Características del sistema nervioso

El sistema nervioso no es más que un sistema de comunicación entre las células de un organismo. Se conforma por una extensa red de células denominadas neuronas, las cuales transmiten información entre sí por medio de impulsos o señales eléctricas.

Animales y seres humanos cuentan con un sistema nervioso central y un sistema nervioso periférico. El sistema nervioso central se constituye por el cerebro y la médula espinal. Cuando las células receptoras que se encuentran en los órganos de los sentidos captan un estímulo, envían impulsos a unas neuronas para qué estas lleven el mensaje al sistema nervioso central. Éste procesa la información y envía impulsos a los efectores, que son las partes corporales que producen una respuesta.

Las neuronas son una extensa red de células que se transmiten información entre sí por medio de impulsos o señales eléctricas.

El sistema nervioso periférico, como su nombre indica, se compone de neuronas motoras y sensoriales que recorren todo el cuerpo. Las neuronas del sistema nervioso periférico se encargan de conducir los impulsos eléctricos desde las células receptoras hasta el sistema nervioso central y de transportar los impulsos que emanan del cerebro (sistema nervioso central) hasta los efectores, para que se produzca una reacción. Las conexiones entre cada neurona se llaman sinapsis.

Un proceso particular es el acto reflejo, cuando lo que se necesita son reacciones rápidas no procesadas por el cerebro. Por ejemplo, cuando cae cera caliente a tu mano no te preguntas si debes quitarla o no, ¿cierto? Rápidamente retiras la mano porque si esperaras más tiempo correrías el riesgo de quemarte severamente. Entonces, cuando las células receptoras de la mano detectan un cambio repentino de temperatura, esto es, el calor intenso, las neuronas sensoriales envían la señal a las neuronas motoras, las cuales a su vez envían la señal a un efector, la parte del cuerpo que reacciona. En tu caso serían las células de la mano, por lo que a continuación la retirarías.

Partes del sistema nervioso humano

Cerebro. Es el órgano encargado de integrar las percepciones sensoriales, generar los impulsos de los movimientos voluntarios y realizar funciones cognitivas.

Médula espinal. Este órgano de unos 45 centímetros de longitud se ubica a lo largo de la columna vertebral y conecta el encéfalo con los nervios que se encuentran diseminados por los tejidos corporales.

Estructura de una neurona humana

Tronco encefálico. Conecta el cerebro con la médula espinal. Permite la realización de funciones automáticas.

Cerebelo. Se sitúa en la zona posterior del cerebro y está relacionado con funciones nerviosas básicas como el equilibrio y postura, el tono muscular, la orientación espacial y la coordinación de movimientos automatizados.

Neuronas. Son las principales células del sistema y se ocupan de recibir, procesar y enviar información en forma de impulsos nerviosos. Se caracterizan por su forma poligonal central y por las prolongaciones que emanan de ésta.

Existe otro tipo de células que se llaman glía, implicadas en la nutrición y defensa del sistema.

Sistema nervioso en animales

Los invertebrados sencillos como los platelmintos y los invertebrados complejos como los cangrejos poseen un sistema nervioso, pero por lo general se encuentra desarrollado de una forma más simple que en el caso de los mamíferos o animales complejos. Las esponjas no tienen ningún nervio y las medusas sólo cuentan con una simple red nerviosa ya que están desprovistas de cerebro.

El sistema nervioso de los animales siempre está activo en tanto éstos se desplazan, ven, oyen y perciben su entorno. Mediante impulsos eléctricos o señales nerviosas intercede en sus sentidos, sus reacciones, sus instintos, su memoria y su aprendizaje. En la mayoría de ellos se encuentra ramificado por todas partes del cuerpo y puede confluir en el cerebro o en varios lugares, formando ganglios.

Las neuronas son las células básicas del sistema nervioso animal y en algunas especies transportan señales a una velocidad superior de 100 metros sobre segundo. Liberan neurotransmisores que viajan por sus ramificaciones y atraviesan los espacios vacíos que existen entre cada neurona.

El sistema nervioso central de los animales vertebrados está conformado por un cerebro, la médula espinal y ramificaciones que forman el sistema nervioso periférico. Por su parte, los invertebrados poseen un sistema menos complejo. Algunos como las medusas tienen únicamente una red nerviosa, pero otros como los artrópodos y los moluscos poseen acumulaciones de neuronas llamados ganglios conectados por fibras nerviosas.

Al no poseer un cerebro, las plantas están desprovistas de un sistema nervioso, lo que les impide reaccionar ante el dolor físico.

Sistema nervioso en plantas

Al no poseer un cerebro, las plantas están desprovistas de un sistema nervioso, lo que les impide reaccionar ante el dolor físico pues carecen del receptor del dolor que permite que los impulsos viajen a través de las neuronas hasta el cerebro. Eso sí, las plantas pueden percibir la luz y algunas poseen órganos sensoriales con los que responden a las vibraciones, los olores y a sustancias específicas.

Algunos científicos creen que las plantas son capaces de reaccionar a la información que se encuentra en la luz y de transmitir información de hoja a hoja de manera similar al del sistema nervioso animal. No obstante, hasta ahora no todos los científicos comparten esta visión.

En corto

El cerebro alberga más de 1,000 millones de neuronas.

Un impulso nervioso es una señal eléctrica que viaja a través del axón de la neurona.