Características del sistema digestivo

Todos los días, los seres humanos y los animales consumen sus alimentos mientras que otros organismos efectúan un proceso de obtención de nutrientes. La materia que entra por la boca de los miembros del reino Animalia tiene que pasar por una serie de pasos para ser transformada en sustancias que el cuerpo puede usar para su beneficio. Esto es la digestión.

Y como no puede ser de otra manera, la digestión tiene lugar en el sistema digestivo, el cual está compuesto por varios órganos pero comienza en la boca y finaliza en el ano. Gracias al sistema digestivo las células obtienen nutrientes y se propicia el crecimiento y la obtención de la energía necesaria para realizar otras funciones.

La digestión es la transformación de la materia ingerida en sustancias favorables para el organismo.

El sistema digestivo funciona de la siguiente manera: si tú introduces un trozo de manzana en tu boca, comenzarás a masticarla inmediatamente. Tus dientes cortan y trituran el alimento que manipulas con la lengua, y tu saliva comienza a descomponer las moléculas de la manzana. Lo que tragas es una masa blanda y húmeda llamada bolo alimenticio que pasa por el esófago y llega al estómago. Una vez que se encuentra ahí es digerido por acción del ácido clorhídrico, a la vez que éste mata las sustancias nocivas que acompañaban la comida ingerida. El resultado es una pasta llamada quimo. Al pasar por el intestino delgado, el quimo es absorbido en el torrente sanguíneo y sigue su curso hasta el intestino grueso, donde es absorbido el exceso de agua y la materia se mezcla con células muertas formándose así heces sólidas. Éstas pasan entonces por el recto y serán expulsadas del cuerpo por el ano.

Partes del sistema digestivo humano

-Glándulas salivales. Órganos encargados de la producción y secreción de la saliva. Ésta ayuda a humedecer los alimentos y a descomponer las moléculas grandes por acción de unas enzimas, por lo que después de ser masticada, la comida queda reducida a una masa húmeda y suave.

-Lengua. Órgano alargado compuesto por músculos. Su superficie presenta las papilas gustativas que, al entrar en contacto con el alimento, estimulan la secreción de saliva.

-Faringe. Conducto muscular por el que pasan los alimentos. En la parte trasera de la laringe se encuentra la epiglotis, un órgano que impide el paso del alimento hacia la laringe.

-Esófago. Este conducto largo transporta el bolo alimenticio por medio de contracciones musculares desde la faringe hasta el estómago.

anatomia-estmago-humano

-Estómago. Estructura ancha con forma de saco que mezcla los alimentos con los jugos gástricos con la intención de descomponer la materia alimenticia.

El estómago está revestido por una mucosa y es un órgano muscular, por lo que realiza un proceso de digestión química al secretar sustancias como el ácido clorhídrico y la pepsina, y una digestión mecánica debido a que tritura el alimento para facilitar su descomposición.

-Intestino delgado. Su función es absorber los nutrientes para finalizar el proceso de digestión química. Su mucosa interna cuenta con pliegues y vellosidades que asimilan los nutrientes y éstos pasan al torrente sanguíneo.

-Intestino grueso. Los restos de la materia sin nutrientes pasan a este intestino para que el agua sea absorbida. Se trata del último órgano del tubo digestivo.

-Recto. Es la porción final del intestino grueso, donde se almacenan las heces fecales. Éstas son material de desecho. Se comunica con el exterior del cuerpo a través del ano por donde las heces son evacuadas.

Sistema digestivo en animales

En muchos mamíferos el sistema digestivo es similar al de los seres humanos, con partes comunes como boca, esófago, estómago, intestinos y ano. Su aparato digestivo consiste en un tubo largo retorcido que se extiende hasta una cloaca o ano. En algunos casos, como en el de las aves, se presenta un órgano llamado buche que almacena los alimentos; las aves, algunos invertebrados y peces poseen una cámara muscular llamada molleja que muele la comida después de pasar por la zona estomacal que secreta las sustancias digestivas. Por cierto, la zona estomacal de aves, invertebrados e insectos recibe el nombre de proventrículo.

Sistema digestivo de los animales

Mosquito alimentándose de sangre

Durante la digestión en el estómago, la mucosa estomacal secreta enzimas que actúan sobre los constituyentes del alimento, por ejemplo, las lipasas descomponen las grasas y los ácidos grasos. A deferencia del ser humano, el proceso puede tardar semanas y hasta meses, como en el caso de los animales que tragan enteras a sus presas.

La zona estomacal de aves, invertebrados e insectos recibe el nombre de proventrículo.

Los animales complejos suelen consumir su alimento introduciéndolo por la boca, donde tienen papilas gustativas. No es así para las moscas, las arañas, las estrellas de mar y otros organismos pues llevan a cabo una digestión externa. Antes de ser introducido al cuerpo, el alimento es rociado con los jugos digestivos y esto ocasiona que se transforme en una masa fácil de sorber. Algunos cnidarios, medusas y corales, por su parte, tienen una estructura que sirve a la vez como boca y ano. El alimento pasa por un complejo denominado gastrodermis, donde los nutrientes pasan hacia los tejidos.

El material no digerido puede ser excretado como heces por el ano o ser regurgitado. Animales que realizan regurgitación son las lechuzas, cuyos restos no digeridos se llaman egagrópilas.

Digestión en las plantas

Las plantas fabrican su alimento a partir del agua y los nutrientes que obtiene del suelo y con ayuda del dióxido de carbono y la luz solar por medio de la fotosíntesis. El mundo vegetal carece de un sistema digestivo con órganos como la boca, el estómago y los intestinos, pero posee un mecanismo de asimilación de nutrientes.

Una vez que la planta absorbe agua y sustancias nutritivas por las raíz, éstas se transforman en sustancias asimilables en las hojas por efecto de la fotosíntesis y se esparcen por toda la planta.

En corto

-La digestión mecánica comienza por la boca.