Características del sistema digestivo humano

Como su nombre coloquial sugiere, es el responsable de digerir los alimentos que el ser humano consume. Es un proceso complejo que dura hasta dos días, pero es suficiente para que el alimento ingerido se descomponga y libere nutrientes que son absorbidos por el organismo para su beneficio.

El sistema digestivo consiste en varios órganos que trabajan en el aprovechamiento de los alimentos consumidos.

Componentes del sistema digestivo humano

La comida es esencial para la supervivencia del ser humano, que debe obtenerla a partir de otros seres vivos. En suma, el sistema digestivo consiste en varios órganos que trabajan en el aprovechamiento de los alimentos consumidos. Consta de:

-Tracto gastrointestinal superior. Da inicio en la boca y da paso al esófago, el estómago y el duodeno.

Boca. Contiene las estructuras que permiten introducir, saborear y hacer una primera descomposición de los alimentos: dientes, lengua y glándulas salivales. Los primeros trituran el material, la lengua lo mezcla y lo mueve antes de empujarlo hacia la faringe, y las mencionadas glándulas (parótidas, sublinguales y submandibulares) segregan saliva que disuelve la comida gracias a unas enzimas.

Esófago. Tubo que une la faringe con el estómago.

Estómago. Órgano hueco y amplio entre el esófago y el intestino delgado. Ahí se mezcla el bolo alimenticio con los jugos digestivos.

Duodeno. Primera porción del intestino delgado.

-Tracto gastrointestinal inferior. El tracto gastrointestinal continúa en la mayor parte del intestino delgado, en el intestino grueso y en el recto. Finaliza en el ano.

Intestino delgado. Es la sección más larga del tracto gastrointestinal y donde se produce la absorción de nutrientes.

Intestino grueso. Conducto constituido por colon, ciego y recto, donde se absorbe el agua del material digerido y se procesan los desechos.

Recto. Es la parte final del intestino grueso y se conecta con el ano.

Ano. Orificio por el que se liberan las heces fecales.

Partes del sistema digestivo humano

Además de tracto gastrointestinal, coadyuvan en la digestión los siguientes órganos:

Hígado. Entre las cuantiosas funciones de este órgano, se hallan aquellas que permiten producir bilis, sintetizar proteínas, descomponer grasas, absorber nutrientes y depurar el organismo.

-Páncreas. Segrega jugo pancreático. Además, regula los niveles de azúcar en la sangre.

-Vesícula biliar. Recibe, almacena y concentra la bilis.

Funcionamiento del sistema digestivo humano

El sistema digestivo humano es multifuncional: transporta los alimentos, segrega sustancias digestivas, absorbe nutrientes y elimina desechos.

1.El proceso de digestión comienza en la boca cuando el individuo mastica y traga el alimento. Por acción de las enzimas, el alimento se descompone en partes más pequeñas y se transforma en bolo alimenticio. A partir de entonces el proceso se vuelve involuntario, es decir, el individuo no lo controla.

2.– El bolo pasa por la faringe y el esófago, cuyos músculos lo hacen llegar hasta el estómago.

3.– Una vez en la cavidad estomacal, el bolo se mezcla con los jugos digestivos que emanan de la mucosa estomacal. El material se descompone física (por los movimientos) y químicamente (como resultado de los jugos gástricos, plenos de ácido clorhídrico y pepsina). Las enzimas transforman el bolo en un semilíquido llamado quimo que desciende hacia el duodeno.

El bolo puede pasar en el estómago hasta unas 3 horas.

4.-En el duodeno se libera un moco que protege sus paredes del ácido del quimo. Este se mezcla con enzimas procedentes del páncreas y con la bilis producida por el hígado.

5.– El material es conducido hacia el resto del intestino delgado y la sangre absorbe los nutrientes. La bilis ayuda a digerir las grasas, y el jugo pancreático segrega enzimas digestivas. En este punto termina el proceso de digestión.

Partes del colon humano

6.– El material sin nutrientes pasa al intestino grueso. En el ciego se recibe el material y de ahí pasa al colon, donde el agua se absorbe y el material se mezcla con millones de bacterias inofensivas así como células muertas, lo que forma las heces fecales.

En la etapa de segmentación, bandas de músculo del colon se contraen de forma longitudinal y separan las heces. La segunda etapa se caracteriza por contracciones peristálticas que empujan las heces hacia adelante. En la tercera etapa se producen ondas peristálticas que impulsan las heces hacia el recto.

7.– Las heces llegan hasta el recto, donde se almacenan para su expulsión.

8.– El ensanchamiento de las paredes del recto activa receptores que envía señales a la médula espinal, cuyas señales motoras ordenan la contracción de las paredes rectales para la liberación del material. Finalmente, las heces fecales se expulsan por el ano.

El sistema digestivo humano es multifuncional: transporta los alimentos, segrega sustancias digestivas, absorbe nutrientes y elimina desechos.

Enfermedades y trastornos del sistema digestivo humano

-Gastritis. Es ocasionada por la inflamación de la mucosa gástrica, lo que genera dolor en la parte superior del abdomen, vómitos, náuseas, mareos y distensión abdominal.

-Síndrome del intestino irritable. Este trastorno crónico de causas poco claras afecta la función de los intestinos. Produce gases, distensión abdominal y cambios en la frecuencia de las deposiciones y en el aspecto de las heces.

-Colitis ulcerosa. La mucosa del colon y del recto se inflama, en consecuencia, aparecen úlceras con sangre y pus. El afectado tiene diarreas, dolores abdominales y pérdida de peso.

-Enfermedad de Crohn. Enfermedad autoinmunitaria producida por el ataque del sistema inmunitario al intestino de un mismo individuo. Una o más porciones del tracto digestivo se inflaman, hecho que puede ocasionar obstrucción intestinal, diarrea, dolor abdominal, anemia, pérdida de apetito y otras consecuencias.