Características del sistema tegumentario humano

La piel, el pelo y las uñas son un conjunto de estructuras externas, fácilmente observables, que constituyen el sistema tegumentario. A diferencia de otros sistemas del cuerpo humano, no se hallan en el interior del organismo. Este sistema actúa como una capa que protege los componentes internos, de modo que impide que los golpes, las cortaduras, los daños producidos por proyectiles y otros tipos de heridas dañen órganos vitales como los riñones, el hígado y el corazón, y que los gérmenes o bacterias entren en contacto con ellos.

Este sistema actúa como una capa que protege los componentes internos del cuerpo contra lesiones, gérmenes o bacterias.

Además de su función protectora, se eliminan algunos desechos corporales de la superficie de la piel, el pelo y las uñas, como las células muertas y sustancias a través del sudor. De hecho, el crecimiento del cabello y de las uñas se debe al aumento de la cantidad de células muertas que requieren ser eliminadas.

A menudo, el aspecto de la piel, pelo y uñas de un individuo desvela la salud o el estado de este.

Componentes del sistema tegumentario humano

Piel

Se le llama “el órgano más grande del cuerpo humano”, y es verdad. Cubre todo el cuerpo y representa cerca del 12-15 por ciento de su peso total. Abarca una superficie de 1.5 a 2 metros.

La piel cubre de forma continua el cuerpo, si bien en algunas zonas su estructura es diferente. Por ejemplo, las áreas pequeñas y delicadas como los párpados están recubiertas de una piel muy fina, con una epidermis delgada. La piel más gruesa es aquella que sufre mayor exposición a la fricción y embates del medio externo, como en el caso de las plantas de los pies y palmas de las manos.

Tiene 3 capas:

Epidermis. Es la capa más externa y cuya función primordial es la protección. Se compone de células epiteliales planas y de significativa resistencia.

Dermis. Es la capa localizada debajo de la epidermis. Contiene tejido conectivo flexible y en realidad tiene dos capas: papilar y reticular. La primera de estas consiste en tejido conectivo areolar mientras que la segunda consiste en tejido conectivo denso: ambas proporcionan elasticidad. El dato más importante de la dermis: contiene vasos sanguíneos, glándulas y muchas terminaciones nerviosas.

Hipodermis. Es una capa de grasa que tiene la función de aislar el cuerpo, almacenar energía y reducir los daños por golpes.

sistema-tegumentario-humano

Pelo

El cuerpo está cubierto por millones de filamentos compuestos principalmente de queratina, los pelos, con excepción de las plantas de los pies, las palmas de las manos, los labios y una sección de los órganos genitales.

El cabello inicia desde la capa dérmica y se prolonga fuera de la piel. No todos los pelos del cuerpo son iguales, evidentemente. Los cortos y finos son vellos que cubren gran parte del cuerpo, mientras que los más gruesos suelen situarse en las axilas, las zonas púbicas y el rostro y piernas en los varones. Los pelos largos de la cabeza conforman la cabellera, que la protege de los rayos del sol.

Uñas

Son duras placas de células muertas planas de queratina halladas en la punta de los dedos de pies y manos. El cuerpo de la uña es la parte que todos ven; debajo de él se encuentra el lecho ungueal o lecho de la uña. El medio círculo en el cuerpo de la uña es la lúnula.

Funcionamiento del sistema tegumentario humano

Este sistema juega un importante papel en múltiples necesidades corporales. En primer lugar, en la piel se encuentran las terminaciones nerviosas que percibe el sentido del tacto. Áreas como los labios y el lóbulo de las orejas son mucho más sensibles que otras. Claro está, la piel protege los tejidos y órganos internos, evita la deshidratación y que el agua del exterior se filtre hacia adentro  e impide, gracias a la melanina, que la radiación nociva del sol afecte las células de la epidermis y se produzca cáncer de piel.

Ayuda a que la temperatura corporal se mantenga a unos 38° centígrados, adecuada para el funcionamiento celular. Este mecanismo de termorregulación se basa en la constricción y dilatación de los vasos sanguíneos de la dermis, lo que reduce y aumenta, respectivamente, el flujo sanguíneo para reducir y aumentar la liberación de calor. Por otro lado, el sudor tiene dos utilidades: refresca el cuerpo y elimina sustancias de desecho.

La piel es la primera defensa contra los organismos que pueden resultar nocivos para el cuerpo.

Enfermedades y trastornos del sistema tegumentario humano

Algunas de ellas son:

-Dermatitis atópica. Esta reacción en la piel es hereditaria; el órgano presenta escasez de proteínas. La persona afectada siente comezón y observa agrietamiento y enrojecimiento en ampollas.

-Psoriasis. Es un padecimiento crónico, inflamatorio, en el que aparecen placas rojas con escamas que generan intensa comezón. Esto es debido a que las células de la piel se reproducen con inusitada rapidez.

-Alopecia. Pérdida temporal o permanente del cabello o el vello corporal, en una zona específica o en la mayor parte del cuerpo. Puede ser causada por factores como el estrés, por enfermedades como la tiña, por tratamientos agresivos como la quimioterapia e incluso por lesiones con químicos.