Características del sistema respiratorio humano

Es bien sabido que los seres humanos, al igual que las plantas y los demás animales, necesitan oxígeno de la atmósfera para que sus células, en conjunción con la glucosa, produzcan energía. Sin oxígeno, una persona no puede vivir más allá de unos pocos minutos.

El sistema respiratorio lleva a cabo el proceso de respiración, mediante el cual un individuo obtiene oxígeno. Dado que las personas solo pueden obtener oxígeno naturalmente del aire, cuentan con una serie de estructuras corporales especializadas en la introducción del oxígeno y su aprovechamiento.

El sistema respiratorio lleva a cabo el proceso de respiración, mediante el cual un individuo obtiene oxígeno.

Componentes del sistema respiratorio humano

-Vías aéreas superiores.

Nariz

Es una estructura saliente que consiste en dos fosas nasales, por las que el aire del ambiente entra al cuerpo. Dentro de la nariz se hallan los cornetes, unas proyecciones cubiertas de moco. En adición, la nariz es lubricada por un moco producido en los senos paranasales (cavidades de los huesos de la casa, llenas de aire), los cuales poseen unas cámaras de resonancia que mejoran el sonido de la voz.

La boca funciona también como una vía respiratoria, si bien respirar por la boca no es lo más recomendable debido a que carece de protección ante los microorganismos del ambiente.

Faringe

Conducto que enlaza la cavidad nasal con la laringe.

Laringe

Órgano con forma de tubo que desciende de la faringe y se conecta con la tráquea. Aquí se generan los sonidos del habla, al contener las cuerdas vocales.

sistema-respiratorio-humano

-Vías aéreas inferiores.

Tráquea

Conducto tubular con anillos cartilaginosos conectados por músculos que permiten su contracción. Durante la respiración, la tráquea se mantiene abierta para que el aire pueda entrar a los pulmones.

Pulmones

Todo mundo tiene dos pulmones, uno derecho y otro izquierdo, en el interior de la caja torácica. Son los órganos principales del sistema respiratorio ya que contienen las estructuras en donde se realiza el intercambio gaseoso.

Bronquios y bronquiolos

Los bronquios son tubos que abarcan desde la tráquea hasta uno de los pulmones. Los bronquiolos se derivan de los bronquios y en conjunto forman el árbol bronquial. En los extremos de los bronquiolos se encuentran los alvéolos, una especie de sacos de unos 0.2 milímetros de diámetro, en donde ocurre el intercambio gaseoso.

Todos los alvéolos cubren una superficie de hasta 70 metros cuadrados. ¿Te imaginas eso en tu cuerpo?

Funcionamiento del sistema respiratorio humano

El proceso de respiración tiene dos fases: inhalación y exhalación, o en términos más simples, la entrada y salida de aire de los pulmones. Diversos músculos de cuello, tórax y abdomen participan en el proceso, y logran que el volumen de la caja torácica aumente o regrese a su nivel original. Por ejemplo, los músculos intercostales se contraen para que la caja torácica se expanda, y se relajan para permitir que esta se reduzca. En adición, el diafragma también se contrae durante la inhalación para permitir el aumento del volumen del pecho, y se relaja para producir el efecto contrario.

El proceso de respiración tiene dos fases: inhalación y exhalación, o en términos más simples, la entrada y salida de aire de los pulmones.

La respiración ocurre del siguiente modo:

1.-El individuo inhala aire del ambiente, por lo que su caja torácica se ensancha. El aire entra por la nariz, donde el vello nasal y el moco atrapan las partículas extrañas: microbios, polvo y sustancias que pueden resultar nocivas.

2.-A su paso por los cornetes, los nervios de estos perciben la temperatura del aire y normalmente lo calientan y humidifican para que sea transportado con una temperatura cálida a las siguientes estructuras.

3.-El aire viaja a través de la faringe y después pasa a la laringe. Como las cuerdas vocales están abiertas, no se genera vibración ni sonido alguno.

4.-El aire es conducido por la tráquea y después a uno de los dos bronquios que llevan a los pulmones.

5.-El aire llega hasta los bronquios y de ahí hasta los bronquiolos, que terminan en unos sacos llamados alvéolos.

6.-Los alvéolos están rodeados de numerosos capilares conectados con el corazón. En este punto sucede algo muy importante: el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. El oxígeno pasa a través de la membrana respiratoria y se adhiere a los glóbulos rojos de la sangre de los capilares. En tanto, los capilares liberan dióxido de carbono que pasa en el aire de los alvéolos. La sangre oxigenada regresa al corazón y la sangre desoxigenada vuelve al corazón por la vena cava inferior.

7.-El dióxido de carbono se elimina del organismo por medio de la exhalación.

Datos en Vídeo

Enfermedades y trastornos del sistema respiratorio humano

-Bronquitis. Es la inflamación de los bronquios. Cuando es de corta duración se le denomina bronquitis aguda, pero si persiste durante mucho tiempo se habla de bronquitis crónica. Puede causar tos, mucosidad excesiva y hasta obstrucción de las vías aéreas.

-Neumonía. Consiste en la inflamación de los alvéolos debido a una infección por bacterias, virus u hongos, una lesión o un agente químico nocivo. Se produce un fluido que contiene leucocitos que matan a las bacterias, pero al mismo tiempo, este fluido limita la absorción de oxígeno. Conlleva tos, dificultad para respirar y fiebre.

-Enfisema pulmonar. Las paredes de los sacos alveolares se dañan, lo que impide el suministro de oxígeno. Causa dificultad para respirar y tos. Es más común en personas que abusan del tabaco.

enfermedades-respiratorias