Características del sistema reproductor

La reproducción es una de las funciones características de todo ser vivo pues permite la perpetuación de las especies. Cada sistema reproductor cuenta con órganos adaptados para la creación de nueva vida, sea ésta animal, vegetal o de cualquier organismo.

Por supuesto, los sistemas reproductores pertenecen a los organismos más complejos como los animales vertebrados, los seres humanos y las plantas superiores. Un sistema reproductor está presente en seres pluricelulares que se reproducen sexualmente.

Cada sistema reproductor cuenta con órganos adaptados para la creación de nueva vida de cualquier organismo.

La complejidad del sistema reproductor de un ser vivo está en concordancia con sus necesidades, su entorno y otros factores. Por ejemplo, algunas plantas se reproducen por medio de esporas, pero la reproducción sexual es un hecho en las plantas con flor, semilla y fruto.

En este sentido, el sistema reproductor de seres humanos es uno de los más complejos y está formado por los órganos y tejidos implicados en la síntesis de las hormonas sexuales y en la reproducción. Este sistema fabrica las células reproductoras llamadas gametos: óvulos femeninos y espermatozoides masculinos. A partir de la unión de un óvulo y un espermatozoide comienza el desarrollo de un bebé.

El hombre únicamente puede reproducirse naturalmente de forma sexual, pues no existe otro mecanismo para generar un nuevo ser humano. Hombre y mujer poseen órganos especializados que difieren según su función.

Partes más importantes del sistema reproductor humano

Los principales órganos del sistema reproductor femenino son internos, es decir, se encuentran dentro del cuerpo y no son visibles externamente. Están adecuados para el coito, la fecundación, el embarazo y el parto.

Las mujeres poseen los siguientes órganos:

-Ovarios. Son dos estructuras de forma ovalada localizados en la zona inferior de la cavidad abdominal. Producen las hormonas sexuales y las células reproductoras femeninas.

-Trompas de Falopio. Se trata de dos órganos con forma de tubo que conectan los ovarios con el útero. Cuando un óvulo es liberado se mueve desde los ovarios a través de la Trompa de Falopio hasta el útero.

-Útero. También llamado matriz, es un órgano muscular hueco ubicado en la pelvis. Está revestido por una capa de mucosa llamada endometrio y se encarga de albergar el feto durante el período de embarazo.

Aparato reproductor de los seres vivos

Aparato reproductor femenino: 1. Vagina – 2. Cérvix – 3. Útero – 4. Endometrio – 5. Ligamento ovárico – 6. Ovario – 7. Fimbrias – 8. Trompas de Falopio

-Vagina. Conducto que mide de 8 a 12 centímetros de longitud, cuyas funciones son: recibir al pene durante el coito y servir como canal de salida del bebé durante el parto.

En los varones, los siguientes órganos son los más importantes:

-Próstata. Pequeño órgano que produce un líquido necesario para la nutrición y supervivencia de los espermatozoides.

-Conductos deferentes. Estos tubos son la continuación de los epidídimos. Transportan el esperma con los espermatozoides hacia la uretra.

-Epidídimos. Son estructuras tubulares que se encuentran en la parte superior y posterior de los testículos. Recogen y almacenan el esperma, conduciéndolo hacia los conductos deferentes.

-Testículos. Son glándulas sexuales con forma ovalada envueltos por el escroto, (una capa de piel) que producen las hormonas sexuales y los espermatozoides. La principal hormona masculina es la testosterona.

-Pene. Órgano externo con forma cilíndrica. Durante la excitación sexual, el tejido se llena de sangre y se origina una erección, tras lo cual se hace posible el coito. Durante la expulsión del esperma se liberan los espermatozoides a través de la uretra que se encuentra en el pene.

Sistema reproductor en animales

En los animales pluricelulares los machos y las hembras producen espermatozoides y óvulos, respectivamente. Mediante la unión de dos células sexuales o gametos se inicia el desarrollo de un nuevo ser; sin embargo, el mundo animal tiene variadas formas de reproducción a diferencia de los seres humanos.

Los mamíferos se reproducen de la misma manera que el hombre: se realiza una fecundación interna y después de un período de gestación, la hembra da a luz una o más crías que alimenta con leche materna. Las diferencias consisten en el período de gestación, el número de crías, la duración del tiempo de amamantamiento y otros detalles.

Las únicas hembras del mundo animal que poseen dos vaginas pertenecen al grupo de los marsupiales.

Todos los animales vertebrados poseen un sistema reproductor generador de gametos que en las hembras son conducidos a través de un oviducto que tiene salida hacia un órgano llamado cloaca o vagina. Las únicas hembras del mundo animal que poseen dos vaginas pertenecen al grupo de los marsupiales. Los machos pueden tener un pene o algún otro órgano copulador; en el caso de los condrictios como los tiburones se presentan unos órganos llamados cláspers.

Sistema reproductor de los animales

Cláspers de tiburón aleta negra, Carcharhinus brevipinna. / Fotografía tomada por Jean-Lou Justine.

Sólo los mamíferos poseen útero y vagina. Los animales ovíparos poseen cloaca (hembras) y órgano copulador (machos) pero no todos realizan una fecundación interna como los mamíferos. Algunos liberan sus huevos en el agua o en alguna estructura fuera de su cuerpo y los machos se encargan de fertilizarlos.

Sistema reproductor en plantas

Las plantas superiores se reproducen sexualmente y la fecundación tiene lugar en las flores. Los órganos reproductores masculinos conforman el androceo y los órganos reproductores femeninos constituyen el gineceo. Las plantas femeninas producen gametos llamados oosferas y los masculinos producen gametos que reciben el nombre de anterozoides. Éstos se forman en los granos de polen, mientras que las oosferas se forman dentro del óvulo, mismo que se encuentra contenido en el ovario.

Los estambres de las flores son los que producen los granos de polen. Para que la fecundación pueda llevarse a cabo, el anterozoide tiene que ser transportado hasta la oosfera, a menudo ayudado por un insecto u otro animal. La fecundación, llamada polinización, es interna. En ocasiones la polinización es llevada a cabo por acción del viento o el agua.

Las flores de las gimnospermas, menos vistosas, normalmente poseen flores con órganos reproductores masculinos y femeninos capaces de generar gametos de ambos géneros.