Características

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) de origen bacteriano y ha afectado a millones de personas desde hace miles de años. Siglos atrás produjo epidemias de gran alcance, y antes del desarrollo de los antibióticos era un padecimiento que casi siempre llevaba a severas complicaciones y la muerte. Hoy en día el número de muertes por sífilis es muy reducido, gracias a los tratamientos médicos que atacan la bacteria responsable.

Esta infección se desarrolla en 4 etapas. La primera es reconocible por una llaga y la segunda se manifiesta por múltiples síntomas. La etapa latente puede durar varios años sin desarrollar síntomas, pero si no se trata, la persona pasa a la etapa terciaria, la más grave y en la que muestra graves consecuencias que no tienen remedio.

Esta infección se desarrolla en 4 etapas: sífilis primaria, sífilis secundaria, sífilis latente y sífilis terciaria.

Síntomas

  • Sífilis primaria

-Aparición de una úlcera redonda e indolora, similar a una herida abierta, llamada chancro, en el sitio por donde entró la bacteria. Generalmente aparece unas 3 semanas después de la infección y puede curarse por sí sola en unas 6 semanas. Algunas personas desarrollan más de un chancro.

-Inflamación de ganglios linfáticos.

  • Sífilis secundaria

-Erupción (unas 2-10 semanas después de la aparición del chancro) en la piel sin comezón que puede aparecer en palmas de las manos, plantas de los pies y otras pequeñas áreas del cuerpo, aunque también puede extenderse a gran parte de este.

-Fatiga.

-Dolor de garganta.

-Dolor de cabeza.

-Inflamación de ganglios linfáticos.

-Fiebre.

-Dolor en las articulaciones.

-Llagas en la boca y los genitales.

-Pérdida de cabello.

  • Sífilis latente

-Los síntomas desaparecen, pero la bacteria sigue en el cuerpo y el afectado es capaz de transmitir la bacteria a otra persona. Si no se trata, la bacteria se activa eventualmente y la infección pasa a la siguiente etapa.

Un 15 por ciento de las personas con sífilis no tratada avanzan a la sífilis terciaria, alrededor de 10-20 años después de la infección.

  • Sífilis terciaria

-Ceguera.

-Sordera.

-Pérdida de memoria.

-Problemas neurológicos.

-Enfermedades del corazón.

-Pérdida de coordinación.

-Erupciones en la piel.

-Parálisis muscular.

Síntomas de la sífilis.

Treponema pállidum, responsable de causar sífilis. / Fotografía de CDC: Dr. David Cox.

Factores de riesgo

-Mantener relaciones sexuales sin condón. Esto incluye sexo vaginal, anal y oral.

-Estar infectado con el virus del VIH.

-Practicar sexo con varias parejas. Es cierto que esto no garantiza la transmisión de la enfermedad, pero el riesgo aumenta, sobre todo si se realiza sin condón.

-Tener relaciones sexuales homosexuales.

Causas

El microorganismo responsable de ocasionar sífilis es una bacteria espiroqueta: Treponema pallidum. La infección puede ser:

-Congénita. Es aquella transmitida de madre a hijo durante el embarazo (por la placenta) o el parto. Muchos de los recién nacidos con sífilis congénita tienen síntomas inmediatamente, pero otros pueden tener problemas más graves.

-Adquirida. Se obtiene cuando una persona infectada transmite a otra la bacteria por vía sexual. Los chancros están llenos de bacterias, y las llagas alcanzan zonas de los genitales que no están muy visibles, como la vagina, por lo que la enfermedad no siempre es evidente.

Treponema pallidum entra en el cuerpo a través de las membranas mucosas, pequeños cortes o abrasiones de la piel y, en casos raros, por contacto directo con una lesión en contextos no sexuales, por ejemplo, por un beso. Puede transmitirse durante la primera y segunda etapa, y a veces durante la latente. No se contagia por compartir utensilios de cocina, o usar el mismo inodoro, bañera y objetos del enfermo, como tampoco por estar en una misma piscina o jacuzzi.

Complicaciones

Resulta una enfermedad delicada durante el embarazo, ya que el bebé puede infectarse y padecer malformaciones.

La sífilis es muy peligrosa cuando no es tratada. Durante la etapa terciaria se producen problemas graves e irreversibles que implican partes del cuerpo tan importantes como los ojos y los oídos. Una persona puede desarrollar unos pequeños tumores en la piel, el hígado u otro órgano, pero también problemas del sistema nervioso como meningitis, demencia, sordera y ceguera y problemas cardiovasculares como un aneurisma e inflamación de la aorta. Resulta una enfermedad especialmente delicada durante el embarazo, ya que el bebé puede infectarse y padecer malformaciones.

La enfermedad también aumenta el riesgo de infección por el virus del VIH. En algunos casos, la sífilis produce la muerte.

Características de la sífilis.

Sífilis secundaria con una erupción en las palmas de las manos. / Fotografía de CDC: Robert Sumpter.

Diagnóstico

El mejor método para prevenir la enfermedad es el uso de condón durante las prácticas sexuales.

Ante la aparición del chancro, o preferiblemente tras sostener relaciones sexuales sin condón, se recomienda acudir al médico para descartar la enfermedad. Esta se diagnostica mediante a) análisis de sangre que buscan los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario para combatir la infección, b) análisis de la secreción de las llagas para detectar las bacterias o c) análisis del líquido cefalorraquídeo por punción lumbar, realizado cuando el médico sospecha que puede haber complicaciones del sistema nervioso.

Tratamiento

La sífilis es fácil de curar durante la primera etapa e incluso durante la segunda mediante antibióticos que erradican las bacterias del cuerpo. Generalmente se inyecta penicilina, o  bien, se toma otro tipo de antibiótico por vía oral, pero el medicamento también puede ser administrado por la venas. Los síntomas de la sífilis en la etapa terciaria no se revierten o “curan”. El mejor método para prevenir la enfermedad es el uso de condón durante las prácticas sexuales.