene más de 10 sistemas, entre los que se encuentran el sistema respiratorio, el sistema digestivo y el sistema nervioso, tres de los más conocidos. Pero, ¿qué me dices del sistema tegumentario? ¿Y del endocrino? Quizá sus nombres no suenan tanto en tu cabeza, pero eso no significa que sean menos importantes que los demás.

Se cuentan 11 sistemas en el cuerpo humano, pero existen otros sistemas estrechamente relacionados con ellos, o que trabajan de modo complementario.

Todos los sistemas están relacionados de alguna manera, así que funcionan todos casi al mismo tiempo y de maneras insospechadas. La vinculación entre cada uno obedece a la red de las partículas más pequeñas que componen el cuerpo, de hormonas e impulsos eléctricos que permiten la comunicación entre las partes de los sistemas corporales.

Toma el ejemplo de los momentos en los que te alimentas: el aroma de la comida llega a tus fosas nasales a través del aire que pasa hacia tus pulmones. Los receptores de la nariz envían impulsos nerviosos hacia el cerebro, que procesa la señal y te hace sentir ganas de probar el apetitoso alimento. Una mano se mueve hacia el tenedor y lo sujeta para llevar un trozo de comida a tu boca. Una vez ahí, la saliva, la lengua y los dientes forman una pasta que pasa hacia tu estómago para continuar el proceso de digestión. Hasta este momento, seguramente has reconocido tareas de los sistemas respiratorio, digestivo, nervioso y locomotor. ¿Ves cómo funcionan a la vez?

Sistemas humanos

Sistemas del cuerpo humano.

Típicamente, se cuentan 11 sistemas del cuerpo humano: nervioso, endocrino, tegumentario, respiratorio, reproductor, circulatorio o cardiovascular, digestivo, muscular, esquelético, excretor e inmunitario. No obstante, existen otros sistemas estrechamente relacionados con ellos, o que trabajan de modo complementario. Por ejemplo, el sistema excretor, enfocado en la eliminación de desechos hacia el exterior, se compone básicamente del sistema urinario y de órganos o conductos que recogen dichos residuos y los excretan. Otro ejemplo es el del aparato locomotor, que se compone de los sistemas muscular y esquelético, los cuales en conjunto permiten a una persona moverse y que sus órganos efectúen movimientos.

Por lo anterior, los sistemas pueden presentarse de la siguiente manera:

Sistema tegumentario

Abarca piel, pelo y uñas. Es un sistema que funciona como una protección ante los agentes externos y otros posibles peligros que afectarían a los órganos vitales. Entre otras funciones, regula la temperatura del cuerpo, protege contra los rayos UV del sol y permite tener sensaciones táctiles.

Sistema endocrino

Actúa como mensajero entre los sistemas y regula diferentes funciones corporales como el crecimiento y el metabolismo.

Sistema linfático e inmunitario

El sistema inmunitario defiende al organismo contra los agentes patógenos que pueden dañarlo; las células defensoras viajan a través de la sangre, mientras que el sistema linfático distribuye tales células desde el sistema inmunitario hacia todo el cuerpo.

Ilustración del sistema respiratorio

Parte del sistema respiratorio: 1. Tráquea – 2. Lóbulo superior – 3. Bronquios – 4. Arteriola – 5. Vénulas – 6. Alvéolos pulmonares – 7. Corazón – 8. Lóbulo inferior – 9. Diafragma.

Sistema respiratorio

Está especializado en la obtención de oxígeno del aire, su distribución en las células y los tejidos y la eliminación de dióxido de carbono.

Sistema cardiovascular

Transporta la sangre rica en oxígeno, bombeada desde el corazón, a través de los vasos sanguíneos hacia todas las células de todos los sistemas, pero también conduce los desechos celulares para que sean eliminados.

Sistema urinario y vías excretoras

El sistema urinario filtra productos de desecho y los elimina por medio de la orina. Otras sustancias son desechadas del cuerpo por medio de la piel (mediante sudor) y los pulmones (el dióxido de carbono).

Sistema nervioso

Controla las funciones del cuerpo y comunica sus diferentes partes mediante señales eléctricas o impulsos nerviosos.

Sistema digestivo

Se ocupa de procesar y descomponer los alimentos que se ingieren para que el cuerpo absorba los nutrientes que necesita para tener energía y funcionar.

Aparato locomotor

Es el que permite el movimiento (locomoción) del individuo, y confiere a su cuerpo estructura, forma, sostén y protección.

Una persona sana posee sistemas corporales que funcionan de modo adecuado, eficiente e integral. Debido a su conexión, los daños en uno son factibles de expandirse hacia otros sistemas. ¡Cuida mucho tu cuerpo!