Características del sistema urinario humano

Es responsable de eliminar las sustancias de desecho producto del metabolismo, controlar el volumen y presión de la sangre y mantener el equilibrio químico de todo el organismo.

Componentes del sistema urinario humano

Riñones

Son dos órganos pequeños con apariencia de frijol, de aproximadamente 11.5 centímetros de longitud. Están dispuestos debajo de la caja torácica. Su función es filtrar los residuos y toxinas de la sangre.

Una de las funciones del sistema urinario es controlar el volumen y la presión de la sangre.

La superficie externa de cada riñón (corteza) contiene casi un millón de nefronas, que son la unidad funcional de filtrado. Una nefrona consta de un glomérulo formado por una red de capilares, y de un túbulo, tubo conectado al glomérulo.

Vejiga

Órgano hueco muscular situado en la cavidad pélvica. Almacena temporalmente la orina, así que puede expandirse o reducirse en función de la cantidad de líquido que le llegue. Por ejemplo, la vejiga de un varón adulto es capaz de soportar hasta medio litro de orina.

Su interior está cubierto con una mucosa y una capa submucosa compuesta por tejido conectivo con fibras elásticas. Una tercera capa yace debajo de la submucosa: la capa muscular. Gracias a esta, la vejiga puede contraerse para propiciar la liberación de orina.

Sistema urinario humano

Uréteres

Cada uno de los riñones está conectado a un uréter, que es un tubo delgado encargado de transportar la orina hasta la vejiga. Miden unos 25 centímetros de longitud y se componen de tres capas: 1) capa de tejido conectivo fibroso, 2) capa muscular enfocada en la propulsión de la orina y 3) capa mucosa que protege las células.

Uretra

Es un conducto por donde pasa la orina hacia su destino final. Es más largo en hombres que en mujeres: en ellos mide hasta 20 centímetros de largo, mientras que la uretra de las mujeres alcanza 3-4 centímetros de longitud.

Las vías excretoras del sistema urinario humano son la uretra, la vejiga y los uréteres, que tienen la tarea de recoger y expulsar el líquido del organismo.

Funcionamiento del sistema urinario humano

Las nefronas, como unidades de filtración, están conectadas con una malla de múltiples capilares, a los cuales la arteria renal suministra sangre. Esta es filtrada por las nefronas cada 25 minutos, más o menos. Normalmente pasa primero el agua junto con las moléculas pequeñas por el glomérulo, y después el líquido discurre por el túbulo. Al final, el producto es un líquido compuesto por sodio, cloruro, potasio, sulfato, fosfato, creatinina, ácido úrico y otras sustancias.

Al sistema urinario también se le conoce como sistema renal.

Unos conductos colectores transportan la orina y una cavidad llamada pelvis renal la recoge. A partir de ahí la orina pasa al uréter y de este a la vejiga, donde se almacena. El líquido no se excreta inmediatamente: la vejiga se llena poco a poco y esto provoca su expansión.

Al final, los esfínteres se relajan, el músculo de la vejiga se contrae y el individuo siente ganas de orinar. El líquido pasa a través de la uretra para su expulsión del cuerpo.

Enfermedades y trastornos del sistema urinario humano

-Cistitis. Es una infección causada, por lo general, por bacterias. Provoca la inflamación de la capa que reviste la vejiga, dolor abdominal, picor o ardor al orinar y micciones sanguinolentas, entre otros. Es más común en mujeres que en hombres puesto que una uretra corta hace que sea más fácil que las bacterias entren a la vejiga.

-Incontinencia. La incontinencia urinaria se traduce en una afección causada por el debilitamiento de los músculos del suelo de la pelvis y del esfínter uretral. El individuo deja escapar, involuntariamente, un poco de orina.

-Cálculos renales. Comúnmente se les llama “piedras”. Son materiales sólidos formados por depósitos de sustancias que llegan hasta los riñones. Algunas “piedras” se eliminan de forma natural y sin asistencia médica, pero otras crecen mucho y el individuo requiere tratamiento médico e incluso cirugía. Si llegan a la uretra, los cálculos ocasionan fuertes dolores abdominales y sangrado al orinar.